Inicio Nacionales El dólar roza los $45 y en el mercado piden al Gobierno...

El dólar roza los $45 y en el mercado piden al Gobierno adelantar ventas del Tesoro

156
0

09:00 – El dólar aceleró ayer su carrera alcista, lo que lo llevó a cerrar cerca de los $45 (quedó a $44,92 promedio para la venta al público), al cabo de una jornada que dejó otro dato inquietante: tuvo el mayor volumen de operaciones del mes, lo que indica que el mercado comienza a interpretar que puede seguir al alza en el corto plazo.

Por: Javier Blanco

«Hay que entender que estas cosas pueden pasar», había dicho por la mañana el presidente Mauricio Macri desde Córdoba, donde inauguró el Congreso de la Lengua, al ser consultado sobre el sostenido aumento del billete. «Todas las monedas están depreciándose», explicó antes de sugerir que el salto del dólar bien puede ser transitorio porque «el país ya produce los dólares que necesita» y cuenta hoy «con una política monetaria seria». «Con la entrada de la cosecha y los dólares que nos envía el FMI tendremos una cuenta corriente equilibrada», insistió.

Aludía a un inicio de jornada que se había revelado complejo para las monedas y el riesgo de los países emergentes en general, al recrudecer los temores sobre un enfriamiento de la economía mundial. Esto quedó a la vista al profundizarse la pendiente de la curva invertida que dibujan desde hace una semana las tasas de rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos: ya rinden más los títulos que vencen a tres meses (2,42% anual) que los que caducan en 10 años (2,37%).

Sin embargo, mientras el resto de las monedas (a excepción del real, que cayó 2,2%) morigeró ese impacto con el correr del día, el peso no logró recuperarse (se hundió otro 3%), con lo que amplió su caída al 12% en lo que va del mes y al 16,5% en el año, lo que lo lleva a liderar el ranking mundial de devaluaciones.

Los analistas advierten que la dinámica en que vuelve a ingresar la plaza cambiaria local es muy riesgosa para una economía debilitada, con mecanismos indexatorios muy ligados a la variación del dólar y una importante cuota de inercia inflacionaria.

Por esta razón, son cada vez más los que se atreven a sugerirle al Gobierno que apure una negociación con el FMI para poder iniciar cuanto antes las subastas oficiales de divisas, anunciadas para mediados de abril. «Ese plazo hoy se ve muy lejano. En este momento me temo que se necesita algo adicional, y creo que ese adicional es mostrar los dólares ya. Es lo único que puede calmar al mercado y generar las condiciones para que comience a repuntar la oferta privada», sugiere el economista Norberto Sosa, director de Invertir en Bolsa (IEB).

«El Banco Central debería poder intervenir para evitar fluctuaciones de corto plazo, especialmente si los montos necesarios son chicos», había recomendado anteayer el economista y consultor Miguel Kiguel.

El dato que inquieta a analistas y operadores es el salto del 31,5% que mostró el volumen operado de contado (de US$648,5 millones a US$852 millones) en la plaza cambiaria de una jornada a otra pese al ajustado nivel de oferta monetaria con que se maneja la economía.

El repunte de la demanda está concentrado hasta ahora en empresas y grandes fondos. «Se comenta que hay inversores de afuera apurando el desarme de inversiones, al crecer la desconfianza con el rumbo de la economía y la incertidumbre política. Se nota, porque los más activos son los bancos extranjeros con que habitualmente operan», comentó un experimentado agente de mercado.

Suba moderada de tasas

«Lo malo de todo esto es que entramos en una nueva pulseada entre el mercado y el BCRA», evaluó el economista Miguel Zielonka, de Econviews.

«El desbalance de mercado resurge por una demanda de dólares que se mantiene estable en un nivel más alto que en meses anteriores, mientras que la oferta es inestable. El aporte estacional del agro y la oferta del Tesoro deberían calmar la situación», evaluó Hernán del Villar, de Alpha.

El problema que observan otros analistas es que un dólar con clara tendencia alcista siempre da un empujón extra a la demanda, a la vez que desalienta a quienes tienen dólares para vender, que creen estar ante una oportunidad inmejorable de hacerlos rendir mejor. Y que la estrategia de subir las tasas para aumentar el premio a los que se mantengan en pesos ya se ve agotada.

«La política de contracción monetaria y el aumento de tasas llegaron a su límite. Llevar la tasa más arriba es aceptar disminuir la probabilidad de una reactivación, lo que aumenta la incertidumbre política y -por esa vía- genera mayor nivel de cobertura porque, además, su traslado a inversores y ahorristas no se verificó», apunta Sosa.

El analista explica que «al ser la tasa un componente más en la estructura de formación de costos de las empresas, su aumento sostenido hace crecer las expectativas de inflación y, en paralelo, de devaluación».

El Banco Central parece haber tomado nota de esta realidad dado que moderó la restricciones de liquidez en las últimas jornadas (favoreció la inyección de unos $41.000 millones en tres días), para moderar los ajustes al alza en la tasa de referencia, que subió apenas dos puntos en cuatro ruedas (quedó al 67,76% nominal promedio ayer), cuando venía subiendo a razón de un punto por día desde comienzos de mes. (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here