Inicio Política Massa llamó a la oposición a unirse para enfrentar a Macri

Massa llamó a la oposición a unirse para enfrentar a Macri

182
1

09:30 – Con una invitación a «los políticos de todas las fuerzas, sin exclusiones», el pedido para que Cambiemos «no robe la esperanza a los millones de argentinos que se sienten derrotados» y la promesa de liderar «un país de laburantes, no de especuladores», Sergio Massa presentó ayer «diez compromisos para la transformación de la Argentina», las propuestas troncales con las que quiere dar la pelea en las PASO presidenciales.

«¡Pongamos de pie a la Argentina que Macri puso de rodillas!», fueron las palabras que eligió para el cierre del encuentro, en el Pabellón Frers de la Rural, en Palermo, e incluyó una suerte de mea culpa proselitista: «Aprendí de mis errores. Mi soberbia me llevó a creer que los votos eran un cheque en blanco. Quiero pedirles disculpas a todos aquellos que se sintieron decepcionados. Hoy siento que maduré y que estoy en mejores condiciones que nunca para liderar un país».

El discurso de Massa estuvo regado de duros cuestionamientos al gobierno de Mauricio Macri y ninguna alusión a Cristina Kirchner . Lo que se destacó, sin embargo, fue el mensaje entre dientes que le envió a Roberto Lavagna , el hombre que pide clausurar las PASO y ser candidato único de un espacio más amplio que Alternativa Federal.

En diálogo tácito con el economista, Massa le pidió «hacer crecer Alternativa Federal», pero a través de las PASO. «Yo voy a estar donde me pongan los votos. Si me toca liderar, lo haré con humildad y entereza. Y si me toca acompañar, lo haré con entrega», prometió.

Desde temprano, la duda instalada en el predio de Palermo giraba en torno a la presencia o ausencia del diputado Marco Lavagna, por su doble condición de referente porteño del Frente Renovador y mano derecha de Massa en las negociaciones económicas en el Congreso, a la vez que hijo de Roberto Lavagna.

La llegada de Marco Lavagna fue registrada en la pantalla central, así como las conversaciones y saludos con sus pares Graciela Camaño, Diego Bossio y Raúl Pérez. Pero la pregunta por los vaivenes de su padre empieza a generar urticaria en el Frente Renovador.

El discurso de Massa, modulado desde un teleprompter, tuvo un duro prólogo dedicado exclusivamente al Presidente: «El Gobierno llegó diciendo que el problema son los argentinos, la Argentina; les echan la culpa a los atajos y se lavan las manos. Se hacen los tristes. Esa es su nueva estrategia. El problema no es la Argentina, el problema es Macri y el camino que eligió para la Argentina. Una Argentina para muy poquitos. Fracasó Macri, no la Argentina».

Lo que siguió fue la enumeración de los diez compromisos, acompañados por una o dos propuestas de Massa. Detrás vinieron los dardos. Habló, por ejemplo, de «funcionarios» que hacen negocios en Miami con el Fondo de Garantías de la Anses, «ministros que se disfrazan de fajina mientras los argentinos viven con miedo» y de quienes usan «los servicios de inteligencia para acumular poder político y perseguir a los que piensan distinto».

Prometió «una profunda reforma» productiva con reducción de impuestos. «Y algunos me van a preguntar cómo: planteando una negociación con el FMI donde dejemos claro que los muertos no pagan», dijo Massa, en un guiño al latiguillo usado por Néstor Kirchner .

«Hoy tenemos un gobierno insensible, que maltrata a los jubilados. Hoy se cobra la jubilación más baja de los últimos diez años», siguió Massa, al plantear que jueces y fiscales rindan examen cada cinco años «sobre su trabajo, su patrimonio, su estado psíquico».

El cierre tuvo a Macri, nuevamente, como destinatario. «Jugaron a la grieta política y la llenaron de pobres», dijo, y apeló a una frase que promete ser repetida durante la campaña: «Para que la Argentina vuelva a crecer con trabajo, a los que tenemos que dejar sin trabajo es a ellos, a los que nos gobiernan». (La Nación)

1 Comentario

Responder a Juan Pablo Cancelar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here