Inicio Política Avanza una reforma para designar más mujeres juezas

Avanza una reforma para designar más mujeres juezas

300
0

09:00 – Hay consenso en todos los estamentos y bloques políticos del Consejo de la Magistratura para aprobar una reforma que garantiza un cupo femenino en las ternas que se envían al Poder Ejecutivo

Por: Hernán Cappiello

Antes de las vacaciones de invierno se aprobará una norma que impondrá un cupo femenino en las ternas para la designación de mujeres como juezas en los tribunales nacionales y federales. En el Consejo de la Magistratura se discute esta reforma reglamentaria y hay consenso entre los integrantes de todos los estamentos y bloques políticos en que hay una desigualdad que subsanar, sin violar principios constitucionales, según dijeron a LA NACION consejeros y consejeras oficialistas y opositores.

El asunto está en el seno del Consejo desde hace tiempo. La consejera Gabriela Vázquez, jueza de la lista Celeste, había presentado una iniciativa en este sentido. Cuando este año analizaban qué proyectos archivar, la presidenta de la Comisión de Reglamentación, Inés Brizuela y Doria, exhumó el proyecto. Compartió la idea y se sumaron las consejeras Graciela Camaño, Marina Sánchez Herrero y Ada Iturrez de Capellini.

Así, la senadora Brizuela y Doria (Cambiemos-La Rioja) presentó un proyecto de cambio de reglamento del Consejo que retoma el texto de la jueza Vázquez. Propone: «En caso de que las ternas sean conformadas por hombres en su totalidad, se incorpora una postulante mujer siempre que la misma haya obtenido los puntajes reglamentarios mínimos, la entrevista realizada haya sido satisfactoria y la brecha de puntaje con quien integre el tercer lugar de la terna no exceda el 15% de los puntos totales posibles en un concurso».

Este mecanismo ofrece una combinación de género e idoneidad para buscar la paridad a la hora de proponer postulantes, para que el Poder Ejecutivo elija al candidato o candidata cuyo pliego se elevará al Senado.

«El sentido de todo esto es iniciar el debate y avanzar en reformas que permitan equiparar oportunidades para las mujeres en el ingreso a la carrera judicial y que pueda hacerse de manera equitativa», dijo Brizuela y Doria a LA NACION.

El proyecto de Vázquez preveía modificar los jurados, asignar puntos extras por tareas de cuidado y modificar la terna en la entrevista personal, en caso de que solo hubiera hombres, siempre y cuando la brecha de puntaje con quien ocupe el tercer lugar no exceda el 15% de los puntos totales. El proyecto de Brizuela coincide en este aspecto.

La diputada Camaño, en el mismo sentido, propuso que uno de los casos planteados en el examen permita evaluar la perspectiva de género de los postulantes, valorar en particular los cursos al respecto y evaluar si el candidato tiene un «real compromiso con una sociedad igualitaria».

Los consejeros Diego Molea, Marina Sánchez Herrero y Juan Pablo Más Vélez propusieron que el 50% de los aspirantes a jueces provengan de los tribunales nacionales y provinciales y el otro 50% de abogados de la profesión.

Pese a que son mayoría en el Poder Judicial, actualmente las mujeres representan solamente el 28% de los cargos jerárquicos. El sistema judicial argentino está integrado en un 56% por mujeres, pero en los cargos de juezas la representación femenina disminuye hasta el 37,5%, cifra que baja al 25% si se tienen en cuenta los cargos de camaristas en la Justicia Nacional y Federal.

A partir de estas cifras, la Comisión de Reglamentación organizó una audiencia pública, abierta y de debate con diversos actores de todos los sectores, incluida la Asociación de Magistrados y Funcionarios de la Justicia Nacional, que apoyó la idea de encontrar una fórmula que asegure equilibrar la desigualdad.

«Fue fantástico, hubo gran convocatoria y surgieron ideas más de avanzada», señaló Brizuela y Doria. Recordó que se postuló la idea de realizar solo ternas de mujeres para tribunales colegiados en los que no hubiera juezas.

El juez Ricardo Recondo, presidente del Consejo, dijo en ese momento que se trata de «un tema que es reclamado por la sociedad y tan importante para dilucidar con relación a la perspectiva de género».

Brizuela y Doria agregó que «existe una completa coincidencia sobre el tema entre la comisión que presido y todos los integrantes del Consejo, más allá de lógicos matices». También destacó la importancia de avanzar en las herramientas concretas «que permitan dejar atrás tantas desigualdades».

El juez Alberto Lugones, que integra la comisión, se mostró de acuerdo con buscar alguna fórmula para equilibrar los tantos. «Hay que lograr que haya más concursantes mujeres, sobre todo en las ternas del interior del país, ya que en algunas regiones no hay juezas ni camaristas».

Lugones señaló que no puede subirse en el orden de mérito automáticamente a una candidata por ser mujer, porque sería injusto para con el resto, pero indicó que al haber un examen técnico que merece un puntaje y luego una entrevista personal, esto permite manejar cada caso.

Además, se evalúa otorgar puntos en el concurso por el cuidado que realizan las mujeres de su hogar, sus hijos o familiares enfermos.

El diputado Eduardo «Wado» de Pedro, consejero por el Frente para la Victoria, también está de acuerdo en apoyar alguna iniciativa que busque la paridad.

Cerca de Molea se entusiasman y creen que el proyecto puede ver la luz este año. En el despacho de Brizuela y Doria apuestan a que estará aprobado el nuevo reglamento antes de la feria judicial de invierno.

Hay antecedentes de proyectos de ley para facilitar el acceso de las mujeres a la magistratura. De hecho, Elisa Carrió presentó una iniciativa para que «las vacantes que se produzcan a partir de la vigencia de la presente ley, en la Corte Suprema y en cualquier tribunal colegiado, deberán ser cubiertas por mujeres». (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here