Inicio Internacionales Bolsonaro extiende un plan social emblemático del PT

Bolsonaro extiende un plan social emblemático del PT

142
0
Compartir

09:00 – Busca mejorar su imagen tras 100 días en el poder

Por: Alberto Armendáriz

Pese a haber sido un feroz crítico de los planes sociales impulsados durante los gobiernos del izquierdista Partido de los Trabajadores (PT), al cumplir sus primeros 100 días en el poder, el presidente ultraderechista Jair Bolsonaro anunció ayer una ampliación del Bolsa Familia, el programa más emblemático creado durante la gestión de Luiz Inacio Lula da Silva .

Se trata de un guiño hacia las camadas más pobres de la población en medio de una acelerada caída en su popularidad tras un inicio repleto de turbulencias.

“Oficializamos, junto al Ministerio de la Ciudadanía, la creación del aguinaldo para los beneficiarios del Bolsa Familia, recursos oriundos en su gran mayoría de desvíos y recibos indebidos. ¡Gran día!”, celebró en su cuenta de Twitter.

Instituido en 2003 por Lula -a quien Bolsonaro considera su principal antagonista; hoy preso por corrupción-, Bolsa Familia es un programa de transferencia de renta para las familias más pobres que escolarizan a sus hijos y cumplen con los calendarios de vacunación. Actualmente, 14,1 millones de familias reciben las mensualidades del programa, con un promedio de 48 dólares. Los subsidios del Bolsa Familia suman unos 7776 millones de dólares anuales, un poco más del 1% del presupuesto. Con el nuevo “aguinaldo”, que será entregado a fin de año, ese valor aumentará en 674 millones de dólares.

Durante sus años como diputado, Bolsonaro fue un férreo opositor al Bolsa Familia; calificó la medida como “demagógica”, similar a la “compra de votos de los más pobres”, y aseguró que era mentira que hubiese ayudado a reducir la pobreza en el país, aun ante los elogios que recibió de las Naciones Unidas, que lo consideraron “el mayor plan de distribución de renta del mundo”.

Ya como candidato presidencial, durante la campaña electoral del año pasado, se comprometió a respetar el programa y prometió agregarle el “aguinaldo”.

El anuncio del presidente llega con doble intención. Por un lado, pretende mejorar la deteriorada imagen de su gobierno: luego de haber ganado las elecciones con el 55% de los votos, en la última encuesta de Datafolha su gestión fue aprobada como buena o muy buena por el 32% de los brasileños y como regular por el 33%, mientras el 30% la calificó de mala o muy mala.

Por otra parte, el jefe de gabinete de Bolsonaro, Onyx Lorenzoni, condicionó el “aguinaldo” del Bolsa Familia a la aprobación en el Congreso de la ambiciosa propuesta de reforma previsional presentada por el gobierno, con la que se espera detener el creciente déficit del sistema jubilatorio y ahorrar dinero. El proyecto es muy resistido entre la oposición de izquierda, que lo ve como parte de un “cruel ajuste” diseñado por el ministro de Economía, el neoliberal Paulo Guedes.

Bolsonaro aprovechó la conmemoración de sus 100 días en el poder para lanzar otras 18 iniciativas, entre ellas medidas para garantizar la autonomía del Banco Central, desburocratizar la economía, fomentar las inversiones en explotación petrolera, flexibilizar la educación en el hogar y aplicar las multas ambientales en acciones de preservación ecológica. (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here