Inicio Nacionales Tras el corte total a la 9 de Julio, el Gobierno recibe...

Tras el corte total a la 9 de Julio, el Gobierno recibe este viernes a las organizaciones sociales

154
0
Compartir

09:10 – Los grupos piqueteros concentraron frente a Desarrollo Social. Se retoman las negociaciones.

Por: Pablo Maradei

Una nueva pulseada entre el Gobierno y los movimientos sociales, que puso en jaque una vez más y a lo largo de todo el día al ya complicado tráfico del centro porteño, terminó con la promesa oficial de abrir negociaciones este viernes para dar respuesta a los reclamos piqueteros. Al igual que el jueves de la semana pasada hubo amenaza de acampe en plena 9 de Julio; pero sobre las 20 un llamado desde el Ministerio de Desarrollo Social lo desactivó definitivamente. A diferencia del jueves pasado no intervino la Policía con gases y secuestro de las carpas.

En ese llamado, dicen los piqueteros, se les aseguró que se ampliará entre un 40 y un 45 por ciento la cantidad de alimentos que llegan a los comedores. En cambio, el tema del planteo del ajuste de los planes quedó en compás de espera hasta este viernes.

“Hoy estamos cobrando 6.250 pesos y recién para agosto estaremos en los $ 7.500; al ritmo que va la inflación ese aumento quedará pulverizado”, detalló a Clarín Eduardo Billeboni, del Polo Obrero. Agregó: “Hoy la canasta de indigencia está en $8.100; y en agosto puede estar en $10.000”. En definitiva el horizonte que quieren es llegar a los $ 12.000. Y acaso recuperar los 20 puntos perdidos del año pasado.

Otro de los reclamos es por la discontinuidad de planes: los “Cayetanos”, que nuclean a la CTEP, Barrios de Pie y la CCC, acusan una baja “sin justificación” de unos 50.000 planes. Y finalmente el capítulo alimentario: piden por la ley de Emergencia Alimentaria que busca reforzar el presupuesto que se destina a los comedores comunitarios y no que se resuelva por parches.

Desde el Gobierno confirmaron la reunión de este viernes pero aclararon “hace 15 días que nos venimos juntando”. Pero lo que detallan dista mucho de lo que proclaman las organizaciones sociales: “Son problemas muy puntuales que tienen que ver con algunas bajas por temas administrativos como que no está algún certificado del Anses”. Sí reconocieron “demoras en el esquema de alimentos” y aseguraron que “este viernes se resuelve”. Sin embargo, descartaron reabrir programas, que es un pedido del Polo Obrero.

En esta oportunidad, el caos de tránsito arrancó a las 10 de la mañana cuando empezaron a concentrar en el Obelisco Barrios de Pie, la Corriente Clasista Combativa, CTEP, el Frente Darío Santillán y el Frente de Organizaciones en Lucha. Después cortaron el Metrobus y casi toda la traza de la 9 de Julio para luego empezar la marcha hasta la sede principal del Anses, ubicada en la avenida Córdoba al 700. Previo marcharon por la avenida Corrientes para dirigirse a una dependencia de Desarrollo Social que es la que consideran desafectó esos miles de planes sociales, aunque el funcionario ya estaría desafectado de continuar manejando el Salario Social Complementario.

“Hoy volvimos a manifestarnos para reclamar la restitución de los programas laborales dados de baja sin justificación en este contexto de hambre y pobreza”, explicó Gildo Onorato dirigente del Movimiento Evita y de CTEP. Y agregó: “Hay que poner de forma urgente en la agenda parlamentaria la Emergencia Alimentaria; creemos que la situación social será cada vez peor porque el hambre avanza en los barrios sin parar y la única respuesta que tiene Macri es fabricar más pobreza a través de sus pésimas medidas económicas”.

Este grupo -por cierto el que aporta mayor volumen de gente a las movilizaciones en general-, pasadas las 14 horas desconcentró. Pero empezaba la segunda parte de la jornada de reclamos. El Polo Obrero y una extracción de Barrios de Pie hizo la propia y repitió modus operandi del jueves pasado: luego de cortar la avenida Corrientes se encapsularon en la Avenida 9 de Julio y Moreno, a las puertas del Ministerio de Desarrollo Social que conduce Carolina Stanley. Cortaron el Metrobus por más de dos horas bajo amenaza de acampar y pasar la noche en el lugar. A las 20 terminaron levantando.

“Los que de verdad están comprometidos con ayudar a la situación social no extorsionan, no acampan. Se sientan a conversar, a plantear de qué manera salir adelante”, dijeron fuentes oficiales. (Clarín)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here