Inicio Internacionales Tensión en Venezuela: Guaidó llama a un alzamiento militar y del pueblo...

Tensión en Venezuela: Guaidó llama a un alzamiento militar y del pueblo tras la liberación de Leopoldo López

196
0
Compartir

10:00 – Fue un amanecer agitado en Venezuela. Un grupo de militares y guardias nacionales antichavistas liberó hoy al dirigente opositor Leopoldo López de su arresto domiciliario y luego rodeó la base aérea de La Carlota, en Caracas. Desde las puertas de esa sede, el presidente encargado, Juan Guaidó, llamó al pueblo a sumarse al alzamiento militar en un video en el que aparece acompañado por el hasta hoy preso político, mientras que el gobierno de Nicolás Maduro alertó sobre un intento de golpe de Estado.

Por: Daniel Lozano

«El primero de mayo empezó hoy», arengó el líder de la oposición. «Como presidente encargado de Venezuela, convoco a todos los soldados, a todos y toda la familia militar, en el marco de la Constitución, a acompañarnos en esta gesta. El llamado es en este momento, en la sede militar de La Carlota a acompañar este proceso del cese definitivo de la usurpación», añadió el presidente del Parlamento, que había convocado para mañana a una gran manifestación de protesta nacional.

«Ha iniciado la fase definitiva para el cese de la usurpación, la Operación Libertad. He sido liberado por militares a la orden de la Constitución y del Presidente Guaidó. Estoy en la base La Carlota. Todos a movilizarnos. Es hora de conquistar la Libertad», escribió en la misma línea Leopoldo López en Twitter.

Según señaló Guaidó a la agencia Reuters, un decreto de amnistía para liberar algunos presos políticos firmado por él es la explicación por la cual Leopoldo López pudo salir de su prisión domiciliaria.

López estaba preso desde febrero de 2014, acusado por el chavismo de instigación a cometer crímenes e intimidación pública por liderar masivas protestas contra el gobierno. En julio de 2018, pasó al régimen de arresto domiciliario por «problemas de salud».

En su primera reacción a la crisis, Maduro dijo por Twitter que cuenta con la lealtad de los jefes militares y llamó a una movilización popular en su apoyo.

Enfrentamientos

En el alzamiento convocado por Guaidó participan oficiales de Aviación, guardias nacionales y una parte del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) y de la Policía, confirmaron a LA NACION fuentes del equipo.

Por su parte, el vicepresidente del gobierno de Maduro, Jorge Rodríguez, habló de un intento de golpe de Estado.»En estos momentos estamos enfrentando y desactivando a un reducido grupo de efectivos militares traidores que se posicionaron en el Distribuidor Altamira para promover un Golpe de Estado contra la Constitución y la paz de la República», dijo.

Además, realizó un llamado «al pueblo a mantenerse en alerta máxima para, junto a la gloriosa Fuerza Armada Nacional Bolivariana, derrotar el intento de golpe y preservar la paz». En la misma línea, Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela y figura del ala militar del gobierno, convocó a una manifestación al Palacio de Miraflores, sede del gobierno.

Por su parte, el ministro de Defensa, general Vladimir Padrino López, reportó «normalidad» en los cuarteles. La Fuerza Armada «se mantiene firme en defensa de la Constitución Nacional y sus autoridades legítimas», expresó en Twitter, en referencia a Maduro como comandante en jefe.

Según pudo saber LA NACION, a pesar de que los líderes opositores afirmaban estar en la base La Carlota, el video fue grabado en las puertas de la base, junto al Distribuidor Altamira, una bajada de la autopista Francisco Fajardo.

Sin embargo, La Carlota se mantiene bajo el control de los militares leales al gobierno. De hecho, tras la difusión del video lanzaron gases lacrimógenos a los rebeldes desde adentro de la base.

El Distribuidor Altamira se encuentra junto a la base aérea militar La Carlota y en la avenida Libertador, que conduce al Palacio de Miraflores.

Mientras tanto, durante la mañana comenzaron a multiplicarse los reportes de un black out digital, un intento del gobierno por evitar las comunicaciones para organizar protestas. (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here