Inicio Internacionales Detienen en Venezuela al vicepresidente del Parlamento y número dos de Guaidó

Detienen en Venezuela al vicepresidente del Parlamento y número dos de Guaidó

92
0
Compartir

09:00 – Edgar Zambrano fue arrestado por el servicio de Inteligencia y acusado de traición a la patria, igual que otros diez legisladores.

Agentes del temido Servicio Bolivariano de Inteligencia Nacional (SEBIN) detuvo anoche a Edgar Zambrano, vicepresidente primero del Parlamento y número dos de líder opositor Juan Guaidó, acusándolo de “traición a la patria” por haber apoyado el alzamiento militar de la semana pasada.

“Condenamos la detención del diputado Edgar Zambrano. Persecución a diputados y diputadas de la Asamblea Nacional (Parlamento) aumenta la conflictividad”, señaló la ONG Provea, defensora de derechos humanos. «Nicolás Maduro y su cúpula se empeñan en cerrar espacios para una solución a la crisis del país que no aumente el sufrimiento de la población», agregó.

Zambrano fue apresado en la sede del partido opositor Acción Democrática, en un amplio operativo, y su arresto es parte de la ofensiva lanzada por el régimen contra diez legisladores opositores que respaldan el movimiento iniciado por Guaidó.

Para poder detenerlos el gobierno tuvo que quitarle los fueros parlamentarios. De esto se encargó la oficialista Asamblea Nacional Constituyente, un órgano que creó Maduro para vaciar de poder al Parlamento.

A todos se les imputa una larga lista de delitos previstos en la legislación venezolana: “Traición a la patria, conspiración, instigación a la insurrección, rebelión civil, concierto para delinquir, usurpación de funciones, instigación pública a la desobediencia de las leyes y el odio continuada”.

El eje de esta persecución contra los legisladores opositores toma como base para la acusación el hecho de haber respaldado la sublevación de varias decenas de militar el 30 de abril pasado, hecho que se adoptó en conjunto con el lanzamiento por parte del titular del Parlamento, Juan Guaidó, de la “Operación Libertad”, que busca sacar del poder a Maduro.

La oposición esperaba que la insurrección quebrara el apoyo de las Fuerzas Armadas al gobierno de Maduro, pero eso no ocurrió, pese a las manifestaciones populares que lo acompañaron y que fueron brutalmente reprimidas por el régimen, con un saldo de seis muertos y más de 200 detenidos.

Ahora Maduro inició las represalias. No sólo le inició proceso a diez legisladores, y comenzó a detenerlos, sino también apuntó contra los militares. Ayer expulsó de la fuerza y degradó al general de división Manuel Figuera, ex jefe del SEBIN, a cinco tenientes coroneles, cuatro mayores, cuatro capitanes, seis tenientes y 36 sargentos.

Entre los oficiales afectados está el teniente coronel de la Guardia Nacional, Illich Sánchez, quien en los últimos meses tuvo a su cargo la jefatura del comando que da protección a la Asamblea Nacional, controlada por la oposición. Sánchez fue uno de los oficiales que acompañó a Guaidó a las afueras de la base aérea generalísimo Francisco Miranda, donde se dio el alzamiento.

Las autoridades brasileñas confirmaron la semana pasada que 25 militares venezolanos se refugiaron tras el alzamiento en su embajada en Caracas sin ofrecer más detalles.

Hasta el momento el gobierno no ha informado sobre el paradero de los 56 militares rebeldes, mientras que la organización humanitaria local Foro Penal denunció la víspera que permanece desaparecido un grupo de militares que participaron en la sublevación.

La decisión de Maduro es percibida como un intento para frenar nuevos alzamientos y atenuar la crisis política y militar que quedó al descubierto y que parecía haber alcanzado a los altos mandos y algunas figuras del gobierno. (Clarín)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here