Inicio Nacionales Un empresario ligado a Angelici y Muñoz se quedó con otro contrato

Un empresario ligado a Angelici y Muñoz se quedó con otro contrato

246
0

09:00 – A pesar de sus problemas con la Justicia, Gustavo Dorf, el compadre de Daniel Angelici , sumó un nuevo y multimillonario contrato en el área de seguridad en distritos controlados por Cambiemos. Ahora fue el turno del gobierno de Mendoza, que se sumó a la ciudad y a la provincia de Buenos Aires, y le pagará casi $37 millones por 1300 chalecos antibalas.

Por: Hugo Alconada Mon

La orden de compra se firmó el viernes 12 de abril, pero se publicó en el Boletín Oficial mendocino el martes 22; es decir, una semana después de que la Cámara Federal porteña confirmara el procesamiento de Dorf como presunto socio o testaferro del secretario de los Kirchner, Daniel Muñoz , y embargara sus bienes por $432 millones.

Dorf se quedó con la licitación pública provincial 1-018/2018-116 de la mano de Armoring Systems SA, la empresa en que Muñoz controlaba el 50% de las acciones, según confesó su viuda, Carolina Pochetti, porque ni la Justicia Federal ni la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac, ex-Renar) la inhabilitaron para operar.

Así, en libertad y sin un impedimento judicial o administrativo que sacara de carrera a Armoring Systems, Dorf se quedó con la provisión de 1000 chalecos antibalas a Mendoza por $28,4 millones, más la ampliación de esa orden por otros 300 chalecos a un costo de $8,5 millones. Es decir, un total de $36,95 millones.

Dorf logró quedarse con ese contrato a pesar de que no presentó la oferta más barata ni tampoco cumplió con la especificación técnica taxativa que fijó el gobierno mendocino: los chalecos no debían registrar un «trauma» superior a los 25 milímetros ante un disparo con munición calibre 9 milímetros. Registró un trauma de 27,6 milímetros, según consta en el informe oficial al que accedió LA NACION, aunque las autoridades mendocinas indicaron que de todos modos lo escogieron por su mejor «desempeño global».

La orden de compra significó, en la práctica, un triunfo revalidatorio para Dorf tras quedar procesado y embargado en los cuadernos de las coimas, donde también lo señaló el excontador de los Kirchner Víctor Manzanares.

Ante el fiscal federal Carlos Stornelli, Manzanares declaró que Muñoz compró el 50% de Armoring Systems durante el kirchnerismo, que al menos parte de ese pago se bancarizó, que el inmueble donde funciona esa empresa es de la familia del fallecido secretario privado de los Kirchner y que ese activo se llegó a asentar en una declaración tributaria de Franco Muñoz, quien trabaja en Armoring Systems y aún cobra los dividendos.

Sin jamás aludir a los lazos que tejió con Muñoz durante el kirchnerismo, Dorf sí suele ufanarse de sus vínculos con el Gobierno y sus operadores. En particular, con el Tano Angelici, a quien define como su «compadre».

Dorf llega más lejos con sus declaraciones ante empresarios y funcionarios de Cambiemos que dialogaron con LA NACION. «Soy el Lázaro Báez de los chalecos» antibalas, afirmó ante dos interlocutores que así lo recordaron por separado, en alusión a la sintonía excepcional que el dueño de Austral Construcciones mantenía con el gobierno anterior.

LA NACION intentó contactar a Dorf a través de un colaborador, pero no respondió la consulta. Por su parte, Angelici se distanció del empresario. «La relación es a través de su exesposa y mi mujer, que son íntimas amigas y comadres. Por eso alguna vez vacacionamos juntos, pero luego ellos se separaron y dejé de verlo. Nunca tuve una relación de amistad con él ni hago lobby por él ante nadie. Lo veo muy de vez en cuando y sí le he enviado mi camioneta para que la blinde. Pero si está invocando mi nombre, no es el único. Yo tengo claro el rol que cumplo. Soy amigo del Presidente [por Mauricio Macri], pero no hago lobby para nadie», afirmó.

Al igual que Báez, quien se expandió con el ascenso de los Kirchner, Dorf comenzó a dominar el nicho de los autos blindados, armas, chalecos antibalas y otros elementos del área de seguridad con el triunfo nacional de Cambiemos. Y entre los empresarios del sector suele detallar que destina parte de sus ingresos al financiamiento de las campañas de sus candidatos, lo que no consta en los informes que Cambiemos presentó ante la Justicia Electoral, según corroboró LA NACION.

Interesado en distanciarse de Muñoz cuando lo indagó el juez federal Claudio Bonadio, Dorf sostuvo que a Armoring Systems, «lejos de ser beneficiada, le fue muy mal» durante el kirchnerismo, a raíz de las dificultades para importar y del cepo cambiario, y que durante aquellos años no participó en ninguna licitación pública.

Con el triunfo de Cambiemos, completó Dorf ante Bonadio, Armoring Systems comenzó a mejorar, pero por «la liberación de las importaciones», aclaró. «La compañía se transformó en la de mayores ventas de chalecos antibalas en el país», agregó para indicar que desde 2016 se convirtió en proveedor de las policías de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires, Córdoba, Mendoza y San Juan, «alcanzando aproximadamente las 50.000 unidades».

Ahora, a esa enumeración hay que sumar otro contrato con Mendoza. El gobernador Alfredo Cornejo y su ministro de Seguridad, Gianni Venier, firmaron el decreto 679/19 para adjudicarle la licitación a Dorf en desmedro de otros competidores que presentaron ofertas más caras (Fabricaciones Militares y Punto de Impacto SA) o incluso un mejor precio (Sucesión de Cuppari Francisco, con $22,5 millones).

Según explicaron Cornejo y Venier en los considerandos del decreto, optaron por los chalecos de Dorf «por ajustarse a las especificaciones técnicas solicitadas y por adaptarse mejor a las necesidades y funciones del personal policial de Mendoza dado por la experiencia en uso».

En el decreto, no obstante, no consta que los chalecos antibalas de Dorf excedieron el trauma máximo fijado de manera explícita en el pliego licitatorio, requisito que desde el gobierno mendocino relativizaron al igual que su precio, que no fue el más bajo. «Priorizamos salvar vidas por encima de los costos», indicó el titular del Registro Provincial de Armas (Repar), Fabián Moyano, a LA NACION. «A la hora de escoger el mejor chaleco, el nivel de trauma es un factor, pero no el único, para evaluar su funcionalidad, como su peso y flexibilidad». (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here