Inicio Economía y Finanzas El peso y el riesgo argentino se subieron al rebote global

El peso y el riesgo argentino se subieron al rebote global

230
0
Compartir

11:00 – Todos los activos locales aprovecharon el menor temor global al riesgo para recomponer valores

Por: Javier Blanco

El peso, los bonos y las acciones argentinas se subieron ayer al rebote que se anotaron las bolsas, las commodities y los papeles y monedas emergentes, al distenderse el clima financiero global ante señales de continuidad en las duras negociaciones comerciales que llevan adelante Estados Unidos y China, que tienen en vilo a los mercados.

La moneda nacional se revalorizó 0,3% frente al dólar, que cerró a $44,97 y $46,16 para la venta mayorista y minorista, respectivamente, con retrocesos de 13 y 23 centavos en cada caso.

Precisamente, la divisa operó con tendencia a la baja durante toda la jornada y mostró la menor volatilidad en varias semanas, ya que la brecha entre el valor mínimo (de $44,85) y el máximo (de $45,10) que se transó durante el día fue de solo 0,55 por ciento.

Esto se dio en una jornada en la que el volumen operado creció 21% (pasó de US$686 millones a US$830 millones), algo que los operadores vincularon con el impulso a liquidar que tuvieron los exportadores sojeros por la recuperación del 3,3% que se anotó en el día el valor internacional de la soja.

«El dólar resignó parte de la ganancia de anteayer en una rueda de desarrollo tranquilo y con escasa presión sobre los precios, aprovechando el escenario internacional más relajado», señaló Gustavo Quintana, de PR Corredores de Cambio. «El peso se acopló a los movimientos del resto de las monedas emergentes, que recuperaron terreno frente a la dólar», coincidió en describir Fernando Izzo, de ABC Mercado de Cambios.

Este clima generó además las condiciones para que el Banco Central (BCRA) convalidara el octavo recorte a la tasa de interés de referencia (establecida por el precio que paga a los bancos por venderles sus letras de liquidez -Leliq-) a la vez que disponga la segunda inyección de pesos por esta vía (unos $21.000 millones) con lo que devolvió al mercado unos $45.000 millones entre lunes y martes tras haber retirado $128.700 millones en las siete ruedas previas.

En este contexto la tasa de interés interna, que había arrancado el mes al 74,07% nominal anual, ahora se ubica en el 71,63%, es decir 2,44 por debajo, tras otra mínima baja de 12 puntos de ayer respecto de la jornada previa.

Un poco de alivio

Lo más destacado del día fue la recuperación de 1% promedio que se anotaron los bonos soberanos de deuda, aprovechando una menor aversión al riesgo, movimiento que permitió un retroceso del 2% en la tasa de riesgo país, que pasó de 943 a 924 puntos básicos.

El brote de distensión también fue aprovechado por las acciones argentinas que cotizan en Wall Street, algunas de ellas favorecidas por la decisión del MSCI de sumarlas a su índice de mercados emergentes desde el 29 del corriente.

Precisamente todos los componentes de esa lista, conformada por Banco Macro, BBVA Francés, Globant, Grupo Financiero Galicia, Pampa Energía, Telecom, Transportadora de Gas del Sur e YPF (que en conjunto pasarán a tener una ponderación del 0,26% en ese índice), terminaron la jornada con alzas que fueron del 1 al 3,7% y no se descarta que parte de esa mejora derive de recompras que buscaron anticipar el ingreso en ese ponderador que los grandes fondos de inversión suelen replicar al definir sus apuestas en mercados emergentes.

«El rebote fue algo flojo, pero sin duda constituye un alivio», valoró por Twitter el economista Diego Falcone, quien realiza un seguimiento diario de estas variables.

La recomposición externa también generó las condiciones para que la plaza accionaria local recupere 0,65% promedio, según el índice S&P Merval, tras dos ruedas en baja.

«La recuperación vino de la mano de los mercados externos ya que la demanda local sigue deprimida: se negociaron aunque solamente $547 millones, concentrados entre el Grupo Galicia (+1,5%) e YPF (+2,5%) en 25% del volumen total operado en renta variable», explicó Sebastián Cisa, del Grupo SBS. (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here