Inicio Nacionales Una jugada de la Corte deja el juicio a Cristina al borde...

Una jugada de la Corte deja el juicio a Cristina al borde de la suspensión

175
1
Compartir

11:00 – Una sorpresiva jugada de la Corte Suprema de Justicia provocó la virtual suspensión del primer juicio oral y público contra Cristina Kirchner por corrupción, que debía comenzar el martes próximo.

Por: Hernán Cappiello

Los jueces Ricardo Lorenzetti, Elena Highton, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda pidieron al Tribunal Oral Federal Nº 2, que debía hacer el juicio, que le envíe el expediente, que son más de 50 cuerpos, del caso en el que Cristina Kirchner iba a ser juzgada por direccionar las obras públicas santacruceñas en beneficio de Lázaro Báez.

Sin expediente no se puede hacer juicio oral, por lo cual la consecuencia natural es que el proceso ahora se demore. Fuentes del tribunal oral dijeron a LA NACION que el juicio así no puede comenzar.

La decisión provocó indignación en el Gobierno. «Es una inusual decisión política que parece encaminada a asegurar la impunidad», afirmó un alto funcionario, y recordó una medida de la Corte Suprema que demoró el juicio contra Carlos Menem por el pago de sobresueldos.

Cristina Kirchner iba a ser juzgada junto a Julio De Vido, José López, Carlos Kirchner y Lázaro Báez, entre otros que iban a compartir el banquillo de los acusados, una foto que la expresidenta no estaba dispuesta a tolerar en un año electoral.

La defensa había cuestionado en la Corte diversos aspectos del caso, por ejemplo que le habían negado la realización de diversas medidas de prueba, desde la presentación de testigos hasta la realización de un análisis comparativo de las empresas que se beneficiaron con contratos de obras públicas en su gestión en todo el país.

Había dicho además que el caso debía tramitar junto con la demanda civil y no por separado, y que no había motivos para que interviniera en el asunto una sala de Casación diferente de la que estaba actuando. Para el presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, estos asuntos no implicaban sentencia definitiva, es decir que eran asuntos en los que la Corte Suprema de Justicia no debía intervenir.

Sin embargo, sus colegas dijeron que era necesario analizar el asunto y por eso pidieron el expediente al Tribunal Oral Federal Nº 2.

El secretario penal de la Corte, Fernando Arnedo, le envió anoche un oficio al presidente del tribunal a cargo del juicio, Jorge Gorini, y le pidió que mañana a primera hora le envíe la causa.

La falta de expediente impide hacer el juicio, pues en el debate es necesario cotejar las constancias originales, por ejemplo, cuando declara un testigo.

La Corte no tiene tiempos para resolver y puede demorarse meses en sacar una resolución, lo que implica que el juicio oral no se realice la semana próxima. La medida cayó como una bomba nuclear en los tribunales federales de Comodoro Py 2002, donde ya se estaban extrañando ante la tensa calma de estas semanas mientras se acercaba la fecha del juicio.

Los jueces entregarán toda la documentación, aunque el fiscal Diego Luciani prepara algún recurso para evitar que el juicio se suspenda.

La Cámara de Casación había rechazado este martes los planteos de las defensas y había dejado expedito el camino para el juicio oral, incluso confirmando la integración del Tribunal Oral Federal TOF Nº 2, que iba a llevar adelante el proceso.

Con el voto unipersonal del camarista Javier Carbajo, de la Sala IV de la Casación, se decidió no hacer lugar al recurso de queja presentado por la defensa de Julio De Vido, que había cuestionado que el juez Andrés Basso integre el tribunal.

Y la Sala IV en pleno con el voto de Carbajo y de los jueces Mariano Borinsky y Gustavo Hornos declaró inadmisibles los recursos interpuestos contra el rechazo de los planteos de incompetencia, mediante los cuales la expresidenta y Carlos Kirchner (primo de Néstor Kirchner) pretendían llevar la investigación a la Justicia de Río Gallegos. En este caso, el juez Borinsky votó en disidencia.

Pero la Corte entendió que todo esto debía ser revisado junto con los planteos que estaban radicados ya en el tribunal.

Todos estos planteos se podrían haber resuelto en el juicio.

A fines de la semana pasada empezó un movimiento por el cual los recursos comenzaron a ser conversados en la Corte con la idea de tratarlos en el acuerdo de ministros de este martes. Entonces fue cuando Lorenzetti y Rosatti, junto a Highton, dijeron que veían agravioso y que era necesario pedir la causa principal.

Cuando se esperaba que en el acuerdo se resolvieran estos asuntos para despejar el camino al juicio, todo se trabó y pidieron todos los cuerpos del caso. Es inédito que la Corte elija meterse en un tema de fondo en vísperas del inicio del juicio. Fuentes de la Corte dijeron que la presión del kirchnerismo sobre el máximo tribunal terminó de convencer a los jueces.

No pasó inadvertida en Tribunales la presencia de Alberto Fernández, uno de los operadores del kirchnerismo en tribunales desde sus tiempos de funcionario cuando supo pulsear con la Corte por los temas que le interesaban al Gobierno. La foto de este martes de Cristina Kirchner junto al PJ se recreó en Tribunales. (La Nación)

1 Comentario

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here