Inicio Nacionales Las pruebas contra Cristina: sobreprecios del 65%, obras sin finalizar y el...

Las pruebas contra Cristina: sobreprecios del 65%, obras sin finalizar y el destino incierto de $ 46 mil millones

281
0
Compartir

08:30 – Los fiscales Pollicita y Mahiques demostraron que casi el 80 % de las obras para Santa Cruz terminaron en manos del grupo Báez, entre otros privilegios.

Por: Lucía Salinas

Beneficios exclusivos, sobreprecios, direccionamientos de licitaciones, simulación de concursos de precios, falta de controles, defraudación multimillonaria, son algunas de las acusaciones del informe que se convirtieron en la principal prueba contra Cristina Kirchner en la causa que la lleva a su primer juicio oral. La investigación inició por una denuncia de 2016 de la Dirección Nacional de Vialidad y quedó vinculada a la causa que se originó con la histórica presentación de Elisa Carrió, en 2008, donde denunciaba una gran asociación ilícita. A ello se suman los decretos firmados por Cristina para aumentar el presupuesto para la obras en Santa Cruz, entre otras pruebas y sus órdenes para anticipar los pagos al grupo Báez.

La fiscalía a cargo de Gerardo Pollicita con la colaboración de su par Ignacio Mahiques, procedieron al análisis de los expedientes administrativos de las 52 licitaciones adjudicadas al Grupo Austral que “con anuencia de los funcionarios viales introdujo sucesivas y numerosas ampliaciones de plazos y costos»: sobreprecios promedios del 65% y retrasos constantes en los plazos de obra.

El estudio de la fiscalía, que se convirtió en la base principal de la acusación contra Cristina Kirchner, revela por ejemplo que Austral Construcciones, “pasó de tener el capital de $ 12.000 (en el 2003), a poseer activos por más de $ 1.700 millones en 2014”.

Este nivel de incremento patrimonial, experimentó el empresario K, quien a pesar de “no tener trayectoria ni experiencia en la construcción de obra pública, en el año 2003 declaró un patrimonio de $ 1,8 millones y en 2014 poseía ya $ 137 millones”. Hubo más: el fiscal Guillermo Marijuan en el marco del a causa por lavado de dinero, la Ruta del Dinero K, determinó que Báez tiene un patrimonio de 205 millones de dólares en propiedades.

En cuanto a la responsabilidad institucional, los fiscales indicaron que durante el Gobierno kirchnerista, se convirtió a Santa Cruz en la provincia “más beneficiada con obras viales; el 78,3% de los fondos fueron destinados a Báez, a través de 51 contratos ampliado los montos de contratación a más de $ 16 mil millones» siendo que la mayor parte de las obras se «encontraron inconclusas y las finalizadas se hicieron por mucho más dinero y en un plazo mucho mayor”. La suma actualizada refiere a una erogación de $ 46.000 millones.

Sin embargo, Cristina Kirchner pidió una pericia que determine cuestiones técnicas de las obras, comparaciones contables y calidad de obra. La fiscalía respondió que nunca fue objeto de investigación la “razonabilidad técnica de las obras viales ejecutadas o los materiales utilizados, la calidad constructiva de las obras o las variables matemáticas utilizadas para la redeterminación de precios por inflación”.

Contrario a esto, se determinó la existencia de un “esquema de beneficios instaurado en favor del Grupo Austral”. Por ejemplo: se adjudicaron obras que «superaban varias veces su capacidad de contratación, en 2015 Austral Construcciones podía realizar obras por $ 70 millones anuales y se le adjudicaron 18 contratos por $ 1.112 millones», superando su capacidad de ejecución quince veces. 

Asimismo, se designó al mismo representante técnico en 34 obras viales simultáneas y distantes entre sí, «a pesar de que según la normativa vigente debía estar presente en la obra en forma permanente y se debían imponer graves multas por cada día de ausencia». Había también, planillas de maquinarias idénticas que fueron presentadas para la ejecución de varias obras distanciadas, cuando «la ley obligaba a la empresa a afectar la maquinaria a una sola obra a la vez».

También -según la Fiscalía-, se acreditó que en 47 de las 51 obras las autoridades de la agencia vial «eximieron a Báez de su obligación de presentar el certificado de capacidad de adjudicación al momento de firmar el contrato».

Este cúmulo de irregularidades en los procesos licitatorios, generó el «incumplimiento sistemático, reiterado y permanente del Grupo Austral» en los plazos de contratación y entrega de las obras: de las 51 obras sólo 2 fueron culminadas en el plazo previsto; de las restantes 49, tras doce años de pagos mensuales, quedaron sin terminar 25 obras viales. De las 51 obras, sólo 1 fue ejecutada en el monto pactado, mientras que a las 50 restantes se le introdujeron numerosas ampliaciones de costos.

Finalmente, se planteó que el Gobierno decidió pagarle de forma exclusiva al Grupo Austral, abonando anticipos financieros de hasta un 30% del contrato «sin cumplirse los requisitos legales», es decir: «certificados de pago en un plazo siete veces más rápido» que otras empresas. (Clarín)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here