Murió otro menor que permanecía en custodia de la patrulla fronteriza de Estados Unidos

0
364
Murió otro menor que permanecía en custodia de la patrulla fronteriza de Estados Unidos

09:00 – El adolescente, de 16 años, fue hallado inconsciente en la estación fronteriza donde se encontraba detenido, en Texas. Las autoridades aseguran que tenía influenza A.

Un adolescente de 16 años murió este lunes en custodia de la patrulla fronteriza de Estados Unidos, el quinto menor guatemalteco que fallece en circunstancias similares desde diciembre pasado.

El joven, que fue identificado como Carlos Gregorio Hernández Vásquez, «fue hallado inconsciente en un chequeo en la mañana» en la estación fronteriza de Weslaco, en Texas, indicó un comunicado de la autoridad migratoria.

El organismo añadió que la causa de muerte aún se desconoce y que «se ha abierto una investigación».

Las autoridades estadounidenses indicaron que el menor fue detenido el 13 de mayo cerca de Hidalgo, Texas, y que el domingo manifestó sentir malestar.

«Se le evaluó y se determinó que tenía influenza A», dijo un funcionario de la patrulla fronteriza (CBP) a CNN.

Se le recetó un antigripal y fue trasladado a una instalación en Weslaco para evitar el contagio de otros detenidos. Fue examinado una hora antes de que fuera hallado muerto.

Hernández iba a ser trasladado a un centro para jóvenes de la Oficina de Salud y Servicios Humanos de Reasentamiento de Refugiados (HHS) cuando murió.

Según la ley federal estadounidense, los menores no acompañados deben ser trasladados a un centro de salud y servicios humanos máximo 72 horas después de su detención.

Sin embargo, aún no está claro por qué Vásquez no había sido transferido con anterioridad.

La cancillería guatemalteca informó por su parte que el joven era originario del departamento norteño de Baja Verapaz y que había ingresado a Estados Unidos «buscando reunificación familiar».

«El gobierno de Guatemala lamenta el fallecimiento de este niño guatemalteco, presenta sus condolencias a la familia y solicita que de manera urgente las autoridades estadounidenses se pronuncien sobre la causa de muerte y se deduzcan las responsabilidades que amerite el caso», señaló en un comunicado.

Miles de guatemaltecos y centroamericanos emprenden cada año el arriesgado viaje a Estados Unidos en busca del «sueño americano», huyendo principalmente de la pobreza y la violencia en sus países.

Muchos migrantes viajan con sus hijos menores, algunos esperando que sean una garantía para recibir asilo y para poder establecerse en Estados Unidos.

Desde diciembre pasado, cinco menores guatemaltecos han fallecido tras ser detenidos y puestos en custodia por la patrulla fronteriza de Estados Unidos.

«Nos preguntarnos cuántas muertes se necesitarán para que el gobierno garantice la seguridad de los niños. Debe haber una investigación independiente sobre la muerte de este niño», dijo Ashley Houghton, directora de campañas tácticas de Amnistía Internacional en Estados Unidos. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí