Revuelo en la UCR por el documento desafiante que impulsa Cornejo

0
322
Revuelo en la UCR por el documento desafiante que impulsa Cornejo

10:00 – Cuando faltan cuatro días para que celebre su convención nacional en Parque Norte, el radicalismo se encuentra en estado de ebullición. Están los halcones y las palomas, esto es, quienes exhiben una postura crítica hacia la cerrazón electoral que muestra el círculo áulico que rodea a Mauricio Macri y quienes, por el contrario, se muestran más dialoguistas. En el medio hay una variedad de matices y una certeza: el radicalismo ratificará, el lunes próximo, su alianza con Pro y la Coalición Cívica en Cambiemos.

Por: Laura Serra

Una vez más, Alfredo Cornejo , jefe del partido y gobernador de Mendoza, agitó el avispero al hacer circular un borrador del documento que presentará en la convención nacional, instancia en la que se discutirá la estrategia electoral de la UCR con vistas a las elecciones de octubre. Si bien en ese documento Cornejo ratificó la permanencia de su partido en Cambiemos, insistió en la necesidad de construir «una nueva coalición» ampliada hacia otros partidos políticos (no excluye al peronismo), convencido de que esta es la única manera de garantizar gobernabilidad en un eventual segundo mandato del oficialismo.

Además, el mendocino sugirió la posibilidad de que la fórmula presidencial se dirima en elecciones primarias, una instancia que el macrismo más duro rechaza de plano. Por otra parte, propuso que las listas de candidatos legislativos del radicalismo pueda adherirse a cualquiera de los precandidatos presidenciales que compitan en esas primarias. Esto se interpretó como una habilitación lisa y llana a las polémicas listas colectoras, que el Gobierno rechazó por medio de un decreto de necesidad y urgencia el mes pasado.

El documento no cayó demasiado bien en el sector del radicalismo más cercano al Gobierno; mucho menos en la Casa Rosada. «No dice nada de un acuerdo programático común con los socios de Cambiemos ni fija las pautas para una institucionalización de la coalición. Tampoco ratifica explícitamente a Cambiemos; habla de armar una ‘nueva coalición ampliada'», despotricaron desde ese sector.

Como réplica, comenzó a circular un «contradocumento», elaborado en las usinas bonaerenses que comanda el vicegobernador Daniel Salvador, en tándem con Jesús Rodríguez y Agustín Campero, vicepresidente de la convención nacional y a cargo de comandar el debate el lunes próximo, ante la ausencia -con aviso- de su titular, Jorge Sappia. Salvador fue quien motorizó que la convención de la UCR bonaerense ratificara, el fin de semana pasado, el apoyo a la candidatura de Mauricio Macri y la permanencia del partido en Cambiemos.

En este contradocumento, los «dialoguistas» ratifican con todas las letras y sin subterfugios la permanencia de la UCR dentro de Cambiemos e instan a la elaboración de un programa común que responda a los principios doctrinarios del partido.

No mencionan la incorporación de eventuales nuevos partidos a la coalición ni la posibilidad de elecciones internas para dirimir la fórmula presidencial; más bien proponen que se institucionalice el funcionamiento de la coalición actual, con reglas claras para los socios, que permita atender la resolución de conflictos y dé certidumbre en los procesos decisorios.

Para negociar la ejecución de ambos objetivos con los socios de Cambiemos, este sector sugiere que se conforme una delegación integrada por dirigentes del comité nacional, de la convención nacional y de los bloques legislativos.

Cornejo, en cambio, propone que esa negociación esté a cargo de una delegación del comité nacional del partido, que él preside.

Si bien ambas posturas parecen mostrarse alejadas entre sí, lo cierto es que hay ciertos puntos en común que permitirían, en los cuatro días que faltan para la convención, arribar a un acuerdo.

«Hay un 90 por ciento de radicales que coinciden en un esquema básico de lo que debe resolver la convención», anticipó un encumbrado dirigente del partido.

Uno de esos puntos es la permanencia de la UCR en Cambiemos.

Otro punto en común es la necesidad de ampliar la coalición a sectores del peronismo: si bien Cornejo plantea que esta apertura debe darse antes de las elecciones primarias de agosto próximo, en el sector dialoguista sostienen que la incorporación de nuevos socios debería consumarse después de la primera vuelta para asegurar el triunfo del oficialismo en el ballottage. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí