El juez Gemignani renunció a la presidencia de la Cámara de Casación Penal, y asume Mahiques

0
235
El juez Gemignani renunció a la presidencia de la Cámara de Casación Penal, y asume Mahiques

12:00 – Fue por el escándalo tras una denuncia de abuso de poder, cuando ordenó detener a una secretaria por negarse a cumplir una orden suya.

El juez Juan Carlos Gemignani dejó su puesto como presidente de la Cámara Federal de Casación Penal, tras tenso un plenario de ese tribunal en la mañana de este viernes, en el que se le aceptó la renuncia. En su lugar asumirá desde el lunes su colega Carlos Mahiques.

La decisión se tomó durante un acuerdo al que asistieron diez jueces de las cuatro salas que integran el máximo tribunal penal del país, al que Gemignani no asistió. Mahiques era el vicepresidente de la Casación, así que no hubo una nueva votación.

Gemignani estaba en una situación delicada tras un confuso episodio ocurrido en 2016, cuando ordenó detener a la prosecretaria del tribunal, María Amelia Expucci, por presunta «desobediencia a la autoridad» y «encubrimiento». Expucci se había negado a inventariar unos monitores y computadoras que habrían sido remitidos a la Casación por parte del ministerio de Planificación Federal en tiempos de Julio De Vido. Para el camarista, admitir la recepción de ese material habría sido sospechoso de aceptar «dádivas» o cohecho». La discusión terminó con una breve detención de Expucci, por orden de Gemignani.

Aquel escándalo revivió cuando a fines de 2018, y cumpliendo con la tradición de designar un presidente anual rotativamente, el camarista fue elegido para presidir la Casación.

Protagonista de otras discusiones y peleas de tono elevado, Gemignani también fue denunciado por «abuso de poder» ante el Consejo de la Magistratura, cuya comisión de Disciplina y Acusación recibió esta semana un escrito de su parte con el contenido de su defensa.

«Cuando procedí como se me atribuye, lo hice convencido de encontrarme frente a un ilícito de extrema gravedad, y cuya acreditación me resultaba imperativa, esto es, la ilegal existencia de material remitido por el Ministerio de Planificación, a cargo del ingeniero Julio De Vido, a la Cámara Federal de Casación, material cuya existencia significaba la posible comisión de los delitos de cohecho o el delito de dádivas», argumentó en ese texto.

«Esas circunstancias me impusieron interpretar que la conducta elusiva de la Secretaria (María Amelia) Expucci en la conformación del acta para constatación de la presencia de esos elementos constituía el delito de desobediencia a la autoridad y de encubrimiento, perpetrado por funcionario público, y que tratándose de delitos de acción pública que tienen prevista pena privativa de libertad debía proceder a la aprehensión y puesta a disposición del Juez en turno tal y como lo dispone el inciso 4) del artículo 284 del Código Procesal Penal de la Nación», fundamentó Gemignani. La comisión volverá a reunirse el martes próximo, para evaluar cómo sigue su proceso disciplinario.

Así las cosas, la permanencia del juez en la presidencia de la Casación era insostenible. El plenario de este viernes, que finalizó poco antes del mediodía, había sido convocado un día antes por siete jueces del tribunal, con el manifiesto objetivo de «tratar la continuidad en el cargo del presidente del cuerpo y su consecuencia». Los convocantes al plenario fueron los camaristas Javier Carbajo, Ángela Ledesma, Ana María Figueroa, Alejandro Slokar, Guillermo Yacobucci, Gustavo Hornos y Mariano Borinsky.

Echadas las cartas, Gemignani sólo envió una lacónica carta a sus colegas: «por la presente presento mi renuncia a la Presidencia de la Cámara Federal de Casación». (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí