Inicio Internacionales La celebración por el “Día D” se traslada a Francia en un...

La celebración por el “Día D” se traslada a Francia en un clima de desconfianza

1
0
La celebración por el “Día D” se traslada a Francia en un clima de desconfianza

08:00 – El presidente Macron recibe a sus pares May y Trump en un homenaje perturbador, con la unidad europea amenazada.

Por: María Laura Avignolo

por el 75° aniversario del desembarco aliado en Normandía se han iniciado en Francia. Serán las últimas en las que participarán los veteranos, que tienen más de 90 años, y las más difíciles, en un clima de crispación y desconfianza entre los viejos aliados.

El presidente Emmanuel Macron recibió a la primera ministra británica Theresa May y al presidente Donald Trump para celebrar el inicio de la liberación de Europa del nazismo en la Segunda Guerra Mundial. Justo cuando el nacionalismo populista avanza en la UE y lo encarna el presidente norteamericano y sus ideas.

Una celebración perturbadora y diferente a otros años, en un ambiente de discordia y tensión internacional. Esta vez la unidad europea está amenazada porque el Brexit británico y Donald Trump les han dado la espalda a sus viejos aliados, al espíritu y al orden político que hicieron posible la epopeya del desembarco aliado en 1944.

Gran Bretaña celebró en Portsmouth ayer con pompa y circunstancia, con su visión del desembarco su “D-Day” y su mito de la guerra. Una versión acorde a la nostalgia del pasado imperial que representa el Brexit.

El presidente Donald Trump no oculta su aislacionismo, su indiferencia por la OTAN y la UE y acentúa el conflicto. Su desprecio a los valores comunes de los viejos aliados volverá esta conmemoración en las playas y cementerios de Normandía la más difícil e imprevisible de los últimos 75 años.

Trump voló desde su campo de golf en Irlanda hasta Normandía para estas ceremonias, donde rinden homenaje a la historia de la Segunda Guerra Mundial, cuando la armonía internacional está amenazada.

En un helicóptero el presidente americano se trasladó al cementerio americano de Colleville sur Mer, frente a la playa de Omaha, donde las 9.400 tumbas representan el 40 por ciento de las fuerzas americanas que murieron en el desembarco del 6 de junio de 1944.

Después se entrevistará a solas con Macron, cuando las relaciones entre Europa y Estados Unidos están amenazadas. Trump auspicia “la independencia de Gran Bretaña” de la UE y desprecia la OTAN. En un almuerzo tratarán de pulir las diferencias.

Dos ausencias: el presidente Rusia, Vladimir Putin, no fue invitado a las ceremonias en Normandía y minimizó el rol del D-Day en la victoria contra el nazismo. En los nuevos tiempos que corren, cada uno reescribe su propia historia. Putin y el presidente chino Xi celebraban al mismo tiempo su nueva alianza en Moscú, durante sus tres días de visita oficial a Rusia.

Putin había sido invitado en el 2004, en el 60 aniversario de la invasión, lo que demuestra hasta donde las relaciones están tensas con el presidente ruso después del caso Skripal en Gran Bretaña, las “fake news”, Crimea, Ucrania y las sospechas de interferencias rusas en las elecciones de UE.

La canciller Ángela Merkel tampoco vino a Normandía el jueves. Participó ayer en las celebraciones en Portsmouth en Gran Bretaña, como un símbolo de la paz conquistada después de la Segunda Guerra. Trump y Merkel no se toleran mutuamente y ella ataca su visión del mundo sin nombrarlo.

Cada uno con su versión de la historia. Macron va a enfatizar el rol de la resistencia francesa en la guerra, luego de que durante años su país no adhiriera al entusiasmo con que los británicos y americanos querían celebrar el “D-Day” en Francia.

Los líderes honrarán a las 156.000 tropas que desembarcaron en las playas de Normandía, en la operación anfibia más sangrienta y peligrosa, el 6 de junio de 1944. Todas las nacionalidades confundidas. Pero mayoritariamente fueron soldados americanos, británicos y canadienses y 4.400 murieron el primer día.

En la primera ceremonia de la jornada, el presidente Emmanuel Macron recibió a la primera ministra Theresa May en Ver sur Mer para inaugurar un memorial británico a sus caídos. Es el último acto de la primera ministra británica antes de su renuncia mañana.

El jefe de estado francés rindió homenaje a la amistad franco británica en un discurso y remarcó el “fuerte símbolo de lazos unificadores” entre ambos países y a Theresa May.

La primera ministra británica estaba conmovida.”Yo estoy emocionada de encontrarme aquí, en la proximidad de estas platas, donde se produjeron batallas esenciales para nuestro mundo. Y yo estoy emocionada de estar al lado de los veteranos que han combatido durante esta guerra”, dijo May.

La proclamación, que fue coordinada por Gran Bretaña, incluye la necesidad de encontrar “una base común y protección contra los desafíos a la paz y la estabilidad”.

“De esta manera nosotros saludamos a los veteranos sobrevivientes del D Day y honramos la memoria de aquellos que llegaron antes que nosotros” dice la declaración, que fue firmada por Estados Unidos, Francia, Alemania, Canadá, Australia y Bélgica.

Más allá de las tensiones internacionales, 500 héroes sobrevivientes están en Normandía. La British Legion contrató un barco para traer a 300 de ellos desde Gran Bretaña y han sido recibido con todos los honores por la población normanda. Durante meses, en todos los pueblos de Normandía donde las tropas llegaron, se ha conmemorado esta epopeya.

Jóvenes, patriotas y corajudos, los hoy veteranos combatieron y sobrevivieron, bajo la metralla del ejército nazi, para liberar a Europa del mal. En sus últimos años comienzan a inquietarse del mundo que sus bisnietos van a heredar y por las libertades que ellos combatieron 75 años atrás. Autócratas, xénofobos, racistas están prosperando en la Europa que ellos ayudaron a liberar. (Clarín)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here