Inicio Economía y Finanzas Por el plan de descuentos, los concesionarios de autos esperan un alza...

Por el plan de descuentos, los concesionarios de autos esperan un alza en las ventas

104
0
Compartir
Automóviles 0Km

08:10 – En muchos locales se duplicó la cantidad de clientes que consultan; esperan que se traduzca en operaciones concretas

Por: Esteban Lafuente

Romina es vendedora de autos en una concesionaria porteña. Por el desplome del sector, en los últimos meses tuvo jornadas en las que volvía a su casa sin haber atendido a ningún cliente. Su ánimo cambió hace algunos días. Tras el lanzamiento del programa oficial de subsidios a la compra de autos 0 km, la cantidad de clientes que ingresan al local se duplicó, y esta semana no tuvo tiempo de almorzar.

Un veranito en pleno junio. Así definen en las concesionarias el crecimiento de las consultas de potenciales clientes que registraron desde que el Gobierno puso en marcha su plan de bonificaciones y descuentos para el sector. Con una caída de más del 51% en las ventas en los primeros cinco meses del año, en las concesionarias y las terminales esperan conseguir un poco de aire para moderar un poco la caída, aunque reconocen que no alcanza para cambiar la tendencia negativa.

«El lanzamiento del programa está trayendo más consultas. Para nosotros es un veranito y tenemos que aprovecharlo, porque veníamos de una caída importante en operaciones y esto ayuda», afirma Sebastián Rivero, jefe de ventas en Dietrich, concesionaria de Volkswagen, que afirma que desde que se puso en marcha el plan Junio 0 km tuvieron un 80% de incremento en el nivel de consultas, entre personales, telefónicas o a través de canales online.

El programa oficial, anunciado la semana pasada por el presidente Mauricio Macri, se extenderá durante junio y comprende más de 300 modelos 0 km, en su mayoría importados. Los términos del anuncio comprenden bonificaciones de $50.000 para vehículos de menos de $750.000, y de $90.000 para los más caros, en un aporte compartido entre el Estado y las terminales, aunque los descuentos efectivos llegan hasta $200.000.

«Estamos concentrados en que tenemos gente en el salón. Si no hay compra, igual es bienvenido. Agendamos el contacto, lo podemos llamar en un mes para eventualmente ofrecer otra alternativa o un usado. Es bueno porque genera movimiento», afirma el ejecutivo de Dietrich.

Pese a los matices que definen la situación de cada marca, entre los concesionarios coinciden en el diagnóstico: hay más consultas y la expectativa es que parte de ese caudal se traduzca en ventas. «Tuvimos un repunte importante. Trabajo hace 20 años en la empresa y ayer me quedé sin batería en el teléfono», se entusiasmó Daniel, vendedor en un concesionario de Toyota en zona norte. La firma vendía 250 unidades mensuales hace un año, y en lo que va de 2019 apenas llegaba a 140.

A nivel general, las ventas de autos 0 km en mayo registraron una caída del 56%, según los últimos datos de la Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara). En el acumulado de los primeros cinco meses del año, en tanto, se llevan vendidos solo la mitad de los vehículos (51,1%) que en igual período de 2018, el mejor momento económico previo a la corrida cambiaria que impulsó la inflación y hundió al país en recesión.

En este contexto, las terminales y las concesionarias habían comenzado a implementar agresivos descuentos que llegaban a superar el 7% del precio de lista, para intentar recomponer márgenes y acercarse a los objetivos de venta. En algunos modelos discontinuados o que se buscan liquidar ante la inminente llegada de una nueva versión las rebajas superaron los $200.000 de descuento.

«Es probable que veamos un aumento de las ventas. El fin de semana se vendió lo que no se vendió en un mes», advierten en una concesionaria cercana, de marca competidora. «De todas maneras, las consultas después del impacto inicial ya cayeron un poco», sostienen.

Es que el renovado interés que generó el anuncio de las bonificaciones a la compra de 0 km no se refleja en su totalidad en el precio final. En algunos listados de precios que vio LA NACION hubo remarcaciones de hasta $40.000 en este mes, y ese ajuste atenúa el impacto del subsidio oficial sobre el precio final. «La caída en las ventas genera una guerra de precios. Pero es tramposo porque se publican autos con cualquier valor, la gente se tienta, pero al final las ventas no se hacen con esos números», dijo a este diario un vendedor que pidió mantener su anonimato.

Si bien confirman el incremento en las consultas, otras voces del sector critican que la mayoría de los autos incluidos en el programa son modelos importados y la suba en los precios, que diluye las bonificaciones planteadas. «Si se hubiera querido impulsar la actividad, habría sido mejor bajar los gravámenes a la compra de autos. Esta es una medida efectista. Los ingresos de las familias cayeron y a mucha gente hoy no le alcanza. Para gestionar un crédito para comprar un 0 km se necesita un ingreso de $100.000», afirma un vendedor, que sostiene que en los últimos meses recibe un tercio del público que recibía un año atrás. (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here