Inicio Columna ¿Nacionalismo o demagogia?. “Combatiendo al capital”, pero desde Unión para Vivir Mejor

¿Nacionalismo o demagogia?. “Combatiendo al capital”, pero desde Unión para Vivir Mejor

161
0

18:00– El diputado por el Pueblo de Río Gallegos Santiago Gómez presentó en la Cámara de Diputado un proyecto para su debate y aprobación titulado:  LEY DE PROHIBICIÓN DE OTORGAMIENTO DE PERMISOS Y/O CONCESIONES DE EXPLORACIÓN Y EXPLOTACIÓN DE HIDROCARBUROS A EMPRESAS BRITÁNICAS.

En el único artículo que presenta el proyecto, se expresa textualmente: PROHÍBASE en todo el ámbito de la provincia de Santa Cruz, a partir de la entrada en vigencia de la presente ley, el otorgamiento de permisos de exploración y/o de concesiones de explotación de hidrocarburos, así como también sus prórrogas, a empresas británicas y/o a empresas que no siendo británicas sean controladas por empresas o personas de origen británico y/o a empresas que tengan cualquier tipo de participación o vinculación británica.

Si el proyecto de ley hubiera partido de las manos de un legislador peronista y/ o kirchnerista, estaríamos planteando la contradicción fundamental en la que incurre históricamente el denominado “peronismo” que entre sus viejos gingles de origen de los ´50 tiene la mal utilizada frase “combatiendo el capital”, una suerte de anatema heredada del viejo general, quien de la boca para afuera combatía el capital y como lo hacen sus sucesores hoy, amarrocaba y llenaba sus cuentas personales o derivaba dinero públicos en empresas y negocios de amigos.

Sin duda hubiéramos recordado ésta y otra contradicción, sin ir más lejos teniendo a la vista el resultado de la década ganada donde resulta evidente que el combate al capital era hacia aquel que no era del kirchnerismo o no le reportaba beneficios.

¿Nacionalismo o demagogia?. “Combatiendo al capital”, pero desde Unión para Vivir Mejor

Pero el diputado Gómez, es de Unión para vivir Mejor, es decir, del sector de Eduardo Costa, empresario y aspirante a la gobernación. Por lo tanto, resulta ciertamente paradógico que un legislador que está en sintonía partidariamente con el gobierno de Mauricio Macri, de perfil liberal, escriba que se les prohíba el ingreso a los ingleses en la provincia, como concesionarios de yacimientos, minas, etc y con ello a quienes representen en el país y la provincia, capitales de ese origen.

Fuentes consultadas afirman que “el proyecto nació muerto” y fue pasado “a Comisión” de donde nunca resurgirá, sin embargo es importante determinar los motivos y los fundamentos, para entender la cabeza de algunos diputados quienes hacen las cosas movidos por el ansia de generar proyectos solo para figurar en las estadísticas o bien movido por la demagogia de las circunstancias electorales.

No podemos pensar que conceptualmente en el año 2018 haya un legislador y más aún del ala liberal de la política, que tenga en mente excluir de la producción de riquezas en la provincia y la nación, a capitales de origen británico, solo por cuestiones absolutamente antojadizas, de corte pre-nacionalistas y argumentativamente ridículas.

A pocos días de conmemorarse el Día de la Reafirmación de los Derechos Soberanos sobre nuestras Islas Malvinas, traigo a consideración de mis pares el presente proyecto de ley, por medio del cual se procura prohibir en todo el ámbito de la provincia de Santa Cruz el otorgamiento de permisos de exploración y/o de concesiones de explotación de hidrocarburos, así como también sus prórrogas, a empresas británicas o que sean controladas por empresas o personas británicas y/o a empresas que tengan cualquier tipo de participación o vinculación británica”, empieza la argumentación del proyecto presentado por el diputado.

Prosigue Gómez exponiendo que la Cámara rechazó unánimemente la adjudicación de permisos de exploración y explotación después de tomar conocimiento que la empresa Tullow Oil y Equinor habían resultado adjudicadas con permisos de exploración y explotación de recursos hidrocarburíferos en el marco del Concurso Público Internacional que fuera convocado por la Secretaría de Energía de conformidad a lo instruido por el Presidente de la Nación Argentina en el Decreto N° 872/2018.

Y agrega “En este sentido, encontrándose nuestra Provincia tan próxima a las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur y los espacios marítimos e insulares correspondientes, considero que desde estas latitudes debemos dar el ejemplo con políticas claras de defensa de nuestra soberanía nacional, que impactan en la seguridad y que son una expresión acérrima de nuestros legítimos reclamos”.

Y sobre ese eje, en un tono esencialmente nacionalista que colisiona con el fundamento de su partido, Gómez sostiene que el reclamo de soberanía sobre Malvinas es irrenunciable y eso fundamenta el proyecto para que empresas provenientes “… de un Estado que se encuentra usurpando ilegítimamente parte de nuestro territorio nacional, y con el cual incluso estuvimos en guerra, no resulta lógico ni tolerable desde ningún punto de vista”, expresa el diputado.

El nacionalismo antibritánico está en el núcleo de una tradición ideológica amplia y diversificada que llega a nuestros días y que puede asociar componentes tan dispares como el tradicionalismo católico y el moderno populismo. Es una cuestión que vale la pena tratar de desentrañar. Ese fue el propósito de la conversación que, en el ciclo del Club del Progreso, mantuvieron dos calificados historiadores: Roberto Cortés Conde y Eduardo Zimmermann, según describe el propio Cortés Conde y del cual parece ser parte (ideológicamente) el diputado de Santa Cruz, sin embargo no es compatible con el espacio político al cual pertenece.

Si tal propuesta surgiera del sector populista del kirchnerismo o el meramente “izquierdizado” peronismo sin identidad propia que pulula por ahí, uno podría decir que es parte del relato, en tanto ha sido esa facción política la que más ha favorecido al imperio británico, pero partiendo de un hombre ligado al Macrismo-PRO, surgen dudas de por qué y en qué circunstancias  este diputado genera un proyecto que de base nació muerto, pero por otro lado va a contramano de un país diversificado, globalizado y con apertura empresaria internacional a distintos países que explotan los recursos naturales y especialmente en nuestra provincia. ¿Falso nacionalismo o demagogia?, son las opciones que nos quedan para juzgar las intenciones de este diputado, que ingresó este proyecto en la Cámara en plena movida de la campaña electoral. (Agencia OPI Santa Cruz) 

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here