Inicio Política Tras la feria judicial, el Tribunal Oral 2 recibirá la pericia sobre...

Tras la feria judicial, el Tribunal Oral 2 recibirá la pericia sobre cinco de las obras que le dieron a Lázaro Báez

186
0
EN EL BANQUILLO, ACUSADA DE CORRUPCION

10:10 – Es la muestra sobre las 52 licitaciones en Santa Cruz que obtuvo el contratista K durante el kirchnerismo. Aunque la perjudicarían, Cristina quería esperarla antes de iniciar el juicio en su contra.

Por: Lucía Salinas

Cristina Kirchner regresa este miércoles de Cuba, donde está visitando a su hija Florencia. A su retorno en el frente judicial sólo tendrá por delante una audiencia del juicio por la corrupción en la obra pública, ya que después inicia la feria de invierno. Cuando se retome la actividad, el Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2) recibirá una pericia clave que podría complicar a la ex Presidenta. Se trata del análisis sobre cinco contratos viales que recibió Lázaro Báez, como un muestreo de las irregularidades denunciadas sobre un universo de 52 licitaciones.

Días después que finalice la feria judicial, el cuerpo de peritos de la Corte Suprema de Justicia entregará al TOF 2) el peritaje clave de las obras seleccionadas como «casos testigo» de las irregularidades cometidas y los sobrecostos que se detectaron en ellas. El informe se anexará al juicio por el direccionamiento de la obra pública, y podría ser demoledor para la ex presidenta porque dejaría al descubierto las irregularidades en la entrega de obras que no se terminaban y tenían sobreprecios, entre otras.

En la etapa de instrucción de la causa, Cristina había pedido un peritaje pero mucho más amplio, una auditoría sobre toda la obra pública durante los doce años y medio de gobierno de ella y su esposo, que además de no estar bajo análisis en este expediente, hubieran retrasado su trámite por años.

Finalmente, el Tribunal se circunscribió a cinco casos testigo: los peritos analizaron tres tramos de la Ruta Nacional 3, la Ruta 40 y la Ruta 288.

Esto fue objeto de quejas por parte de varias defensas, entre ellas la de la candidata a vicepresidenta. La semana pasada, su abogado Carlos Beraldi pidió la suspensión del juicio, entre otros motivos por no contar con toda la prueba suplementaria durante el juicio. Este reclamo fue llevado hasta la Corte Suprema de Justicia, porque además el letrado sostuvo que cinco contratos sobre 52 es un universo muy agotado.

La instrucción de la causa mostró que entre 2004 y 2015 Lázaro Báez incrementó sus bienes en un 12.127 %. El patrimonio de Austral Construcciones -su firma insignia- tuvo un crecimiento de 45.313%. Estos números según el dictamen acusador, sin reflejo de la «maniobra de corrupción en la obra pública vial en Santa Cruz» y por la que el contratista K fue procesado por asociación ilícita junto a Cristina Kirchner.

Según la causa, muchos de los caminos que les encargaron a las empresas de Báez “no conducían a ningún lado” o “no eran necesarios”. Sin embargo, algunos de los que sí revestían importancia quedaron sin concluirse, con el agravante que el contratista K habría cobrado sobreprecios del 65% en promedio por esos contratos que no cumplía.

El peritaje analiza si existieron sobreprecios en la confección de los pliegos y en las ofertas realizadas; la capacidad técnica de cada una de las empresas de Báez adjudicatarias de los contratos viales, y los certificados de capacidad de contratación que tenían en ese momento.

Además, el Cuerpo de Peritos debe expedirse sobre los motivos invocados por las empresas de Báez para solicitar aumentos de precios: mayores costos, modificaciones de obra o mayores plazos de ejecución de obras.

El Grupo Austral quedó inactivo unos meses antes de que Cristina dejara el Gobierno. Previo a ello, recibió diez contratos para hacer obras sobre rutas nacionales en Santa Cruz (la Ruta 40, la 288 y la 3), que al momento de ser otorgadas tenían un costo de 2.896.608.738 pesos. Son justamente las rutas que seleccionó el Tribunal.

Con un avance promedio del 35%, terminar dichas obras hubiera significado una erogación de 7.280.208.928 pesos: casi tres veces más que su costo original, según un informe oficial.

El fiscal Gerardo Pollicita realizó un pormenorizado análisis de las 52 licitaciones que se sumó a la acusación leída en el juicio.

El contrato sobre la Ruta 3, organizado en tres tramos y adjudicado al Grupo Austral durante ocho años, solo avanzó en un 37%, pero el empresario K cobró un sobreprecio superior al 300%, según el informe de Vialidad Nacional. La obra corresponde a tres tramos de la ruta nacional 3 -conocida como la Autovía Caleta Olivia-Comodoro Rivadavia- y fue la primera que el actual Gobierno le rescindió al titular de Austral Construcciones. El proyecto original tuvo un costo de 674 millones de pesos, y pese al poco avance las dos constructoras de Lázaro Báez que ganaron la licitación recibieron 2.892 millones: un 329% más que el valor original.

La Ruta 288, un camino que contó con unos pocos kilómetros de pavimento y a la vista se observa el ripio en la mayor parte de su trayecto, tuvo costo inicial de 26 millones de pesos. La fiscalía determinó que su avance fue del 35% y pese a ello, por las modificaciones de costo, Báez recibió 357 millones de pesos, es decir «un sobreprecio Del 57,8 %», señala el informe que se está peritando.

Uno de los principales corredores turísticos de Santa Cruz, es sin duda la Ruta 40. Conecta las localidades cordilleranas y varios tramos de pavimentación que se licitaron durante el Gobierno kirchnerista fueron adjudicados al Grupo Austral. Según determinó en su acusación el fiscal Gerardo Pollicita, una de las licitaciones bajo la lupa mostró que el costo inicial fue de 92 millones de pesos y con un avance promedio del 40%, el empresario K terminó cobrando 173 millones de pesos: «Un sobreprecio del 85,23%», señala el informe. (Clarín)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here