Inicio Nacionales Para el Gobierno, la inflación de julio será de 2,2%, menor a...

Para el Gobierno, la inflación de julio será de 2,2%, menor a la prevista por el mercado

281
0

09:10 – Para el Gobierno, la inflación de julio fue de 2,2%, por debajo del porcentaje previsto por lo economistas privados en el último Relevamiento de Expectativas del Mercado (REM) que publicó el Banco Central (BCRA). Se trata además de una variación que, de confirmarse la semana próxima con la publicación del Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Indec -tras las PASO-, sería la más baja en lo que va del año.

Por: Francisco Jueguen

Fuentes oficiales contaron a LA NACION que la suba de precios del mes pasado mostraría una desaceleración frente al 2,7% de junio y volvería a confirmar de esta manera la tendencia instalada desde abril pasado de una ralentización de la inflación. Según esas mismas fuentes oficiales, julio cerraría cerca de 2,2%, aunque la variación incluso podría ser una décima menor.

De confirmarse este número de inflación podría tener impacto directo en algunas definiciones de políticas del propio BCRA. «El Comité de Política Monetaria (Copom) del Banco Central ha decidido mantener constante la tasa mínima de las Letras de Liquidez (Leliq) en 58% hasta tanto se conozca el próximo dato de inflación», había informado la entidad que conduce Guido Sandleris a fines del mes pasado. El Índice de Precios Oficial (IPC) se conocerá el jueves de la próxima semana, o sea, con los resultados de las primarias ya publicados.

Para encontrar un mes con una variación parecida a la que espera el Gobierno para el mes pasado habría que remontarse a mayo de 2018, momentos en los que aún no se sentía el impacto de la corrida cambiaria. Entonces el índice de precios mostró un avance de 2,1%.

Julio fue un mes de relativa estabilidad del tipo de cambio (el dólar incluso fue a la baja), mientras que no tuvo aumentos en las tarifas de los servicios públicos. Sin embargo, comenzaron a sentirse los cierres de las paritarias en un contexto en el que las empresas no muestran demasiado espacio para seguir comprimiendo márgenes.

No obstante, la información sobre la variación de precios de ese mes se conoce luego de que esa calma financiera comenzara a desdibujarse durante este mes con la cercanía de las PASO y el cambio del humor en los mercados mundiales por la tensión comercial creciente entre Estados Unidos y China.

El IPC de junio mostró una variación positiva de 2,7% y un acumulado para el año de 22,4%. En tanto, la inflación de doce meses fue de 55,8%. Esa última medición mostró su primera desaceleración tras seis meses, según los datos oficiales.

La semana pasada, el Indec estimó que el aumento salarial de mayo todavía no le había ganado a la inflación de ese mes, excepto en lo que respecta a los ingresos de los segmentos privados registrados. Sin embargo, esa medición oficial no incluye dato de trabajadores informales actualizados hasta el mes relevado, según la metodología.

Por otro lado, los programas oficiales para mejorar el bolsillo de la clase media (Ahora 12 con tasa 0% o el plan de beneficios para autos y créditos subsidiados de la Anses, entre otros anabólicos oficiales en elecciones) recién comenzaron a implementarse desde junio.

Según el REM de julio, los especialistas privados creen que la inflación de julio habría sido de 2,4% mensual (una décima menor respecto del relevamiento previo). «Para el segundo semestre esperan un descenso de la inflación mensual hasta alcanzar 2,1% en noviembre, con una leve suba hasta 2,2% en diciembre de 2019, sosteniéndose en ese nivel en enero de 2020», indicó.

Para el año, las consultoras privadas que participan del REM estimaron, en tanto, una inflación general de un 40% (sin cambios respecto del relevamiento previo) y de 41,4% para la que corresponden al componente núcleo (un décima menos con relación al REM de junio).

Según la consultora privada LCG, la inflación de julio fue de 2,4% impulsada por alzas en los combustibles y las prepagas. «Además están los aumentos estacionales vinculados a las vacaciones de invierno», señaló la economista Melisa Sala.

En Ecolatina, en tanto, señalaron que la suba de precios del mes pasado será de 2,35%. Su director, Lorenzo Sigaut Gravina sumó, además de lo previsto por LCG a la paritaria del servicio doméstico. «Tanto el IPC core como los Alimentos y Bebidas treparon menos que el nivel general, en torno de 2%», señaló a este medio el economista privado.

Según el IPC-OJF (GBA), la inflación de julio fue de 2,5% mensual. Se registró además una variación de 53% en términos interanuales. «De esta manera, el nivel de precios acumula un crecimiento de 24,6% en los primeros siete meses del año», indicaron desde la consultora de Orlando Ferreres y Asociados. «Por otra parte, la inflación núcleo avanzó a un ritmo mensual de 2,5%, marcando una suba del 53% en la comparación interanual», acotaron.

Según esta medición, los rubros que registraron las mayores subas ueron Esparcimiento, Salud y Bienes Varios, los que mostraron una variación de 3,9%, 3,6% y 3,6% respectivamente. Además, otro rubro que incidió «de forma significativa» en el último mes fue Transporte y Comunicaciones (+2,5%). (La Nación)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here