Inicio Economía y Finanzas La pulseada entre EE.UU. y China se tomó un respiro y el...

La pulseada entre EE.UU. y China se tomó un respiro y el dólar bajó 20 centavos, a $ 46,48

263
0

08:10 – Alivio momentáneo en la guerra comercial. Acá también subieron las acciones y retrocedió levemente el riesgo país. El mercado ya está en modo electoral.

Por: Gustavo Bazzan

Lunes negro y martes de rebote. Las divisas de los mercados emergentes -y entre ellas el peso- recuperaron un poco de terreno tras la devaluación del yuan y la guerra comercial desatada entre China y Estados Unidos. El dólar cayó 20 centavos según el promedio que realiza el Banco Central y cerró a $ 46,48. Las acciones se recuperaron 1,2% en promedio según el índice S&P Merval y el riesgo país cedió 7 puntos y quedó en 897 puntos.

En el mercado mayorista, donde operan bancos y empresas, la divisa bajó 13 centavos, a $ 45,32, con una baja más pronunciada sobre el final de la jornada. En el resto de la región el dólar también caía, como en Brasil, Chile y Colombia.

El alivio en los mercados llegó luego de que el lunes China devaluara su moneda para compensar la suba de aranceles que le había impuesto Estados Unidos. Donald Trump, entonces, catalogó al país asiático como una nación que manipula su divisa.

Se esperaba otra fuerte respuesta de China, pero el gigante asiático reaccionó en sentido contrario a lo que se esperaba. El martes China decidió detener la caída del yuan. Y fijó la paridad de referencia en 6.9683 yuanes por dólar. Hay que recordar que el terremoto del lunes se desató cuando el yuan se devaluó hasta 7,05, el valor más alto desde 2008.

Con estas dos noticias provenientes de China, los mercados arrancaron con cierto alivio, y confirmaron el momentáneo cambio de clima con una sostenida recuperación. En Wall Street los principales índices bursátiles subieron cerca de 1,3% -habían perdido 3% el lunes- y la tasa de los bonos del Tesoro de los Estados Unidos subieron a 1,70% luego de haber tocado un piso de 1,67%.

Se estima que el Banco Central no operó en el mercado de futuros, pero igual endureció su política monetaria como para evitar cualquier deslizamiento del peso hacia el dólar. En las licitaciones de Letras de liquidez de este martes, fijó la tasa en el 62,28%. En lo que va del mes, esta tasa de política monetaria ya subió 3 puntos porcentuales.

El Central tiene que empezar a absorber el exceso de liquidez que quedó de julio, y por eso estableció que la meta de crecimiento cero de la base monetaria se iba a calcular tomando en cuenta el bimestre julio-agosto.

Más allá de la momentánea y por cierto inestable “calma” entre Estados Unidos y China, el mercado argentino entró decididamente en modo electoral. En las mesas de dinero de las entidades financieras, en las agencias de Bolsa y en las consultoras solo se habla del posible resultado del domingo, de la distancia entre uno y otro, y de cómo sería la reacción de los inversores al día siguiente.

Por lo pronto se sabe que el Banco Central está decidido a tomar medidas de inmediato en el mercado monetario, dependiendo del resultado electoral del domingo. Trascendió que si el resultado es considerado “favorable” al Gobierno -en cuanto a que obtenga un número de votos que permitan proyectar un triunfo en octubre o en un eventual balotage de noviembre- podría tocar hacia abajo la tasa de interés de las Leliq el jueves, una vez que se conozca el IPC de julio. La estimación de consultoras y del propio Gobierno es que podría dar el 2,2%.

Por el contrario, si el resultado favorece a la oposición, el mismo lunes seguramente se anunciaría una suba de las tasas de interés de las Leliq. En el Central consideran que si la oposición sale bien parada de las PASO podría incrementarse la tensión cambiaria.

Quedan tres ruedas por delante antes de llegar a la primer escala de la compulsa electoral. Las PASO, que a priori no definían nada, hoy ya son consideradas cruciales. (Clarín)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here