Ante la mesa chica, Mauricio Macri respaldó a Marcos Peña y afirmó: “Mi principal tarea es estabilizar la economía”

0
339
Ante la mesa chica, Mauricio Macri respaldó a Marcos Peña y afirmó: “Mi principal tarea es estabilizar la economía”

08:50 – En el encuentro el Presidente descartó más cambios en el Gabinete y puso el foco en calmar la crisis económia. Hubo un fuerte respaldo a Hernán Lacunza.

Por: Martín Bravo

Estabilizar. El dólar, la economía, el Gabinete. Ese objetivo transmitió Mauricio Macri a integrantes de su mesa chica y aliados en una reunión en la Quinta de Olivos, a ocho días del cimbronazo por la derrota electoral de Juntos por el Cambio en las primarias. Fue luego de otra jornada de tensión en los mercados, con la suba del riesgo país y la caída de las acciones argentinas en Wall Street, y en la previa a la asunción de Hernán Lacunza como ministro de Hacienda en reemplazo de Nicolás Dujovne.

Macri puso el foco en la necesidad de superar la crisis cambiaria como prioridad luego del palazo -como lo definió en el CCK- en las urnas y de cara a las generales de octubre. «Mi principal tarea es ser presidente y estabilizar la economía», dijo el jefe de Estado en un momento, según contaron asistentes a Clarín.

De la reunión salió un respaldo a Marcos Peña, el jefe de Gabinete que con Dujovne había quedado en el centro de los cuestionamientos luego de la amplia ventaja de Alberto Fernández. “Hubo una subestimación del ajuste, pero también una falla evidente en el laboratorio electoral”, resumía un ministro el pase de factura.

Presidencia difundió un comunicado con cuatro puntos, con la creación de una Mesa de Acción Política -se reunirá los lunes, encabezada por Macri- y el aval a Peña. «Se respaldó la decisión de nombrar al nuevo Ministro de Hacienda Hernán Lacunza y la ratificación de la continuidad del resto del Gabinete Nacional», fue una de las posiciones fijadas al término del encuentro. «Basta de rumores, necesitamos llevar calma y que no se mueva el dólar», insistió uno de los presentes.

«Se rechazó la idea de un falso dilema entre el rol institucional del Presidente y su candidatura. Su prioridad es gobernar el país, cuidando a los argentinos en cada decisión que toma. Y para eso es indispensable asegurar un clima de diálogo, paz y responsabilidad institucional», expresó el Gobierno en el tercer punto, y cerró con el pronunciamiento de dar pelea en las generales aun luego de la amplia diferencia en las primarias y la incertidumbre con la economía: «Juntos por el Cambio va a defender en las elecciones de octubre lo que creemos que es la mejor propuesta para los argentinos, a partir de los valores que venimos sosteniendo desde nuestra conformación».

Del encuentro en Olivos participaron Peña, Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal, tres de los dirigentes más cercanos al Presidente. Del Gobierno también asistieron Rogelio Frigerio (ministro del Interior) y Patricia Bullrich (Seguridad). Macri a su vez convocó a su compañero de fórmula Miguel Pichetto, a Elisa Carrió y a espadas parlamentarias como los radicales Mario Negri y Luis Naidenoff. Y a Mario Quintana, el ex vicejefe de Gabinete y candidato a senador suplente por la Ciudad.

En cuanto a nuevas medidas también el foco quedó puesto en el control de la crisis, luego del paquete anunciado por Macri -congelamiento del precio de las naftas, bono para beneficiarios de AUH, suba del mínimo no imponible de Ganancias y eliminación del IVA a productos de la canasta básica- la semana pasada, el análisis de beneficios para jubilados -anticipo del aumento de diciembre y una rebaja en medicamentos- y el primer encuentro del Presidente con Lacunza, este lunes en la quinta familiar Los Abrojos. “La prioridad es sostener la gobernabilidad y mantener competitiva la candidatura de Macri y de las listas de Juntos por el Cambio en todo el país”, dijo uno de los invitados, con la prioridad en evitar lo máximo posible el traslado de la devaluación a los precios.

“Se habló de todo. Siempre lo dije, ganamos en octubre. Sigo pensando lo mismo», aseguró Carrió al abandonar la residencia presidencial. «Estoy siendo demasiado amable, voy a hablar cuando tenga que hablar”, buscó apurar el paso, a bordo de un auto.

De la reunión no participaron los gobernadores radicales. Alfredo Cornejo, Gerardo Morales y Gustavo Valdés no fueron invitados. El mendocino y el jujeño habían pasado por la Casa Rosada y plantearon ante Peña y Frigerio la necesidad de avanzar en un acuerdo con Alberto Fernández. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí