El FMI llega la semana próxima, dijo Macri

0
348
Menos crecimiento y más volatilidad a nivel global

09:40 – Así buscó reducir la incertidumbre sobre la misión que debe autorizar los US$5400 millones

«El Fondo viene la semana que viene, estamos en contacto, Hernán Lacunza está trabajando». Con esta frase, dicha casi al pasar, el presidente Mauricio Macri confirmó cuándo vendrá al país la misión del organismo internacional que debe monitorear regularmente el desarrollo del programa acordado.

Consultados por LA NACION, ni el Ministerio de Hacienda ni el FMI confirmaron el dato que hizo público el presidente. Algunos incluso recordaron cuando el año pasado Macri habló de que ya se había logrado una renegociación con el organismo cuando todavía no se había cerrado.

Originalmente estaba previsto que la delegación del Fondo Monetario Internacional (FMI), encabezada por el economista italiano Roberto Cardarelli y su jefe, el mexicano Alejandro Werner, director del Departamento del Hemisferio Occidental del organismo, llegara esta semana. Era lo previsto según el cronograma original.

Sin embargo, con el cambio en el Ministerio de Hacienda de Nicolás Dujovne por Hernán Lacunza, el nuevo equipo económico pidió algunos días más al FMI para poder acomodarse en los cargos y tomar contacto directo con los números de la administración.

«Yo les pedí que nos dieran unos días como para terminar de sentarnos en el ministerio, así que en los próximos días seguramente nos reuniremos», dijo Dujovne esta semana, además de ratificar que el acuerdo suscripto el año pasado está vigente.

Desde entonces no hubo certezas de para cuándo había sido aplazada la misión, e incluso habían circulado versiones de que no se reprogramaría la visita por la supuesta disidencia dentro del organismo con las medidas que anunció la semana pasada el gobierno de Macri.

Inmediatamente después de las PASO, Macri anunció un paquete de medidas para amortiguar el efecto social de la devaluación de más del 30% que se produjo tras la elección. Allí se incluyeron una rebaja de Ganancias y del IVA a una serie de productos básicos y el congelamiento de las naftas por 90 días, entre otras resoluciones.

En el Gobierno se apuraron por aclarar que no había un incumplimiento con la premisa del déficit cero acordado con el FMI porque las medidas serían compensadas con una mayor recaudación producto de la devaluación y con el freno a la obra pública. Sin embargo, el Fondo nunca se pronunció sobre el tema. Su pronunciamiento es clave porque debe avalar un desembolso de US$5400 millones para septiembre. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí