Para ser un buen candidato K se debe hablar mucho, no decir nada y si es posible, ser ñoqui en la Cámara de Diputado

1
321
Pedro Marcelino Galarza y es candidato a Concejal por el Frente para la Victoria de Caleta Olivia

11:45 – Se llama Pedro Marcelino Galarza y es candidato a Concejal por el Frente para la Victoria de Caleta Olivia. Conforma el Sublema denominado “Por Siempre Caleta”, aportante al espacio del candidato a intendente Fernando Cotillo, que se complementa con otros aportantes a su pretensión de reingresar al municipio de Caleta Olivia con la colaboración de María Esther Labado, Luis Tapia, Paola Kiernan (su ex funcionaria) y Sebastián Gordillo (kirchnerista de Claudio Vidal).

Pedro Galarza luce sonriente desde un afiche pagado por el FPV y pegado en las calles de Caleta Olivia en cuyo texto al pie de foto, dice los siguiente:

Estimados vecinos, queremos legislar junto a ustedes con sus proyectos e ideas, porque es nuestra premisa fundamental para cambiar la realidad de Caleta Olivia y transformar nuestra ciudad en lo que siempre quisieron nuestros pioneros.Tener una Caleta próspera donde se puedan cumplir los sueños de todos”.

- Publicidad -

Como se leerá, el candidato a Concejal, no dice absolutamente nada. Ni siquiera tiene el decoro de presentarse mínimamente en dos renglones para que alguien lo conozca, porque él presume, que es conocido por todos (¿?); pero más allá de ese acto de soberbia y estupidismo crónico que no es de su uso exclusivo, sino que se extiende en general a todos los candidatos sin distinción de partidos y camiseta, existe en el texto una falta total de consistencia argumental, sentido práctico de las palabras y un enorme divague sobre cuestiones absolutamente generales y sin el mínimo sentido propositivo, lo cual transmite “nada”, solo un montón de palabras juntas al pie de una imagen tomada sin idea ni cuidado, que como el texto es inocua desde lo informativo, porque el candidato aparece como en la llamada “foto carnet” de frente y en “modo estatua”, despersonalizándose él mismo, sin darle plasticidad y más naturalidad a la imagen; en definitiva, ambos elementos juegan un rol importante a la hora de convencer al observador de que allí se ofrece alguien “votable”, lo cual aquí está absolutamente ausente. El texto que debe ser corto pero explícito, de impacto y atrapante para el interés del observador y la fotografía, como apoyo de ese texto, pefilando la “mejor imagen del candidato”, haciéndolo parecer “lo más cercano al vecino medio”; nada de eso se puede ver en el afiche. Esta propaganda de campaña es el mejor ejemplo de lo que no se debe hacer.

El horrible texto vacío que incluyeron en el afiche, entra en la categoría de las “Falacias del discurso” y dentro de las denominadas falacias ignoratio elenchi, o “refutaciones ignorantes“, usadas comunmente en los discursos políticos y como en este caso, la falacia ocurre cuando se elude la cuestión de fondo, es decir lo que interesa, el núcleo de un debate y se concentra en otra cosa con la que tiene una relación meramente tangencial y sin importancia.

Si repasamos la falacia de este breve discurso escrito advertimos lo irreconciliable que es Galarza con la explicación y argumentación de sus expectativas: “legislar junto a ustedes con sus proyectos e ideasdebería ser su obligación, porque todo concejal es un “representante del pueblo”, aunque lo disimulan muy bien; “Cambiar la realidad de Caleta Olivia”, es una obligación desde que asume, si no hará nada distinto ¿Para qué se propone? y “Transformar la ciudad en lo que siempre quisieron los pioneros…” es una frase insulsa e innecesaria con la cual se desaprovecha el escaso espacio que tiene en el afiche, para decir algo valioso. El remate: “Tener una Caleta próspera donde se puedan cumplir los sueños de todos”, es solo un buen deseo que no suma nada al conocimiento del candidato, como el resto del párrafo y convalida que el afiche en sí es una verdadera falacia.


Pero no todo termina allí, Pedro Galarza no sería un fiel integrante de las filas kirchnerista si no figurara cobrando de la Cámara de Diputado, aún estando en Caleta Olivia, tal como resulta del listado de empleados y ñoquis de la Legislatura provincial, publicado por OPI Santa Cruz el 30 de noviembre de 2018, donde (hace un año atrás) cobraba un sueldo nada despreciable de $ 60.535,64. (Agencia OPI Santa Cruz)

1 Comentario

  1. SIN PALABRAS EXCELENTE COMO SIEMPRE – APRENDO, IRREMEDIABLE, ESTA GENTE DE LA CUAL VEMOS A DIARIO EN TODAS LAS REPARTICIONES PUBLICAS, APILADOS COMO FELINOS, POR UTILIZAR UN TÉRMINO CORTES, GENERAN ALTEROFOBIA. POBRE SANTA CRUZ, LA ESQUILMARON……………………………..

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí