Al BCRA le resulta más costoso tener el dólar bajo control

0
116

Ayer, debió aportar casi un tercio de las divisas operadas en el mercado; se recalienta el blue

Por: Javier Blanco

Presionado por un pequeño repunte de la demanda, en un contexto en el que la oferta privada luce cada vez más escasa, la cotización del dólar oficial anotó ayer su séptimo avance consecutivo al quedar a un promedio de $60,54 para la venta al público.

Se trató de otra alza marginal, de apenas 0,15%, aunque solo porque el Banco Central (BCRA) habría aportado casi un tercio de las divisas operadas en plaza (el volumen de contado llegó a US$434,6 millones, y creció 9% en relación con la rueda previa) para evitar un salto mayor ahora que su única prioridad es tener al billete estable.

“El BCRA estuvo vendiendo dólares para dar liquidez en toda la rueda y es lo que se espera que haga por lo menos hasta el viernes 25. Si le toca seguir aportando en esta proporción debería vender unos US$1000 millones más hasta entonces”, calculó el operador Fernando Izzo, de ABC Cambios.

El dato se reflejó en la aceleración que mostró el ritmo de caída de las reservas, que venían bajando a razón de US$65 millones por día en la última semana, y ayer se contrajeron en US$119 millones al cerrar en US$47.644 millones brutos.

De este modo, acumulan 55 días consecutivos en baja, lapso en que disminuyeron en US$20.427 millones (30%) para quedar en su menor nivel desde mediados de agosto de 2017, y aunque en ese lapso “el FMI efectuó cinco desembolsos por US$44.868 millones”, recuerda el economista Federico Cohen.

“Hay una mayor demanda minorista por atesoramiento, la que parece lógica en momentos en que la inflación ya se comió 15 puntos de una devaluación que llegó al 27%. En este contexto no parece lógico ni prudente hacer un sacrificio grande de reservas para frenar el reacomodamiento del tipo de cambio en vista de los desafíos que se avecinan para el próximo gobierno”, consideró Javier Alvaredo, director de la consultora ACM.

“El BCRA llega con esta receta hasta las elecciones. Pero ya después dependerá de lo que de ellas surja y de las definiciones que aparezcan; será mejor o peor que este escenario de muy tensa calma”, juzga Federico Moll, director de la consultora Ecolatina. “Este esquema sirve para llegar hasta las elecciones, luego necesariamente todo cambiará”, coincidió Norberto Sosa, director de Invertir en Bolsa (IEB). El mayor apetito dolarizador, que en el mercado vinculan con la cercanía de las elecciones, se dejó ver en los aumentos mayores que mostraron los precios no regulados del dólar en una jornada compleja para los activos argentinos en general, que operaron en baja afectados -según los analistas y operadores- por los últimos dichos del ministro de Hacienda, Hernán Lacunza, en relación con una posible quita sobre la deuda a ser reestructurada.

“Eso fue lo que gatilló la caída de los bonos y los ADR y le puso algo más de presión al mercado cambiario solo que como no puede correr el dólar, en estos casos crece el sacrificio de reservas”, explicó Moll.

Así por caso, subió de $66,80 a $67,51 la cotización del dólar bolsa (o MEP) y de $68,32 a 69,50 la del dólar fuga (o CCL), lo que amplió al 15,7 y 19% la brecha con el oficial mayorista, que cerró a $58,35, según el relevamiento oficial.

A esto se sumó que comenzó a tomar impulso el precio del dólar en el mercado paralelo al saltar $ 1 en la jornada para superar por primera vez los $64 y quedar ofrecido a $64,50 (+1,6% en el día). (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí