Estallido en Chile: el presidente Piñera ya prepara cambios en el gabinete

0
173
Sebastián Piñera pidió “perdón” y anunció una amplia “agenda social” para enfrentar la crisis

Removerá a los ministros de Hacienda e Interior, y a los voceros. También Transporte y Economía.

Por: Victoria De Masi

Mientras la región metropolitana de Santiago intenta retomar el ritmo habitual, el presidente Sebastián Piñera se prepara para hacer anuncios. Aun sin confirmación oficial, el mandatario removerá a los ministros de Hacienda e Interior, y a los voceros. Según trascendió, todos los miembros del gabinete deben estar en La Moneda al mediodía.

Los cambios alcanzarían también a Transporte y Economía. Son cinco carteras sensibles a los reclamos de los chilenos, que desde hace más de diez días viven en alerta y participan de los movilizaciones. Para los chilenos, de todas formas, un nuevo Gabinete no alcanza: quieren una reforma constitucional.

Ya no rige el estado de emergencia ni el toque de queda en ninguna región del país. El Metro funciona, aunque no cumple con todo el recorrido. Fue reforzado con micros, dado que llevará tiempo reestablecer el servicio completo de subterráneo. De 136 estaciones que posee la red, 118 no operan por incendios o destrozos.

Los comercios levantaron las persianas e intentan reabastecerse: hubo problemas con la distribución de alimentos y bebidas. Algunos restorán cerraron por temor a los saqueos y otros tuvieron que acotar sus menúes. Hay clases en la mayoría de las comunas.

La policía y los militares aún se dejan ver en la ciudad. En el interior no sólo se muestran sino que reaccionan. Ayer reprimieron una marcha que reunió a unos cien mil chilenos en Valparaíso. Hoy llega el comité de la Organización Naciones Unidas. Permanecerán un mes e investigarán posibles violaciones a los derechos humanos.

El director del Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile, Sergio Micco, se reunió con Piñera. Tienen 72 denuncias por posibles desapariciones, además de querellas por tortura sexual. Afirman que en cinco casos es posible probar que los asesinos fueron agentes del Estado. El Gobierno cuenta 20 muertos.

Piñera se juega buena parte de la poca credibilidad que le queda en el reemplazo de sus ministros. El domingo una consultora privada difundió los resultados de un encuesta: la imagen del presidente cayó un 14% desde que se desató el estallido social.

Los reclamos arrancaron hace once días, cuando el Ejecutivo anunció el tercer aumento del año en el boleto: de 800 a 830 pesos chilenos, unos USD 1,16. Los estudiantes secundarios y universitarios lanzaron una consigna que se viralizó en redes sociales: “evade”. Así, convocaron al resto de la población a no pagar el ticket.

Los chilenos piden educación y salud gratuita y de calidad, suba en las jubilaciones, baja en los sueldos de los funcionarios públicos, entre otros reclamos. Piñera propuso una “agenda social” que no conformó.

La respuesta social fue una mega convocatoria: más de un millón de personas se juntaron el viernes en Plaza Italia. La concentración quedará en la historia de Chile como la más grande desde el retorno de la democracia. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí