Macri les pidió a sus ministros que dejen “las cuentas en orden” y concluyan los proyectos prioritarios

0
165
Macri encabezó una cumbre sin reproches en la Casa Rosada

Papeles en orden. Proyectos cerrados. Todo en regla. Con la mente puesta en “colaborar” con el próximo gobierno, el presidente Mauricio Macri les pidió en las últimas horas a los miembros del gabinete que definan los “proyectos prioritarios” de cada una de sus áreas y los dejen terminados antes de entregar el poder.

Por: Jaime Rosemberg

“Tenemos que priorizar uno o dos proyectos y terminarlos”, afirmó a LA NACION una alta fuente del Gobierno, que anteayer participó de la reunión de gabinete en la que el Presidente definió el método de trabajo interno. Este sistema, afirmaron las fuentes, correrá “en paralelo” con las charlas inminentes que los negociadores designados por el gobierno saliente y el entrante (conocidos también el lunes) tendrán de cara al traspaso del poder. Cada uno de los ministros se llevó esa tarea a su despacho, y tendrá una reunión cara a cara con el Presidente en los próximos días para informarle sobre esos proyectos a finalizar.

“Cada uno tiene algún programa por terminar, una licitación que concretar o alguna inauguración pendiente. Hay que concentrarse en eso y a la vez tener todo en regla para cuando llegue el momento de conversar con el que llega”, afirmó a LA NACION un ministro del gobierno de Macri.

“Cuando asuma el Frente de Todos, habrá meses en los que nos van a culpar a nosotros por lo que hicimos o no hicimos. Lo mejor es dejar todo lo más prolijo posible”, anticipa otro funcionario desde una oficina gubernamental.

Desde el Ministerio del Interior, por caso, afirmaron que se aceleraron algunas obras públicas, para llegar al objetivo del 100 por ciento de ejecución presupuestaria antes de la finalización del mandato.

Un panorama similar refleja la agenda del ministro de Transporte, Guillermo Dietrich, que por estas horas analiza junto a sus funcionarios una por una las obras viales por terminar, además de las obras de ampliación en los aeropuertos de Ezeiza e Iguazú, en Misiones, y varios viaductos.

El jefe de Gabinete, Marcos Peña, y el vicejefe, Andrés Ibarra, monitorean la actividad de cada uno de los ministerios y se encargarán de supervisar previamente cada “cierre” de gestión.

La transición

Como se sabe desde hace días, los negociadores designados por Macri serán, en una primera instancia y además de Peña, el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, y su par de Hacienda, Hernán Lacunza, quien anteayer reconoció públicamente haber tenido “charlas informales” con miembros del equipo económico de Fernández antes de las elecciones del domingo, aunque evitó dar nombres.

“A ellos les interesan los números, los fondos que quedan, la política económica. Pero en cuanto definan todo el organigrama habrá reuniones con el responsable de cada área”, afirmó otro alto funcionario, en referencia a las principales preocupaciones del kirchnerismo. Quedó definido anteayer que Santiago Cafiero, Gustavo Beliz, Eduardo de Pedro y Vilma Ibarra serán los representantes del Frente de Todos en esas conversaciones de revisión y entrega de documentación.

Durante la reunión de gabinete, posterior a su encuentro con quien lo sucederá a partir del 10 de diciembre, Macri les contó a los ministros que vio a Fernández “bien predispuesto” para una “transición ordenada” y se mostró confiado en que el proceso será exitoso.

Las negociaciones con el gobierno entrante -que ayer tuvieron una impasse con el viaje de Fernández a Tucumán- formaron parte de la charla que el Presidente tuvo ayer con su primo e intendente reelegido de Vicente López Jorge Macri.

“Va a haber un compromiso absoluto en todos los niveles de gobierno para que la transición sea ordenada y transparente, a diferencia de la transición que nos tocó a nosotros, cuando tuvimos que asumir luego de ganar muchas intendencias, la provincia y la Nación”, dijo Macri luego de su encuentro, de más de una hora, con el primer mandatario en la Casa Rosada.

A quienes lo vieron en las últimas horas les quedó claro que el Presidente “está con ganas de seguir en política como líder de la oposición” y que dentro de unos meses pondrá la mira en las elecciones legislativas de 2021 y las presidenciales de 2023.

“La gente valoró lo que hicimos a pesar de la crisis económica. Eso nos posiciona muy bien”, comentó otro miembro del gabinete, convencido de que el gobierno de Fernández “la va a tener complicada en lo económico y eso va a generar conflictos entre ellos”.

“Vi un presidente muy entero y satisfecho con la tarea realizada. Recibió el mensaje, nos deja una Argentina equilibrada y lo pone a él como líder indiscutido de una oposición que tiene que estar unida y que tiene que permitir que se gobierne, pero (cuidando) que se defienda una mirada donde cuatro de cada diez argentinos no piensan como el presidente”, agregó Jorge Macri a los periodistas acreditados, antes de abandonar la sede de Balcarce 50. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí