Alberto Fernández se asesora con Roberto Lavagna y prepara un paquete de “buenas noticias”

0
195
Alberto Fernández se asesora con Roberto Lavagna y prepara un paquete de “buenas noticias”

Tuvieron una charla de más de una hora. El presidente electo cree que hay que dar señales rápidas apenas asuma.

Por: Santiago Fioriti

Alberto Fernández no cree en el marketing político. Alguna vez le regalaron un libro, en Salamanca, sobre cómo debía vestirse un dirigente para asistir a los programas de televisión. Se indignó. Lo cuenta en un distendido desayuno con periodistas y asesores en el que hasta se permite imitar al Gallo Claudio. Y no dice más nada. Toma el café con leche, el jugo de naranja y se va.

Es difícil arrancarle alguna iniciativa concreta de su futura administración. Lo mismo pasa con los nombres para su Gabinete. Más: es como si le divirtiera ir bloqueando los nombres que van apareciendo en los medios. En su equipo cuentan que repite una frase de Néstor Kirchner: “El que suena, suena”. Dice que los nombres están, que algunos obviamente serán los que están en danza, pero que no los va a confirmar ni a descartar. Que cada uno se haga cargo de lo que dice para posicionarse y de lo que luego escriben los periodistas.

¿Habrá chances para Roberto Lavagna? Parece difícil. Pero no imposible: es el candidato de Cristina Kirchner, como reveló Clarín hace algunas semanas. La vida da sorpresas: es el candidato de la ex presidenta pero también del Círculo Rojo. En el Coloquio de IDEA de Mar del Plata, de hace menos de un mes, los empresarios más poderosos del país lo aplaudieron a rabiar y, en bambalinas, le pidieron que aceptara ser ministro. Él lo negó: “Presidente o nada”, dijo. Estaba en campaña. Su performance no fue buena, pero es un hombre respetado.

El presidente electo piensa en figuras más jóvenes para ese ministerio caliente y que hoy es centro de cientos de conjeturas. ¿Hacia dónde irá el país? ¿Habrá reformas de fondo o maquillaje? ¿Logrará controlarse la inflación o se privilegiarán los salarios para que no sigan perdiendo frente a la escalada de los precios? ¿Se podrá arreglar con el Fondo Monetario Internacional? Apenas algunas preguntas.

El predilecto para Economía es Matías Kulfas, aunque convendría no descartar a Cecilia Todesca. Ambos acompañan a Fernández en la estadía en Ciudad de México. A propósito de los jóvenes: aunque se quedó en Buenos Aires, Santiago Cafiero, de 40 años, nieto del emblemático dirigente peronista e hijo de Juan Pablo, tiene todos los boletos para ser el jefe de Gabinete.

Lavagna es un nombre que no deja de seducir al albertismo. Como reveló este domingo Joaquín Morales Solá en su columna dominical de La Nación, el economista recibió en su casa de Saavedra al sucesor de Mauricio Macri durante una hora y media. Fernández quería escuchar de primera mano su diagnóstico sobre la herencia macrista. Lo que oyó lo dejó muy preocupado, dicen. “Es más crudo que Alberto”, cuentan en la comitiva que lo acompaña por México. Lavagna es un crítico de la actual conducción desde el día cero. Durante los primeros tres años mantuvo más de un encuentro con Macri. No fueron positivos.

A Fernández, que ya se dijo que reniega del marketing, lo atrae un número: los primeros 100 días de gestión. Cree que habrá que lanzar medidas para paliar el malhumor social y para demostrar que otro gobierno, más sensible, está en marcha. Otra vez: lo maneja con tanta reserva como sus nombres para el Gabinete. “Se trata de un paquete de buenas noticias. Trabajamos todos los días en eso”, confirman en su entorno.

Quienes hablan con el futuro presidente aseguran que desde hace 15 días lo ven más tranquilo. Es la transición. Logró un buen diálogo con Macri -volvió a hablar por teléfono con él después de su encuentro del lunes en la Casa Rosada- y asume por lo bajo que la implementación de un cepo tan duro no es lo mejor, pero ayuda a enfriar el dólar y la tensión en los mercados. Ya nadie duda de que Macri podrá terminar su mandato. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí