Vuelven las patotas radicalizadas K y Alberto Fernández será la primera víctima

6
460
Alberto Fernández sugirió que el cepo seguirá y adelantó la desdolarización de las tarifas

12:30 – (Por Rubén Lasagno) – Posiblemente el elegido presidente Alberto Fernández haya aprendido de sus errores, no lo se. Lo que sí es seguro, que no ha evaluado el martirio al que será sometido durante su presidencia, o lo que dure de ella en manos de su mentora, por parte de los grupos patoteros del kirchnerismo más radicalizado, los mismos que piden bajar todas las causas de los “presos políticos”, aquellos que van por el periodismo crítico  y lo amenazan con una “Conadep”, los que como Grabois le anuncian que hay “mecha corta” y si les retacea la plata le van a ganar la calle; la visión del “pollo” Sobrero o del inclaudicable Hugo Moyano, las amenazas de Bonafini caratulando de “cáncer” a la mitad del pueblo que no votó al rejunte peronista/kirchnerista, Brieva y Echarry (entre otros) disgustados porque el pueblo no votó masivamente por la vuelta de los chorros; las terribles situaciones vividas en el INTI, Telam, Enacom, la Tv Pública, etc, todo indica una tendencia a complicarle profundamente la vida al presidente elegido y en ese punto se abre una controversia aún mayor: ¿Cuánto durará Alberto Fernández antes de vencer sus propias resistencias y retirarse “enfermo” del cargo, dejando a la verdadera madre del borrego, conducir el “vamos por todo” de una vez y hasta el final?. ¿Estará previsto en los planes del kirchnerismo forzar a Alberto a “tomarse licencia” hasta mediados de su mandato, cuando ya no sea necesario el llamado a elecciones y hacer “la gran Acevedo”, tan típico de los Kirchner quienes están acostumbrados a poner y sacar piezas de su tablero político?.

Sin duda el presidente elegido es la primera víctima de esta clase política despreciable que ha vuelto al país gracias a los malos oficios de Mauricio Macri y su gabinete de notables. Ninguno de ellos, ni Cristina, ni Alberto, ni Axel, ni Magario, han logrado algo por méritos propios. Y los camporistas, que fueron dejados dentro de cada organismo público, porque Macri pensó que podría controlarlos, hoy son el incubus de la violencia, la venganza y el germen de la revancha K dentro de todos y cada organismo donde el presidente saliente no tuvo la decisión de desafectarlos.

El nuevo presidente tiene un complicado frente interno, tan duro e incierto como el externo. Está claramente evidenciado que Alberto Fernández no puede hablar de nada que incomode al kirchnerismo y particularmente a CFK. Temas como los de Venezuela, por ejemplo son tabúes en los discursos y/o conferencias de prensa de Alberto, como en la de ayer en México.

Más allá que no sabe cómo va a resolver el gravísimo tema económico del país, su frente interno lo va a poner a prueba en los primeros días de estrenado el cargo. No será sino con mucha “muñeca” política que va a poder regular los embates y acoso del “fuego amigo” el cual emanará de la grieta interna y todo indica que la finalidad es poner a Alberto ante la encrucijada de optar “con ellos o en contra de ellos”; cualquiera sea su elección, habrá perdido.

Aún sin coincidir con el nuevo presidente, será la obligación de los medios de comunicación independientes y de la sociedad en general, sostener y defender la institucionalidad presidencial, porque ya no serán sectores de la oposición que bregarán por quitarlo del medio, síno su propia tropa encabezada por la dama oculta, que no aceptará nada por fuera del dogma que sostiene inalterable desde aquella asunción en el 2011. Alberto Fernández ya hizo el trabajo que ni ella ni ningún kirchnerista con prontuario podía hacer. Esto, no le asegura a Alberto un tránsito cómodo  y con respaldo de su partido. Ellos (CFK, Máximo y la Cámpora) lo detestan, al igual que a Massa, pero fueron necesarios para acceder a un escenario imposible e impensado, por parte de la ex presidenta.

Ahora vendrán otros tiempos y las patotas llegan recargadas. No tardarán muchos en mostrarse como son. Su naturaleza los condena y junto con ellos, se condena la República. (Agencia OPI Santa Cruz)

6 Comentarios

  1. La maldad, la mentira, la corrupción, la instalación del miedo, es el resultado de cada cómplice que vendió sus valores y voto por una dadiva….Los del 41% que no votamos estaremos firmes y serenos, pues mucho sabemos de estos delincuentes y nada podrán negociar con nosotros, incluso por efecto de nuestros valores seremos garantía de Alberto Fernandez y cualquiera de sus filas que por obrar según la ley puedan estar expuesto a todo tipo de riesgo.

  2. Me gusta cuando OPI, después saca el link de sus articulos y dice: “Miren, nosotros ya lo dijimos en el año…..”. Por que la verdad que uno pierde el hilo de tantas marchas y contramarchas…y hay que ser muy valiente para hacer futurologia sin equivocarse.- Yo también pienso que va a ser así.- Pero pueden pasar muchas cosas. por ejemplo, el avance de las causas contra CFK y su entorno .-

  3. Acá también comenzó, o Uds creen que la molotov al SOEM es una casualidad? No señores, Grasso tiene antecedentes violentos. Ya vá a ser más evidente

  4. Una jugada de novato fue ir a Brasil a saludarlo a Lula, ahi es donde muestra su dependencia de la señora. Ahora hizo un negocio bárbaro para la Argentina, se le puso bien en contra a Bolsonaro (que tampoco lo defiendo porque es un tipo bastante raro), y ahora Bolsonaro le va a cortar el chorro a la Argentina, por ejemplo en el trigo donde ahora tendrán la posibilidad de venderle EEUU, etc, etc. Pregunta: ¿ cual fue el negocio?, cuanto nos perjudican estas jugadas infantiles de darle apoyo a gente que está presa (Lula), o ir a visitar a Evo, etc, etc. Yo no sé si son o se hacen

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí