El Senado debatirá una convocatoria “inmediata” a elecciones en Bolivia

0
131
Escalada de violencia en Bolivia: atacaron la casa de Evo en Cochabamba e incendiaron otras residencias

Lo anunció la jefa de la Cámara Alta, Eva Copa, del MAS. El llamado alienta la salida del diálogo a la crisis. El debate quedó empañado por tres muertes en un piquete.

La bancada del Movimiento Al Socialismo (MAS), el partido que responde al ex presidente Evo Morales y que tiene el control mayoritario del Parlamento de La Paz, anunció que el Senado debatirá este miércoles un proyecto de ley con una convocatoria “inmediata” a nuevas elecciones. La novedad se produjo luego de que esa misma agrupación hubiese cancelado horas antes una sesión considerada “clave” en la que se iba a analizar la renuncia del ex presidente Evo Morales y de la que saldría eventualmente una fecha electoral.

“Los asambleístas tenemos la predisposición de ir a una elección. Por eso mañana estamos convocando a la plenaria en la Cámara de Senadores para poder encarar un anteproyecto de ley para llamar a una nueva elección lo más antes posible”, dijo la jefa del Senado, la masista Eva Copa, en una conferencia de prensa.

En la misma ocasión, la legisladora pidió el repliegue de las Fuerzas Armadas que han sido llamadas para controlar diversas marchas en el país. La exhortación se produjo el mismo día en que tres manifestantes murieron durante la represión a un piquete del MAS ante una refinadora de El Alto y que buscaba impedir la salida de combustible para paliar el desabastecimiento que sufren vastas zonas del país. El área es controlada por militares, a los que importantes sectores del masismo culpan de una represión indiscriminada, en particular luego de que el gobierno interino de la presidenta Jeanine Añez promulgara un decreto que los exime de responsabilidades penales.

La cancelación de la sesión en la Asamblea legislativa fue interpretada como la búsqueda de un canal de negociación con el gobierno interino de Añez que permita resolver tanto el tratamiento de la renuncia a la presidencia de Evo Morales como una fecha electoral, despejando así una salida a la crisis. La sensación de que había abierto un canal de diálogo fue confirmada más tarde por el anuncio de que hoy se trataría un proyecto de ley en el Senado con el cronograma electoral.

En las últimas horas, hubo llamados de la Conferencia Episcopal Boliviana, de la ONU y de otras instancias nacionales e internacionales para poder alcanzar acuerdos que permitan normalizar Bolivia, en convulsión política desde los comicios del último 20 de octubre que fueron considerados como un fraude por una polémica auditoría de la OEA. Una semana después de la elección, y ante la gravedad del informe del organismo regional, Morales decidió llamar a nuevas elecciones sin aclarar si sería o no candidato.

Finalmente, Morales dimitió el 10 de noviembre luego de que las fuerzas militares le retiraron su apoyo en medio de fuertes manifestaciones a favor y en contra a su persona, salpicada por la manipulación de votos. El ex presidente buscaba un cuarto mandato tras lograr una habilitación a una prohibición constitucional y tras perder un referendo en 2016 que rechazó su reelección. Refugiado en México desde el 12 de noviembre, Morales acusó a la OEA de sumarse al “golpe de Estado”.

Ayer, antes de que el MAS suspendiera la sesión en la Asamblea, las bancadas de Unidad Demócrata y el Partido Demócrata Cristiano, que respaldan a la presidente interina Añez, habían descartado asistir, presumiendo que en ella rechazarían las renuncias de Morales y su vice Álvaro García Linera, para así posibilitar su retorno a territorio de Bolivia. El gobierno de Añez amenazó el domingo con convocar a nuevos comicios por decreto si no hay un acuerdo con el MAS.

En una extensa entrevista con DPA, Morales volvió a cambiar el guión de anteriores reportajes y esta vez reiteró que no piensa en volver a ser presidente, aunque aclaró que la desmovilización de su partido depende de que haya garantías y una investigación sobre las muertes ocurridas desde su renuncia. También apuntó que el ex presidente español José Rodriguez Zapatero, comprometido en fallidos procesos de diálogo con el chavismo venezolano, podría liderar una mediación en Bolivia.

Este miércoles, la OEA discutirá una resolución para instar a Bolivia a llamar “urgentemente” a elecciones. El proyecto pide el “inmediato cese de la violencia”. Según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, ente autónomo de la OEA, las protestas dejaron al menos 23 muertos y 715 heridos. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí