La violencia no da tregua en Chile y advierten que la policía está “sobrepasada”

0
109
La violencia no da tregua en Chile y advierten que la policía está "sobrepasada"

Tras otra jornada de disturbios, saqueos y enfrentamientos, el gobierno admitió que las fuerzas de seguridad están desbordadas por una situación “extremadamente crítica”

Por: Víctor García

En medio de una de las jornadas más violentas desde que estalló la crisis social, y en el preciso instante en que Carabineros realizaba un operativo para contener el saqueo de un centro comercial de la localidad de El Belloto, a 124 kilómetros de Santiago, una comunicación por radio resumió el actual momento que experimenta la policía chilena: “Estamos absolutamente superados”, se oyó en la comunicación que se divulgó anteanoche y en la que el coronel Roberto Troncoso reconoció las dificultades para contener la ola de violencia que pone bajo presión al gobierno de Sebastián Piñera.

“¡No estamos obligados a lo imposible! ¡No estamos obligados a lo imposible! […] ¡Más no podemos, más no se puede! Tengo carabineros lesionados, los vehículos apedreados, bombas molotov, no tengo gas, no puedo disparar escopetas”, dijo el uniformado, en un dramático registro que causó alto impacto en la sociedad chilena.

Aquella resignación también se respira en los cuarteles de la policía, y es la misma que minó aún más la propia confianza de la ciudadanía ante Carabineros. La continuidad del general director Mario Rozas quedó en discusión tras el lapidario informe publicado por Human Rights Watch (HRW), que cuestionó a toda la institución y sus procedimientos al denunciar torturas, abusos sexuales y homicidios en la represión de las manifestaciones.

Anteayer, los hechos de vandalismo se concentraron en regiones distintas a la capital y el balance fue negativo: un hotel saqueado en La Serena, las instalaciones del diario El Líder incendiadas en San Antonio, sucursales bancarias quemadas en Iquique y nuevos incidentes en Concepción. El centro del puerto de Valparaíso quedó seriamente dañado por los ataques a locales comerciales, y hubo barricadas en sus principales arterias. Todo esto configuró una “noche crítica”, según las autoridades.

“Carabineros se encuentran sobrepasados”, refrendó el ministro de Defensa, Alberto Espina, ante la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados. “La situación que está viviendo el país es extremadamente crítica en materia de seguridad, extremadamente crítica. Se está llegando a niveles de violencia que no se registraban en Chile desde el retorno a la democracia”, advirtió el funcionario.

El diagnóstico sobre la violencia y la incapacidad de la policía para ponerles freno a los hechos delictuales, también movilizó el despliegue de Piñera, que presionó al Congreso para detener la violencia a través de cuatro proyectos: leyes antiencapuchados, antisaqueo y antibarricadas, y resguardo de infraestructura crítica por parte de efectivos de las Fuerzas Armadas.

“Estos proyectos son absolutamente urgentes y necesarios”, dijo el presidente. “Necesitamos mejores herramientas para combatir esta violencia criminal que hemos conocido las últimas semanas. Por eso estos proyectos que están en el Congreso deben transformarse ahora, en cuestión de días, en leyes de la República, que nos permitan contar con herramientas para resguardar a la ciudadanía”, añadió.

“La violencia está causando un daño que puede ser irreparable al cuerpo y alma de nuestra sociedad. La violencia significó dolorosas pérdidas de vidas humanas y muchas personas lesionadas. La violencia está destruyendo sueños y proyectos de vida para muchas personas y emprendedores de nuestro país”, sentenció el jefe de Estado, que estuvo flanqueado por su ministro del Interior, Gonzalo Blumel, y los subsecretarios Rodrigo Ubilla y Katherine Martorell.

Refuerzos

La Moneda también informó que desde el lunes habría un incremento en la cantidad de efectivos de Carabineros y policías en las calles. A esto se suma el refuerzo de las policías con el egreso anticipado de alumnos de las escuelas de oficiales y suboficiales de Carabineros y la Policía de Investigaciones. Además, se reintegrarán funcionarios en retiro, de buenas calificaciones, y que pertenecieron a ambas instituciones.

“Estas medidas nos van a permitir, a partir del próximo lunes, contar con 2505 carabineros y policías que se sumarán al esfuerzo por el orden público y la seguridad ciudadana y, dentro de los próximos 60 días, tendremos 4534 carabineros y policías adicionales”, señaló Piñera.

El recrudecimiento de la violencia también afectó al mercado chileno, ya que el dólar sufrió una nueva suba. La divisa llegó a 819,50 pesos chilenos, lo que representa una depreciación del 2,48% con respecto al cierre de ayer; así, alcanzó el mayor nivel en la historia para el dólar en el país. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí