Accidente en la ruta 2: el viaje de los 43 chicos con el sueño de conocer el mar que se convirtió en la peor pesadilla

0
86
Volcó un micro que llevaba chicos a San Clemente del Tuyú: hay dos muertos y varios heridos

“Vi a mis compañeros volando, ensangrentados”, describe Camila, de 11 años, una de las 43 estudiantes de la Escuela Nº 41 Rosario Vera Peñaloza, de la localidad bonaerense de Benavídez, que logró sobrevivir ayer al vuelco del ómnibus en el que viajaba junto a sus compañeros en el kilómetro 141 de la ruta 2. En el accidente, dos estudiantes murieron en el lugar y otros tienen muy comprometidos sus miembros superiores. El chofer, Alberto Maldonado, de 48 años, está acusado de homicidio culposo, fue aprehendido y será indagado hoy, a las 10.

Por: María José Lucesole

Los primeros peritajes realizados por la Justicia determinaron que el ómnibus, de dos pisos, de la empresa Silvicar SRL, que se dirigía a San Clemente del Tuyú, no superó en todo su recorrido los 100 km/h. Sin embargo, un testigo afirmó que viajaba a 110 km/h cuando el colectivo lo superó. El accidente fue a las 6.15, cuando ya había sol. No había rastros de alcohol en los conductores, según los tests de alcoholemia que se realizaron. Todo parece indicar que se trató de una distracción del chofer.

Lo que para la Justicia está claro es que una vez que el conductor del ómnibus mordió la banquina, trató de corregir la dirección. Hizo maniobras de frenado, golpeó contra el alcantarillado y perdió la adherencia al piso para luego caer sobre el lateral izquierdo del vehículo.

El conductor fue aprehendido por disposición del fiscal Jonathan Robert, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucciones Nº 10 de Chascomús. “Iba rápido”, dijo ante la Justicia el acompañante del conductor, identificado como Juan Carlos Gilenoni.

Según informó la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), la empresa Silvicar SRL “tiene en vigencia el seguro (Protección Mutual del Transporte Público de Pasajeros) y la Revisión Técnica Obligatoria (RTO), vigente hasta el 27 de enero, correspondientes a la unidad con dominio FUX 403. Además, ambos conductores, cuentan con la licencia nacional de transporte interjurisdiccional (Linti) habilitada y el colectivo tiene la habilitación correspondiente para prestar el servicio de turismo desde 2013. El último control integral de la unidad, aprobado, se realizó el 22 de octubre pasado en Bella Vista.

Cristian González Wang, uno de los socios de Silvicar SRL, afirmó que el chofer “no tuvo antecedentes ni choques previos” y que la unidad estaba “en perfectas condiciones”. El fiscal general de Dolores, Diego Escoda, señaló: “El chofer manifestó que se le fue el micro”.

Ayer, en declaraciones a TN, una mujer que se identificó como Victoria, tía de una de las sobrevivientes, señaló que su sobrina llamó a su padre pasadas las 6. ” Nos llamó a los gritos para que la vayamos a buscar. Además contó que el conductor se había dormido, que ella estaba bien, que tenía heridas leves”, recordó.

Se estima que las dos chicas que murieron -Mía Morán, de 12 años, y Delfina del Bianco, de 11- salieron despedidas del ómnibus en el momento del accidente. Ayer, en Chascomús, sus padres debieron reconocer sus cuerpos.

Según contaron los bomberos que trabajaron en el operativo de rescate, otros dos chicos salieron despedidos por las ventanillas del colectivo y quedaron atrapados debajo del vehículo. Ambos tienen lesiones muy severas en los miembros superiores.

Once de las víctimas fueron derivadas desde el lugar del accidente en ambulancia o en helicópteros: cuatro al Hospital Eva Perón, en San Martín; tres, al de Niños Sor María Ludovica de La Plata; dos, a El Cruce, de Florencio Varela; uno, al Pediátrico de Tigre, y otro, al Ricardo Gutiérrez de la Capital.

En tanto, anoche, cinco permanecían internados en el Hospital Municipal de Chascomús.

“Mi hijo ayudó a salir a un compañero que tenía un agujero en el estómago”, señaló a LA NACION Miguela Gamara, madre de Jhonatan, que viajaba en el ómnibus.

“Todos gritaban y pedían ayuda y uno no sabía por dónde empezar”, dijo María Eugenia, la bibliotecaria de la escuela, que iba en el colectivo junto a otros cinco docentes acompañantes.

“Fue un infierno”, afirmó a LA NACION Alberto Peralta, subcomandante del cuartel de bomberos de Lezama, que ayudó en el operativo de rescate. En el lugar trabajaron 16 móviles del SAME y dos helicópteros para trasladar a los heridos.

Por las muertes de Morán y Del Bianco la Municipalidad de Tigre declaró tres días de duelo y la suspensión de actividades en todas las dependencias del partido. Además, desde la Dirección de Cultura y Educación bonaerense informaron que también habrá asueto escolar por duelo hoy en el distrito.

Mientras, personal de la Red Provincial de Salud Mental en Incidente Crítico buscaba contener anoche a las familias de las chicas que murieron en el accidente. Todos estaban en estado de shock. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí