María Eugenia Vidal anunció una actualización del Fondo del Conurbano

0
75
María Eugenia Vidal anunció una actualización del Fondo del Conurbano

Al rendir cuentas de su gestión, dijo que acordó con Macri la llegada de fondos para compensar la inflación de 2018 y 2019; permitirían mejorar los números que recibirá Kicillof

Por: Jaime Rosemberg

Una semana antes de dejar su cargo y dispuesta a defender su legado político, la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, llevó adelante ayer una “rendición de cuentas” pública de sus cuatro años de gestión. Junto con los números de déficit fiscal, deuda y el saldo de caja que le dejará a Axel Kicillof, su inminente sucesor, Vidal sorprendió con el anuncio de “actualización” por la inflación de 2019 del Fondo del Conurbano, acordado con el presidente Mauricio Macri y que será instrumentado antes del martes próximo, cuando ambos regresen al llano.

“El Fondo del Conurbano es una pelea que nadie había dado antes”, afirmó Vidal, rodeada por sus ministros en el Centro de Convenciones Arturo Frondizi, de Vicente López. Luego de esa sutil crítica a los mandatarios peronistas que la antecedieron, Vidal destacó que la recuperación fue “gracias al apoyo del Presidente”.

El Fondo del Conurbano estaba congelado desde 1996 en 650 millones de pesos (dólares) anuales, que se diluyeron con la inflación y las sucesivas devaluaciones. Con el Pacto Fiscal de 2017, la provincia recuperó $21.000 y $44.000 millones para 2018 y 2019, pero sobre la base de un cálculo que partía de una inflación estimada en 10% y 5%, respectivamente. La suba de precios fue del 47,6% en 2018 y superará el 50% este año, con lo que la “compensación” del Fondo volvió a quedar desactualizada rápidamente.

“Hemos recuperado el Fondo y también esta actualización les permitirá a los bonaerenses estar mejor. Son recursos acordados para el futuro”, definió Vidal al inicio de su rendición de cuentas “a nuestros jefes, que son los bonaerenses”.

Damián Bonari, ministro de Economía de la provincia, detalló luego que “los equipos técnicos del gobierno nacional junto al provincial se encuentran trabajando para definir la implementación e instrumentación del acuerdo alcanzado”. Cerca de la gobernadora, que realizó la conferencia junto a su vice, Daniel Salvador, y su jefe de Gabinete, Federico Salvai, explicaron a LA NACION que “esto lo hablaron María Eugenia y Mauricio” (el Presidente regresaba ayer de su paso por Madrid y Ginebra) y que la idea es compensar los cerca de $20.000 millones que la provincia (también la ciudad de Buenos Aires) resignó con el traspaso de los servicios de luz y gas a la órbita provincial.

Interpretaciones

¿Se trata de una “mano” para el gobernador kirchnerista? “No, son mejoras para los bonaerenses”, contestó un vocero gubernamental. No se trató, por cierto, del único mensaje destinado a Kicillof, quien a poco de ser electo afirmó que percibiría “tierra arrasada”, en referencia al estado de la provincia.

Sin entrar en polémicas -ante una pregunta de LA NACION, prefirió no responder a Kicillof- Vidal mostró números y cifras para desmentir el diagnóstico de su sucesor. En relación con la “caja”, a la que definió como “la plata con la que va a contar el próximo gobernador”, la mandataria afirmó que dejará un saldo de $25.000 millones, a diferencia de los $179 millones que recibió en 2015 de Daniel Scioli. “Es suficiente para poder hacer frente a los sueldos, las jubilaciones, aguinaldos, pensiones e insumos del mes de diciembre”, afirmó, en medio de los aplausos de los funcionarios y miembros de la coalición Juntos por el Cambio.

En cuanto al déficit provincial, Vidal también marcó un escenario más favorable en relación con la herencia recibida. Reconoció un déficit de $50.000 millones, pero lo destacó frente al rojo de $77.000 millones de 2015. Lo mismo en relación con la deuda provincial, otro de los puntos que Kicillof cuestionó durante la campaña electoral.

“Cuando llegamos la deuda era de US$11.204 millones, hoy es de US$11.000 millones, es decir, doscientos millones menos”, detalló Vidal. “El mundo confió en nosotros, y tomamos deuda para hacer obras. Lo importante es que esa deuda se puede ver, está en las rutas, en todas las obras que empezamos y terminamos en los 135 municipios”, se defendió.

En tono autocrítico, Vidal reconoció que los salarios de los docentes y la infraestructura escolar son “deudas a saldar”, pero destacó los “131 edificios escolares y las 300 aulas nuevas, que se pueden ver y tocar”. En lo social -rubro al que piensa dedicarse en el futuro próximo-, subrayó que la lucha contra el hambre fue “un eje de gestión” y que se aumentaron los fondos para alimentos en los comedores “por encima de la inflación”.

Al referirse a la “pelea contra las mafias”, afirmó que cayeron los secuestros extorsivos y los homicidios dolosos y aumentaron los decomisos y detenidos por narcotráfico. “Ocupemos el lugar que ocupemos, este equipo nunca va a estar del lado de los narcos, los violentos y los mafiosos”, afirmó, a modo de toma de posición hacia el futuro. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí