En Diputados, el Gobierno de Alberto Fernández buscará aprobar las leyes con “mayorías contundentes”

0
173
Diputados: por tensiones internas, Cambiemos aplaza su última sesión del año

Cerca del presidente de la Cámara, Sergio Massa, quieren tejer acuerdos con los bloques federales y con Juntos por el Cambio.

Por: Jazmín Bullorini

Sin la mayoría propia conseguida en el Senado, el gobierno de Alberto Fernández buscará tejer en Diputados acuerdos amplios para aprobar las leyes con “contundencia” y peso numérico.

“Emilio (Monzó) me deja la vara alta”, dijo Sergio Massa ​sobre su antecesor en el primer discurso como presidente de la Cámara que brindó. “Nos deja la responsabilidad de seguir en la idea de que el diálogo y los consensos son el camino”, agregó.

Más allá de un elogio a su “amigo”, como lo calificó a Monzó, el tigrense buscó dejar un mensaje político. Con apoyo del Frente Renovador, en un inicio de la gestión de Mauricio Macri o con el respaldo del peronismo “racional” de los gobernadores, Monzó y Cambiemos lograron aprobar leyes polémicas como el blanqueo de capitales y la reforma previsional.   

El bloque del Frente de Todos que conducirá Máximo en la Cámara baja quedó con 120 legisladores. Número que, dicen en la bancada, pueden llegar a extender a 123 cuando la semana que viene juren los reemplazantes de los diputados que salten al Ejecutivo nacional o cargos provinciales.

Con el respaldo que se especula que le brinde el interbloque federal que conducirá José Luis Ramón –el cual Massa ayudó a gestionar- y el monobloque de la aliada neuquina Alma Sapag, el oficialismo contaría con lo justo para alcanzar los 129 necesarios del quórum.

Sin embargo, y sobre todo durante los primeros meses de Gobierno, la intención es que las leyes sean aprobadas con “contundencia” y las medidas de Alberto Fernández cuenten con fuerte respaldo político.

En el entorno de Massa aseguran que el objetivo es “sacar todas las leyes con el mayor acuerdo posible” y negociarlas “no solo con los bloques federales” de Ramón y el del lavagnista Eduardo “Bali” Bucca –que quedaron por fuera de la lógica binaria con la que se estructuraron las bancadas-sino también con el interbloque de Juntos por el Cambio.

En esa línea, Massa apuntó en el discurso post jura: “Los quiero invitar a que juntos, sin pasarnos facturas todo el tiempo por el pasado, podamos recorrer el camino de los acuerdos y la construcción de políticas de Estado para poder demostrarles a los argentinos que esta es una casa de gente que pelea por sus sueños y no la casa de los vagos que muchos dicen”.

Para el Presupuesto 2020 -la primera ley que Fernández enviará al Congreso-, el camino está allanado. Desde Juntos por el Cambio plantean que el presupuesto es una herramienta fundamental para el Ejecutivo y que salvo que haya “sorpresas” en el texto, están dispuestos a acompañarlo.

El resto se verá. “Nuestra postura como oposición dependerá más de lo que haga el oficialismo”, apuntan aunque aclaran que, en principio, su idea en esta etapa es ser una “oposición constructiva, pero manteniendo los principios del espacio”.

Massa también quiere imponer su impronta en la Cámara desde lo práctico y administrativo. Tras acordarlo con los presidentes de los distintos bloques, emitirá en los próximos días una resolución para que el reparto de las comisiones se haga respetando el criterio paritario. Es decir, que la mitad sea presidida por mujeres y la otra mitad por hombres.

La de Presupuesto, que es una de las de mayor peso y será la primera en conformarse, quedaría en manos de Carlos Heller.

También, dice, tiene previsto “sacar el Congreso a la calle”. Quiere que cada tres meses haya una sesión en alguna provincia del país e incluso que evalúa que comisiones se reúnan en distintas regiones. Sin embargo, la movida es ambiciosa y necesita sellar algún acuerdo con empresas aeronáuticas para poder garantizar la movilidad de los 257 legisladores.

A su vez, buscará agilizar las sesiones con la incorporación de pequeñas modificaciones. Una de ellas es fijar las cuestiones de privilegio y homenajes -dos temas que a veces consumen horas antes del inicio del debate de los proyectos en sí- para el final de las sesiones. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí