jueves, octubre 22, 2020
16 C
Río Gallegos

Natatorio municipal. La última jugada de Grasso, pateó el penal desde el IDUV y ataja en la Municipalidad

Destacadas

11:30 – Tal como consta en la Licitación Pública Nº 42 del IDUV (Instituto de la Vivienda), publicada en el Boletín Oficial Nº 5410 de ayer 5 de diciembre de 2019, se convoca a empresas para “Obras, refacciones, reposición de materiales y puesta en servicio del natatorio municipal Río Gallegos” con un presupuesto oficial de $ 13.196.243,00 un plazo de 3 meses para su ejecución, pliego que están a disposición a partir de ayer 5 de diciembre a un precio cada uno de $ 13.196,00 y apertura de sobre el día 12 de este mes a las 11:00hs en las oficinas del mismo IDUV.

El natatorio municipal de Río Gallegos es una obra absolutamente atravesada por la corrupción, como vamos a ver más adelante, sin embargo en esta oportunidad queremos remarcar un dato que no es menor.

Pablo Grasso es el actual presidente del IDUV, quien ha diagramado y consolidado el presupuesto provincial para aportar a los trabajos de “refacción” del natatorio. Pero a su vez, Grasso es el intendente electo de Río Gallegos; es decir, el mismo Pablo Grasso que planificó, hizo el presupuesto, emitió la licitación firmada y (seguramente) ya tiene acordada la adjudicación a una de las empresas amigas que interviene en la carterización de la obra pública de Santa Cruz, es el que días después va a “recibir” los fondos y a la empresa encargada de la obra (obviamente, firmas amigas de toda la vida) y a la cual “controlará” mediante el sistema de inspectores de Obras Públicas, que como ya sabemos no son ninguna garantía, solo atendiendo a nuestros tres informes úlltimos donde se describen las maniobras más ordinarias y obscenas en materia de gestión municipal e inversión de obra pública en la gestión que termina.

Ligero para pensar en darle continuidad al manejo de los fondos, el flamante intendente que aún no asumió, se las ingenió para generar “la necesidad”, elaboró un “plan de obras” y licitó desde el IDUV y en algunos días más, será quien tenga a su cargo ejecutar la obra, cobrar y pagar a la empresa que resulte elegida, la cual sin duda saldrá del pool de empresas amigas que contratan con la provincia y los municipios y puede estar entre constructoras como PROALSA SRL, Acri Construcciones SA, Permaco SA, Proyectos Fueguinos S.R.L., Rodalsa, Magda, Magdalón, Consur SRL, Edisud SA y Chimen Aike, entre otras de la que seguramente va a salir la “adjudicataria del proyecto para la refacción del natatorio”, como será anunciada.

- Publicidad -

Una vergonzosa obra

El 12 de diciembre de 2012 llegó a Río Gallegos a bordo de un costoso avión privado Falcon 900 el Secretario de Obras Públicas de la Nación de entonces, José López, luego encarcelado por corrupción con la obra pública nacional, el mismo que años después revoleaba bolsos con dólares de las coimas, en un convento trucho en Buenos Aires.

Había llegado para ser parte de un acto con el Intendente de Río Gallegos, Raúl Cantín, con el fin de hacerle entrega de un documento por el cual se autorizaba al Municipio a licitar en forma directa y sin intervención provincial, un natatorio municipal en la ciudad capital a un costo de 36 millones de pesos, habilitando, para ello, un proceso licitatorio de 120 días.

Solo basta esperar a ver en manos de quién caen las obras”, le dijo a OPI un conocido hombre de negocios, cuando se hizo el acto público donde el Secretario de Obras Públicas de la Nación, José López, habilitó al Intendente Raúl Cantín a construir un natatorio municipal por 36 millones de pesos y esta Agencia lo informó en esos términos. El proceso de la obra pública, la llegada de los fondos en forma directa y las adjudicaciones a manos de amigos, es un tema que venimos adelantando desde hace tiempo y éste sería el puntapié inicial, para lo que vendrá en 2013, escribíamos entonces adelantándonos a lo que luego se confirmaría en los hechos.

Si existe un “monumento a la corrupción municipal” en Río Gallegos, aunque son varias las obras que categorizan y distintos intendentes en diferentes épocas y de los dos partidos mayoritarios sin distinción (FPV y UCR), es el natatorio municipal de Río Gallegos.

José López, llegó a Río Gallegos para abrir un negocio formidable con el municipio local

El proyecto del natatorio en esta capital se inició bajo la intendencia de Raúl Cantín (FPV) con la complicidad del Secretario de Obras Públicas y Urbanismo de la Municipalidad en aquel momento, José Zavaley, en pleno gobierno de Cristina Fernández. Como dijimos anteriormente lo ideó y organizó Julio de Vido, quien mandó a López a efectuar los arreglos y se realizó con fondos nacionales provenientes del programa “Más Cerca, Más Municipio, Mejor País, Más Patria” en aquellos años cuando el encadenamiento político y la hegemonía K permitía manejar discrecionalmente las cajas y le ponían nombres rimbombantes a obras que ya venían viciadas de corrupción desde los primeros cálculos y en la misma fecha y dentro de este “proyecto de inversión” con fondos nacionales presentado por López y Cantín llegaba a la ciudad el Plan habitacional 250 Viviendas y al Gimnasio sobre el Barrio San Benito, conformando un paquete de plata tras el cual corrieron muchos, pero nada se terminó, como fue habitual sobre la década K en el país.

El propio Pablo Grasso, sustituyó a Cantín luego que el kirchnerismo produjera la salida (renuncia) de quien hizo desastres en la comuna local y el ahora elegido intendente, no mejoró en nada aquel manejo desaprensivo de los fondos y las falencias de la estructura del natatorio, el cual fue una gema resplandeciente en los hechos de corrupción en la provincia, obra cuya adjudicación fue direccionada a la empresa ACRI Construcciones, hubo sobreprecios, se utilizaron materiales de inferior calidad, no se usaron materiales como los indicados en el proyecto, el natatorio comenzó a tener filtraciones y nunca funcionó para los fines descritos en el tan animado “proyecto” que con bombos y platillos, el kirchnerismo presentó.

Un lapidario informe del Tribunal de Cuentas registró las irregularidades en la obraque tuvo un costo inicial de $40 millones y en manos de Acri Construcciones, terminó costando $68 millones. La denuncia se realizó en noviembre de 2014, recayó en el Juzgado de Instrucción Nº 1 de la Dra Marcela Quintana tramitada por Expte N° 68321/14.

El 9 de octubre de 2016 la entonces presidenta Cristina Fernández, el intendente interino Pablo Grasso, la ministra de Desarrollo Social Alicia Kirchner, el secretario comunal Daniel Álvarez, José López y por Videoconferencia Julio De Vido, “inauguraron” la obra del natatorio, pero en al aula magna de la UTN; vaya paradoja. Obviamente ese natatorio no estaba en condiciones y nunca lo estuvo. Como si fuera poco, CFK estuvo complacida de invitar a Meolans a inagurar una pileta que jamás funcionó.

Los mismos, siempre los mismos

Pasaron los años, transcurrieron los intendentes (Cantín, Grasso (FPV), Roberto Giubetich (UCR), ahora retoma Pablo Grasso, la pileta sigue sin funcionar y durante la actual gestión de Giubetich a la empresa que hizo todo mal (ACRI Construcciones) en vez de denunciarla penalmente se le dio el contrato para reparar el natatorio.

Por esas cosas de la política y los negocios (¿O negociados?), además de los casi 70 millones de pesos gastados mal en una obra sospechada de corrupción de todo tipo, se le agrega, más de 13 millones de pesos para terminar los trabajos que no se hicieron o hicieron mal. Es decir que si tenemos en cuenta lo gastado, lo que se va a gastar y las “readecuaciones” presupuestaria, el natatorio le está costando a los argentinos algo así como 100 millones de pesos, una cifra con la cual se podrían hacer 3,5 natatorios similares y bien terminados.

Como si ello fuera poco, los que cometieron los abusos vuelven a gobernar en cadena la nación, la provincia y el municipio. Uno de los responsable, hoy titular del IDUV, arma la licitación que en pocos días más ejecutará como intendente. Todo sigue su curso. Ni la Justicia ni los organismos de control son suficiente para ver que la corrupción atraviesa todo esto y sigue en manos de los mismos. Por eso el título de esta nota tiene un sesgo futbolero cuando decimos que Pablo Grasso patea el penal desde el IDUV y lo ataja en la Municipalidad. No hay mejor forma de entenderlo que por el absurdo. (Agencia OPI Santa Cruz)

- Publicidad -

3 Comentarios

  1. Y lo grave es que la empresa acri ya esta trabajando en las reparaciones , la misma uocra le reclama que tome gente para esa obra, la consecuencia logica es que acri “ganara” la licitacion y cobrara trabajos realizados o mal realizados , 2 veces, parece que la corrupcion no tiene ideologia, lo que se dice Una pinturita ¡¡¡

  2. ZAVALEY Y GERVASIO PORTAS LLEVARON ADELANTE LOS ROBOS DEL NATATORIO, LA SAN MARTIN , EL VACIADERO , ALOS ALQUILERES TRUCHOS , A NO OLVIDARSE DE ESOS NOMBRES PORQUE EN CUALQUIER MOMENTO LOS TENEMOS DE REGRESO

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Santa Cruz

La Justicia hizo lugar al amparo y los suplentes recuperan cargos en Educación

(OPI Chubut) - El 14 de septiembre pasado, la ministra de Educación Florencia Perata anunciaba la puesta...

Ahora piden Emergencia Previsional para jubilados de Chubut

(OPI Chubut) - La crisis en Chubut también golpea de cerca a los jubilados. La caja previsional,...

Por orden de Alberto Fernández, Martín Guzmán concentra las decisiones económicas y gana terreno en el gabinete

Según publica Clarín Luz verde para el blanqueo para la construcción y créditos hipotecarios. El ministro dirige...

Coronavirus en la Argentina: cómo es el plan de vacunación masiva que el Gobierno prevé a partir de fin de año

Por: Jaime Rosemberg Según publica La Nación "La economía necesita esa vacuna". La frase,...
- Publicidad -

Más Noticias

- Publicidad -