Tras la furiosa descarga de Cristina Kirchner, se retoma el juicio por el direccionamiento de la obra pública

0
588
Desafiante y casi a los gritos, Cristina Kirchner exhibió su poder ante los jueces

La ex presidenta no está obligada a asistir. Ya estiman que el juicio no concluirá durante 2020.

Por: Lucía Salinas

Una semana después de la furiosa descarga de Cristina Kirchner y a tan sólo a un día de asumir como vicepresidenta, el Tribunal Oral Federal 2 retoma este lunes el juicio por el direccionamiento de la obra pública a favor de Lázaro Báez.

Por esta maniobra que incluyó 51 contratos viales por $ 46.000 millones, la ex mandataria está procesada como jefa de la asociación ilícita y defraudación al Estado. Por delante quedan sólo dos audiencias y comenzarán a escucharse las declaraciones testimoniales; el listado incluye a Alberto Fernández.

La electa vicepresidenta en el primer juicio por corrupción en su contra, acusó al Tribunal de responder al lawfare (“guerra judicial”), e increpándolo le dijo: “Seguro ya tienen escrita la condena, no me importa, a mí la historia ya me absolvió y me absolverá, a ustedes la historia los jugará”. Después se retiró de la Sala AMIA sin responder preguntas y sostuvo que serán los jueces Jorge Gorini, Andrés Basso y Rodrigo Giménez Uriburu quienes deberán responder preguntas por su proceder.

El juicio se retoma este lunes y sólo resta una audiencia más hasta el inicio de la feria judicial de verano. Lo que se inaugura en esta etapa son las declaraciones testimoniales, un listado de 160 personas entre las que se incluye a los ex jefes de gabinete de Cristina y Néstor Kirchner​. ¿Por qué? Por pedido de la electa vicepresidenta como forma de refutación a la parte de la acusación que señala que direccionó el presupuesto nacional para pagarle a Báez, pidió que den explicaciones los jefes de gabinete responsables de ejecutar las partidas presupuestarias. Esto incluye a Alberto Fernández.

Casi todos los testigos declararán en 2020: este año sólo restan dos audiencias (hoy y el lunes 23), ya que el 16 y el 30 de diciembre no habrá juicio. Las citas continuarán siendo los lunes. “Si hacemos un cálculo estimativo y llano, con dos o tres testimoniales por audiencia, el juicio no va a terminar el próximo año”, indicó a Clarín una fuente judicial.

La mayoría de los testigos que desfilarán por el estrado del TOF 2 son funcionarios técnicos de Vialidad Nacional, destacados tanto en Buenos Aires como en Santa Cruz. El listado también incluye a directivos e ingenieros de Austral Construcciones.

En estas instancias Cristina Kirchner no está obligada a asistir a las audiencias del juicio. Pero el próximo año podrá sumar en su contra otro más por lavado de dinero, causas que incluyen a sus hijos Máximo y Florencia Kirchner. Se trata de los expedientes que investigaron las dos empresas familiares: Los Sauces (inmobiliaria) y Hotesur (firma hotelera), por operaciones de blanqueo. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí