No descartan sabotaje o explosión a bordo en el Hércules C-130 chileno

4
453

11:00 – (Por Hernán Padilla Fuentes para OPI Santa Cruz) – El círculo informativo sobre las circunstancias en que desapareció el avión Hércules C-130 chileno volando a la Antártida, es absoluto y sin posibilidades de filtración, pero ésta no es la principal causa por la cual no se tiene información oficial de lo sucedido; la verdad es que no se sabe absolutamente nada de lo que puede haber ocurrido en el siniestrado vuelo militar. Sin embargo, existe una inquietante versión que se difunde en los sectores cercanos a las fuerzas aéreas de Chile, de que la máquina podría haber sido víctima de un sabotaje.

Si bien no hay indicio ciertos de lo que pueda haber ocurrido (al menos conocidos publicamente), la falta de información respecto de qué pasó y cómo, no permite llegar a la pregunta fundamental ¿Por qué ocurrió?. Las FACH parece estar desconcertada, indican las fuentes, porque la máquina no emitió ningún tipo de señal radioeléctrica a las bases y simplemente “salió de satélite”, como si “se hubiera apagado” (pérdida total de la energía eléctrica), indicaron las fuentes para decir que la máquina, monitoreada desde el continente “desapareció” sin dejar rastros. Un dato no menor, indicaba otra fuente de esta Agencia, es que Chile monitorea las máquinas por satélite , mientras nuestro país, por ejemplo, lo hace simple y rudimentariamente por radar como muchos otros en el continente. Es decir, que el seguimiento al C-130 era permanente y en tiempo real, sin embargo, por la escasa información que hay, no se ha podido establecer si existen indicio de dónde cayó y/o desapareció la enorme máquina.

La información recabada señala que Chile mantiene una cobertura altamente eficiente y con tecnología de punta en materia de control y comunicación con las naves en vuelo, además la Base Frei en la Antártida es la mejor dotada con ayudas de aeronavegabilidad de las que existen en el lugar con apoyo para aproximación de las máquinas como el que cuenta el aeropuerto de Río Gallegos, un alojamiento para cientos de huéspedes y una dotación de Twin Otter serie 300 de dotación, lo cual les permite al personal una total movilidad por el continente blanco, en búsqueda y rescate. Son precisamente estos aviones quienes están afectados a la búsquedas del Hércules que desapareció a 423 Kms de la Base Frei y a 720 Kms de Punta Arenas.

Pasajeros del Hércules C-130 perdido en Chile

El tema del Hércules es un enigma para las autoridades chilenas y para el mundo. Algunas ideas suficientemente conspirativas hablan de un posible sabotaje y quienes alientan este tipo de teorías en Punta Arenas llegan a decir que posiblemente en su estadía en la base magallánica, alguien haya podido subir un paquete explosivo.

Esta idea descabellada, la apoyan con el argumento de que la aeronave no envió ni la mínima señal de SOS, su tripulación no ha tenido tiempo para activar los instrumentos de localización y alertas electrónicos/satelitales y en el supuesto caso que hubieran logrado amerizar, las balsas posee radiofaros que ayudan su localización, los cuales ninguno de ellos se encendió.

La misma teoría alude a un evento sorpresivo y suficientemente violento como para impedir cualquier tipo de reacción lógica y/o atendiendo a lo que establecen los manuales de vuelos militares en estos casos con el agregado que la mayor parte del personal era altamente entrenado. Si se piensa en esto, se concibe que sólo una explosión puede haber ocasionado un shock que imposibilitó la reacción de pilotos y navegantes. En este mismo sentido, algunos manejan la posibilidad de que el avión “haya perdido un plano” (ala) y precipitado sobre el mar. Consultada otra fuente sobre si en este caso y debido a la altura en que vuelan (24 mil pies aprox), no es posible activar algún tipo de señal o enviar mensajes de socorro, en el escaso tiempo entre que se desploma la máquina y tiene contacto con el mar, aseguró que no, por cuanto el golpe por la pérdida de sustentabilidad en el aire con el desprendimiento de un ala de la máquina es tan violento y su caída se produce como dentro de un vórtice en el cual el ser humano debe soportar una cantidad de presión denominada “G” (unidad de medida de aceleración) para el que no está preparado y esto produce el desmayo, desvanecimiento o hasta la muerte de los ocupantes, de manera que podría explicar (teóricamente) los motivos por la falta de reacción para dar avisos radioeléctricos o activar las señales propias de la máquina.

A medida que pasan las horas la desesperación de las autoridades chilenas se hace más evidente. Las ayudas llegan de todos lados. Argentina, Perú, Brasil, Uruguay y países europeos desde sus bases en la Antártida y el contienen, han unido sus esfuerzos para ubicar restos de la máquina. El Pasaje de Drake, como lo informáramos ayer, es un mar complicado, pues allí la conjunción del Atlántico con el Pacífico, forma oleajes que van de los 2 a los 8 metros y la profundidad oscila entre los 2.500 y 3.500 metros. Además de la violencia del mar se suma el agua gélida de esas latitudes que no permite la sobrevida inmerso en las aguas, por más de 8 minutos. Todo es misterio por el momento y como ocurre en todo tipo de desaparición de aeronaves sin que se pueda explicar el origen ni el destino que tuvo, sumado a la falta de información pública confiable que existe, las más descabelladas teorías comienzan a jugar un papel preponderante entre una abanico de posibilidades que nadie puede negar, al carecer de certeza de lo ocurrido. (Agencia OPI Santa Cruz)

4 Comentarios

    • que comentario mas boludo. chile es un pais como cualquier otro de america latina sufre los mismos problemas.la economia se comprobo que no es como dicen la gente se caga de hambre eso va a ser hasta que los gobernantes no sean corruptos lo de prolijos lo dicen las potencias que les interesa que esten al servicio de ellos. como todos los paises de america latina

  1. Me acuerdo cuando algunos chilenos, se burlaban de nosotros los argentinos, porque se perdió el submarino A.R.A. San Juan junto con los 44 hombres….Pero bueno siempre hay descerebrados en todas partes….Lamento la pérdida del Hércules
    C-130 chileno y sus tripulantes, ojalá se descubra que ocurrio.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí