Arcioni volvió con las manos vacías desde Buenos Aires y le impusieron un “fuerte compromiso minero”. Nuevo frente de conflicto

1
439
Arcioni volvió con las manos vacías desde Buenos Aires y le impusieron un “fuerte compromiso minero”. Nuevo frente de conflicto

10:30 – (Por Giuliano Ventura para OPI Chubut) – El Gobernador de Chubut Mariano Arcioni está desde hace varios días en Buenos Aires tratando de conseguir fondos para el pago de los aguinaldos y el último tramo de los salarios en la provincia; sin embargo el Ministro Martín Guzmán con quien estuvo reunido ayer, no abrió la billetera y la explicación fue bastante clara: el gobierno de los Fernández aún no sabe qué hacer con la economía nacional, hay una fuerte retracción de los gastos y giros, exigencias del FMI para realizar un fuerte ajuste como el llevado adelante con la llamada “Ley de Solidaridad Social” y básicamente, el gobierno nacional no puede salir alegremente en ayuda de la provincia, sin dar respuesta a otras tantas que están esperando como Chubut, que nación decida enviar fondos.

Arcioni y el Ministro Oscar Antonena solo lograron el apoyo del gobierno para renovar un endeudamiento en Letras del Tesoro por 1.850 millones de pesos a efectos de hacer frente al tercer pago del escalonamiento salarial que impuso el gobierno en Chubut, aunque no le alcanza para el medio aguinaldo que se paga en unos días. Sobre el particular, las pretensiones del gobernador era que el Ministro Guzmán les hiciera un aporte con el fin de evitar un conflicto serio en la administración pública provincial, en caso de no hacer efectivo el SAC. Eso hasta ahora, no fue posible.

Esta necesidad se la planteó el martes Mariano Arcioni al ministro del Interior Eduardo Wado de Pedro, pero el flamante funcionario K no asumió ningún compromiso ante el gobernador, indicándole que el gobierno está estudiando un plan de ayuda a provincias con problemas, pero aún se deben definir las leyes de Emergencia y la distribución de los fondos en orden de prioridad; en otras palabras, De Pedro le dijo a Arcioni que antes de ayudar a Chubut, hay otras necesidades previas mucho más urgentes para la nueva administración.

Esto deja prácticamente a Chubut, sin la posibilidad de hacer frente al medio aguinaldo, planteando un panorama social bastante oscuro en la provincia, si en los próximos días Arcioni no puede hacer el anuncio concreto.

Recordará el lector que con suficiente anticipación y  muchos días previos a las elecciones de octubre, dijimos que Mariano Arcioni esperaba con gran expectativa la llegada de Alberto Fernández como cabo de auxilio para su alicaída billetera y veía en el kirchnerismo la tabla de salvación para terminar el año sin conflicto y empezar el 2020 ayudado financieramente para encarar las obligaciones que le impone el déficit provincial. Todo se cumplió y también se cumplió nuestro pronóstico: el gobierno nacional lo devolvería con las manos vacías. Esto, entonces, lleva a Arcioni a abrir la otra discusión, la cual también mencionamos que venía instalando el gobernador: la minería.

El “SÍ” fácil de Arcioni y el problema social

El 25 de noviembre en uno de nuestros informes políticos y en relación con los esfuerzos del gobernador por asegurarse fondos para sobrellevar su nuevo mandato en el planteo de una nueva Ley Ambiental en Chubut, citando una fuente de la provincia incluimos el siguiente párrafo: “El reconocido dirigente le confió a OPI Chubut que el gobernador Mariano Arcioni jugará “todas las fichas” en el año 2020 para conseguir fondos que le permitan atravesar su nuevo mandato con “más aire” en los económico-financiero “y para eso necesita asumir compromisos fundamentales ante el nuevo gobierno. Uno de ellos es la permisividad que buscará darle a la ley, para que el kirchnerismo haga su entrada en Chubut con la megaminería, de la mano de las empresas amigas como la Barrick, por ejemplo, con la cual ha habido conversaciones previas, antes del año 2015 pero también durante el gobierno de Macri”, aseguró.

Entre las maratónicas reuniones que viene manteniendo Arcioni en Buenos Aires, donde está prácticamente desde la asunción de Alberto Fernández, el gobernador y su equipo, los ministros de Hidrocarburos y de Ambiente y Control del Desarrollo Sustentable del Chubut, Martín Cerdá y Eduardo Arzani respectivamente, se reunieron en Capital con el secretario de Minería de la Nación Alberto Hensel, en el marco de una convocatoria de la cartera nacional a representantes de las provincias minera, como Santa Cruz, Salta, Río Negro, Neuquén, Buenos Aires, La Rioja, Corrientes y San Juan.

El propósito es entregar un plan de explotación minera en la meseta central, para la explotación intensiva de la plata a través de la modalidad megaminera ( minería a cielo abierto), lo cual también fue adelantado por esta Agencia hace un mes atrás y ayer quedó plenamente confirmado.

“Quieren “alinear los planetas” desde el sector minero nacional y provincial, pero no conseguirán licencia social en Chubut”

El plan es una de las condiciones que pone el gobierno nacional para destrabar ayudas económicas. Arcioni sabe que con ese tema camina por la cornisa en Chubut, dada la enorme resistencia social que posee y a demás, el traumático trance que deberá vivir junto con sus diputados, para destrabar la ley 5001 que prohíbe el uso del cianuro en Chubut.

Martín Cerdá, en comunicación con medios de la provincia, ha deslizado “como al pasar” que el encuentro fue para “interiorizarse de las políticas minera” de la nueva administración nacional, que puso “a disposición de las provincias” los equipos técnicos para “asesorar” en la materia, pero en realidad lo que se habló es sobre los lineamientos generales que tiene el gobierno nacional para intensificar la minería en las provincias que ya la tengan y abrirlas donde, como en Chubut, no se ha podido desarrollar aún.

Es decir, que el paso político en Chubut ya se viene dando en ese sentido, pero lo están disimulando. Por todo ello toman aún más sentido los hechos que se vienen generando para instalar la actividad minera en la región como “un hecho consumado”, lo cual advertimos luego de los dichos de empresas y funcionarios en el evento realizado en San Julián (Santa Cruz).

Sin embargo, en Comodoro Rivadavia hace algunos días atrás ya hubo una respuesta social al respecto  y las fuentes confirman que a la luz de los acontecimientos políticos que se viven en Chubut, las organizaciones sociales han disparado las alertas sobre el posible avance en Cámara de Diputados, para lograr las modificaciones necesarias y liberar jurídicamente, a Chubut de las ataduras que actualmente le impiden la explotación mineralógica convencional. (Agencia OPI Chubut)

Comodoro marchó contra la megaminería y no hay “licencia social” posible para la explotación minera en Chubut

1 Comentario

  1. Los únicos beneficiados con la megaminería a cielo abierto serán los corruptos funcionarios que la proponen…la mitad de la población de Chubut vive aguas abajo del río Chubut, que recibiría las aguas contaminadas de la meseta central ….hoy es dinero, mañana es muerte.

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí