Cristina Caamaño, presidenta de Justicia Legítima, la principal candidata a liderar la intervención de la AFI

0
678
Cristina Caamaño, presidenta de Justicia Legítima, la principal candidata a liderar la intervención de la AFI

Por: Hugo Alconada Mon

Con la fiscal Cristina Caamaño como uno de los nombres que más suena para liderar la intervención de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), el Gobierno anunciaría mañana los próximos pasos para reestructurar una de las áreas más conflictivas del Estado nacional de las últimas décadas.

Desde el Gobierno consultaron a Caamaño si estaría dispuesta a liderar la anunciada intervención de la AFI, según reconstruyó LA NACION, mientras circulaban los nombres de otros posibles interventores. Entre ellos, los de la ex ministra de Defensa, Nilda Garré, y en menor medida, del empresario José “Pepe” Albistur.

Caamaño confirmó a funcionarios de la Casa Rosada que estaría dispuesta a tomar las riendas de la AFI, aunque el anuncio oficial quedó en manos del presidente Alberto Fernández, quien este domingo prometió que “antes del viernes” [por hoy] informaría quién sería el interventor.

“Vamos a hacer la inteligencia en democracia, de una vez y para siempre”, prometió el Presidente durante una entrevista con Telefe Noticias en la que también anunció que otro fiscal, Félix Crous, asumiría al frente de la Oficina Anticorrupción (OA).

Caamaño cuenta con cierta experiencia en el área de inteligencia. Durante la gestión de Alejandra Gils Carbó como procuradora General de la Nación, dirigió el Departamento de Intercepción y Captación de las Comunicaciones (Dicom).

“Mientras estuvimos a cargo de la oficina nunca tuvimos una filtración y fue por una fuerte cadena de Justicia. Ni bien nos fuimos empezaron las filtraciones”, remarcó Caamaño en una entrevista radial, en junio. “Las escuchas no se filtran por abajo, se filtran por arriba. No se trata de un empleado infiel; son los jueces o la AFI”.

Caamaño comenzó a despedirse de la Dicom cuando el entonces presidente Mauricio Macri firmó el decreto de necesidad y urgencia (DNU) 256/2015 a fines de diciembre de 2015 y transfirió las interceptaciones telefónicas a la Corte Suprema de Justicia, que a su vez delegó esa responsabilidad en la Cámara Federal porteña.

Más conocida como la “Ojota”, a raíz de su anterior nombre formal -Dirección de Observaciones Judiciales-, la Dicom se erigió en el centro de una disputa política y administrativa que incluyó espías, funcionarios con hábitos delictivos, fuerzas de seguridad, jueces permisivos y escuchas ilegales.

Pinchaduras y filtraciones

Pero durante la gestión de Caamaño al frente de la Dicom, los “tiempos de conexión” o “pinchaduras” pasaron a gestionarse en el día, cuando antes podían demorar meses. Y en los casos con “riesgo de vida” -como los secuestros- se implementaron en un promedio de 13 minutos, según las estadísticas elevadas cada mes a la Procuración.

Con su traspaso al Poder Judicial, volvieron las controversias. Entre otros motivos, por la seguidilla de filtraciones de escuchas ordenadas en investigaciones judiciales sensibles sobre el kirchnerismo que, incluso, tuvieron a la entonces ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner como vìctima.

Ahora, junto a Caamaño también comenzó a circular el nombre de la ex ministra Garré como otra figura que podría desembarcar en la intervención de la AFI. Ambas se conocen desde hace años. Caamaño se desempeñó como secretaria de Seguridad Operativa durante la gestión de Garré. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí