Desafiante, Kim llama a reforzar la capacidad militar

0
436
Kim Jong-un supervisó la prueba de un nuevo “lanzador de misiles múltiple”

Cuando faltan pocos días para que finalice un ultimátum a Washington, se reunió con la cúpula castrense del régimen

Cuando faltan pocos días para que finalice el ultimátum sobre las negociaciones nucleares que Pyongyang le hizo a Washington, el líder norcoreano, Kim Jong-un, se reunió con mandos castrenses para analizar cómo reforzar la capacidad militar del régimen.

Después del acercamiento de 2018, las negociaciones sobre los programas nucleares de Corea del Norte quedaron estancadas, algo que se acentuó desde el fracaso en febrero de la cumbre de Hanoi entre Kim y el presidente estadounidense, Donald Trump.

- Publicidad -

Durante las últimas semanas el país asiático esgrimió una serie de definiciones contundentes y le puso un plazo a Washington antes de final de año: prometió un “regalo de Navidad” lleno de amenazas si las negociaciones no avanzan.

La agencia oficial de noticias norcoreana KCNA anunció ayer que Kim reunió a la Comisión Militar Central del Partido de los Trabajadores. “Compartió su análisis y recomendaciones sobre la compleja situación interna y externa (…) para reforzar la situación global de las fuerzas armadas”, informó la agencia.

Y agregó que “el líder supremo ha detallado la dirección a seguir” para fortalecer las fuerzas armadas, detalló la agencia. También se abordaron “temas importantes para una mejora decisiva de la defensa nacional global y asuntos de fondo con relación al desarrollo sostenido y acelerado de las capacidades militares de autodefensa”.

El sábado Corea del Norte manifestó que Estados Unidos “pagaría caro” por las críticas que lanzó el Departamento de Estado contra Pyongyang en relación con los derechos humanos. Un vocero del Ministerio de Relaciones Exteriores norcoreano estimó que estas críticas equivalían a “echar leña al fuego”, según KCNA.

Corea del Norte realizó recientemente pruebas en su base de lanzamiento de cohetes Sohae, tras una serie de disparos de proyectiles durante las semanas anteriores. Sin embargo, varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU prohíben que Pyongyang desarrolle un programa balístico.

En abril, el líder norcoreano se mostró dispuesto a reunirse con Trump, aunque exigió una “buena actitud” para que el diálogo avance y estableció como fecha límite fin de año para que Washington plantee términos mutuamente aceptables para lograr un acuerdo. Trump busca la desnuclearización de Corea del Norte, mientras que este país exige el levantamiento de las sanciones económicas que le impuso la Casa Blanca con el objetivo de que detenga sus planes armamentísticos. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí