Mauricio Macri se toma un descanso, “prescindente” de la coyuntura política

0
428
¿Macri es un fenómeno al final de su mandato o los demás son unos hipócritas, desestabilizadores y oportunistas?

El exmandatario pasará Navidad en Los Abrojos; analiza sus próximos pasos

Mauricio Macri se mantendrá prescindente de la coyuntura política por las próximas semanas. El expresidente está abocado a las mudanzas, estrenó nueva oficina y casa, y se prepara para descansar dos semanas en Villa La Angostura.

Incluso, en medio de la discusión por la sanción de la ley de emergencia que el Gobierno envió al Congreso, Macri decidió aceptar la invitación de Gianni Infantino, el titular de la FIFA, y viajó junto con su esposa, Juliana Awada, para ver la fase final del Mundial de Clubes entre el Flamengo y el Liverpool.

- Publicidad -

Según reconocieron cerca del expresidente, Macri no habló con los jefes de bloques de Pro en Diputados y el Senado ni con los titulares de los interbloques de Juntos por el Cambio. Decidió “desintoxicarse” del día a día, por eso casi no mira televisión ni lee los diarios.

Con una agenda política acotada, el exmandatario tuvo en los últimos días reuniones con su excandidato a vicepresidente Miguel Pichetto, con el exministro de Transporte Guillermo Dietrich y con su primo el intendente de Vicente López, Jorge Macri, entre otros.

Macri aprovecha los primeros días fuera del poder para descansar, pasar tiempo con su familia y ordenar su futuro.

“Está desconectado de la coyuntura. No va a salir a decir nada, hará una oposición responsable”, dijeron desde el entorno del expresidente, que está decidido a mantener un perfil bajo, al menos por unos meses.

Macri, que alquiló una casa en Martínez, San Isidro, pasa su tiempo entre su nuevo hogar y la oficina que ocupó en Olivos, a cinco cuadras de la quinta presidencial en la que vivió los últimos cuatro años.

Ahí, además de Macri, están de forma permanente el exsecretario general de la Presidencia Fernando de Andreis; Darío Nieto, su sombra, y su histórica secretaria, Anita Moschini.

En la oficina también hay un lugar reservado para Pichetto, que pasa por allí algunos días por semana. A ese staff estable se le suma Gustavo Gómez Repetto, exsubsecretario de Medios, que quedó a cargo de la comunicación del expresidente. Macri ocupó el tercer piso, con vista a la avenida Libertador.

El último en verlo en estos días fue el jefe comunal de Vicente López, que tras el encuentro aseguró que lo vio “muy comprometido con su nuevo rol y con la tarea que le toca llevar adelante desde la oposición”. Y agregó: “Vamos a seguir trabajando juntos, defendiendo los valores en los que creemos, que son los mismos que compartimos con los millones de argentinos que en cada marcha del ‘Sí se puede’ y en las últimas elecciones nos pidieron que no los dejemos solos”.

Pedidos

Pese a mantener distancia, Macri les pidió a los equipos técnicos que ocuparon el edificio partidario de la calle Balcarce al 400 que sigan en detalle cada paso que da la nueva administración.

Ahí también miran con recelo y atención cada paso que dan los tres gobernadores radicales, Gerardo Morales (Jujuy), Gustavo Valdés (Corrientes) y Rodolfo Suárez (Mendoza), quienes se reunieron con Alberto Fernández y aceptaron la suspensión del Consenso Fiscal propuesto por la actual administración peronista. Incluso, en los últimos días, en medio de la tensión por el debate parlamentario del megaproyecto de emergencia, los tres mandatarios dieron señales de respaldo al Gobierno.

Macri pasará la Navidad con su familia en la quinta Los Abrojos, en Malvinas Argentinas, y el 25 viajará a Villa La Angostura, donde permanecerá al menos hasta el 10 de enero. Como hace desde hace años, el expresidente y Awada se alojarán en el country Cumelén.

Desde que dejó el poder, hace 12 días, Macri no hizo declaraciones públicas. Es más: sus últimas palabras en redes sociales estuvieron destinadas a las elecciones en el club Boca Juniors, del que fue presidente y donde sufrió la segunda derrota importante en el año.

“Quiero felicitar a Jorge Amor Ameal, a Mario Pergolini y a Román Riquelme por la elección de ayer. En el fútbol a veces se gana y a veces se pierde, pero Boca como institución siempre tiene que estar por encima de todo”, escribió entonces el exmandatario, un día antes de dejar el poder. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí