Mal comienzo de año para el gobernador Arcioni. Como se esperaba no hay plata para aguinaldos y salarios

1
219
El gobernador Arcioni ordena pase de año “por Decreto” y se filtra resolución de descuentos masivos

12:00 – (Por Giuliano Ventura para OPI Chubut) – Venimos describiendo desde mediados del año 2019 los problemas económicos de la provincia y adelantábamos los problemas que iba a arrastrar Mariano Arcioni si era reelegido. Una vez más el acierto fue solo una cuestión de observación, no de sabiduría. Estaba claro que el gobierno se había montado en la estrategia de la mentira y el relato para ganar las elecciones, pero tenía un abismo a sus pies en caso de ser reelecto, puesto que en ese momento Mariano Arcioni apostaba a un gobierno peronista que por deficiencias del propio Mauricio Macri llegó al poder, pero con un país sin condiciones de ofrecer ayudas, más bien, solicitarlas a las provincias.

Hoy vemos que en el arranque del año, Mariano Arcioni está despojado de un plan, a la deriva económica y financieramente y solo depende de la buena voluntad de Alberto Fernández para no caer en la cesación de pagos de la administración pública y proveedores.

No hay plata, el gobierno provincial no puede hacer frente a las demandas de sueldos y aguinaldos y como si esta realidad fuera insuficiente, el Ministro de Economía de Chubut Oscar Antonena dijo que no sabe cuándo se podrán abonar los salarios y el medio aguinaldo, porque dependen de la Nación, donde viajaron Arcioni y el Ministro para destrabar fondos.

Antonena en rueda de prensa en Gobierno dijo “hemos culminado una reunión con el gobernador, el tema de agenda fue los compromisos respecto del aguinaldo y cronograma de pago de diciembre. Hasta el momento no podemos confirmar la fecha hasta un nuevo anuncio que vamos a realizar la próxima semana”.

Con el argumento de que Chubut no escapa a la media de las provincias del país dentro del marco de la emergencia y que los feriados administrativos han demorado las firmas y autorizaciones, el ministro pateó los compromisos para la próxima semana, pero la realidad es que Chubut depende exclusivamente de la billetera del gobierno nacional y el viaje que emprenden hoy con el gobernador a Buenos Aires, tiene como eje principal pedirle ayuda financiera a la presidencia.

El discurso del ministro va por otro lado y en sus última declaraciones intentó explicar que lo que está ocurriendo hoy con las finanzas provinciales, “ellos lo habían adelantado” y fue más allá al señalar “lo hemos dicho siempre”, olvidando o borrando de un plumazo las promesas de campaña de Arcioni quien auguraba un despegue excepcional de Chubut en el 2020, aún cuando el marco nacional era igual o peor al actual. En aquel entonces lo remarcábamos y asegurábamos que el gobernador estaba decidido a hacer valer su relato para conseguir la reelección, pero en realidad no tenía la mínima idea de cómo resolvería los problemas económicos a futuro. Hoy, llegó ese futuro.

Ahora Arcioni se expone a la dura respuesta social y sindical, la cual podría ser mucho más compleja de resolver que la del año 2019. En este aspecto la Mesa de Unidad Sindical (MUS) anunció paro y movilización para el lunes 6 de enero y levantamiento de la carpa frente casa de Gobierno en Rawson, tras un comunicado emitido por la intersindical el cual advierte “los trabajadores de Chubut no hemos percibido la segunda cuota del Sueldo Anual Complementario. Desde el 18 de diciembre de 2019 venimos escuchando excusas y mentiras de parte de un Gobierno que no asume ni cumple con sus obligaciones frente a los trabajadores. Evocar los derechos laborales en un discurso de alto contenido marketinero, pero en la práctica dista enormemente de ser real y concreto: pago escalonado, incumplimiento de acuerdos paritarios, incumplimiento del pago del SAC”, dice en su parte medular en cuyo texto resaltan la paciencia gremial ante el gobierno provincial que empeña “palabras vacías, falsas y sin contenido” y culpándolo de retacear información, no dar explicaciones y jugar con las familias, a la vez que responsabilizan a Arcioni de darle un cheque en blanco a las fuerzas de seguridad para que repriman a los trabajadores.

Y en el final del texto, la MUS recalca que los trabajadores no son moneda de cambio y ajuste pero deja flotando un tema que Arcioni está negociando contra reloj en Buenos Aires: el acceso a la megaminería. Allí los sindicato consideran que la minería no es una solución, con lo cual están tomando una posición directa sobre el rechazo a la explotación mineralógica en Chubut, tal como se viene negociando desde hace tiempo con el gobierno nacional (anterior y actual).

Por lo tanto, si el gobernador Arcioni no encuentra la forma de encarrilar financiera y económicamente a su gobierno, antes del mes de marzo, el conflicto social y con sectores de la administración pública habrá estallado en Chubut y la Atech ya adelantó que si no se normalizan los pagos de haberes, aguinaldos y se abren paritarias, no se iniciará el ciclo lectivo en la provincia. (Agencia OPI Chubut)

1 Comentario

  1. Es un mentiroso K mas,,, a nadie sorprende que diga una cosa y haga otra. Los pelootudos que lo votaron ahora tienen que hacer una mea culpa y bacarse los 4 años que van a tener a los saltos como langosta de maizal

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí