Cristina Kirchner le pidió a Alberto Fernández que apoye la suba de impuestos que impulsa Axel Kicillof

0
591
Axel Kicillof da marcha atrás con la suba de las tarifas de luz que dispuso María Eugenia Vidal

El presidente llamó a dirigentes de Cambiemos para aflojar la resistencia de la oposición al proyecto impositivo que se votará esta semana en la Legislatura.

Por: Ignacio Miri

Cuando Axel Kicillof aparecía enredado en la pelea que eligió para estrenar su cargo, Cristina Kirchner habló con Alberto Fernández​. La vicepresidenta le pidió al presidente que buscara un camino para destrabar el tratamiento en la Legislatura bonaerense del aumento de impuestos que quiere implementar el nuevo gobernador bonaerense.

El presidente -según pudo reconstruir Clarín- marcó el número de Gustavo Posse, intendente de San Isidro. El jefe radical atendió en la Ruta 2, cuando volvía de pasar el descanso de Navidad en las playas de la costa y escuchó el pedido de boca de Fernández: “Hay que darle una mano a Axel”.

Era 27 de diciembre y Fernández le pidió a Posse el apoyo de siete diputados bonaerenses que trabajan bajo el influyo compartido del sanisidrense y de Emilio Monzó, el ex presidente de la Cámara de Diputados. Luego de fracasar en el Senado, Kicillof quería en esas horas armar una sesión de urgencia en la cámara baja provincial que terminó implosionando por las diferencias dentro del propio peronismo, cuando la ausencia de dos diputados de La Cámpora, uno de los cuales trabaja bajo las órdenes de Mario Ishii, jefe de José C. Paz, hizo caer el quórum. Así, a pesar de que Posse no tuvo que hacer bajar a sus diputados porque la sesión no ocurrió, la gestión presidencial se mantuvo en pie.

Delegados del presidente siguieron negociando con Posse y también con intendentes del PRO para que esta misma semana Kicillof pueda tener listo su paquete de aumentos, que contempla subas en los impuestos inmobiliarios rural y urbano y en Ingresos Brutos en varios rubros de la actividad económica. Puntualmente, Cambiemos pidió que se achique la cantidad de viviendas que quedarían alcanzados por el incremento máximo del impuesto inmobiliario urbano -que en el caso del municipio que gobierna Posse, por ejemplo, alcanza al 70% de las casas y departamentos del municipio- y que el tope de aumento sea del 65% y no del 75% como pretende Kicillof. También pidió que no suba la alícuota de Ingresos Brutos para la producción de medicamentos.

Para no reproducir el papelón anterior, esta vez el gobernador quiere que el proyecto comience a tratarse en Diputados, la cámara en donde el peronismo tiene -en teoría- el número suficiente para aprobar el proyecto. Luego, el proyecto se girará al Senado, donde Cambiemos tiene 26 votos propios y el peronismo 6 menos. El cambio de planes busca aprovechar mejor el reglamento de la Legislatura provincial, que le da más peso a la cámara en donde se inician los proyectos y obliga a la cámara revisora a conseguir dos tercios de los votos para insistir en las modificaciones a las leyes.

Este lunes, Kicillof llegó a la Casa Rosada con la intención de oficializar el apoyo del presidente al proyecto impositivo. Primero se reunió con el ministro del Interior, Wado de Pedro, y luego visitó a Fernández. El Gobierno difundió ese encuentro con un texto ascético: “El presidente Alberto Fernández se reunió esta tarde en su despacho de la Casa Rosada con el gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof”. Lo importante, como suele ocurrir en estas ocasiones, era la foto.

“Alberto quería dar una señal de apoyo a Axel”, explicó a este diario uno de los funcionarios con oficina en el mismo piso del despacho presidencial. La imagen fue el corolario de otras señales del Presidente, como el llamado a Posse; el encuentro con el intendente de 3 de Febrero Diego Valenzuela (otro referente de Cambiemos) de la semana pasada y la visita de Néstor Grindetti (de Lanús) a la Casa Rosada. “La actitud de Axel hace que sea más difícil ayudarlo, pero nosotros vamos a seguir trabajando para eso”, aseguró el mismo funcionario. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí