A pesar del auxilio financiero, varios gobernadores ponen en duda el bono para estatales provinciales

0
560
A pesar del auxilio financiero, varios gobernadores ponen en duda el bono para estatales provinciales

Hasta ahora solo Kicillof le haría frente. Sigue el desfile de mandatarios provinciales por la Rosada y el auxilio del Ejecutivo. El Presidente visitará Jujuy.

Por: Guido Carelli Lynch

El desfile de gobernadores no se detiene en la Casa Rosada. En el primer mes de gestión pasaron por Balcarce 50 23 de los 24 gobernadores para mantener reuniones bilaterales con el Presidente, con el ministro del Interior o el jefe de Gabinete.

El cordobés Juan Schiaretti es el único mandatario provincial que no tuvo un encuentro a solas con Alberto Fernández, Eduardo “Wado” De Pedro o el jefe de Gabinete Santiago Cafiero. Solo este jueves 5 gobernadores visitaron la Rosada.

Esta semana, el Presidente, que tiene listo el decreto por el bono a empleados públicos de la Nación, lubricó las cuentas de 5 provincias al autorizar adelantos por coparticipación por más de $5 mil millones. Sin embargo, ya son varios los gobernadores que pasaron por la Casa Rosada y anticiparon que no están en condiciones de afrontar una suma fija para los estatales provinciales.

Solo en el entorno del bonaerense Axel Kicillof señalaron que estarían buscando el mecanismo para pagar una suma fija, aunque evitaron confirmarlo.

“No estamos en condiciones de afrontar (el bono). Ya tenemos una agenda pactada. Cada provincia tiene su agenda”, se desmarcó en declaraciones a Clarín el radical Gerardo Morales. Este jueves, el gobernador de Jujuy pasó dos veces por la Rosada. La primera vez se entrevistó con el Presidente; la segunda con De Pedro.

El cacique de la UCR aceita su vínculo con el Ejecutivo. Entre el 20 y 30 de enero, el Presidente viajará a su provincia. Visitarán la planta de litio, sobrevolarán la de energía solar y recorrerán las plantaciones de marihuana medicinal. Morales ya se aseguró $400 millones por adelanto de coparticipación, que se cancelarán antes de fin de mes.

Entre los gobernadores peronistas también hay preocupación por la presión que significará el bono en sus territorios. El riojano Ricardo Quintela, que se reunió con De Pedro y este viernes visitará a Cafiero, también expresó cierto nerviosismo. “Vamos a tener problema con los docentes”, le anticipó a este diario.

El gobernador no pidió fondos, pero exigió que el Gobierno pague la deuda por el punto de coparticipación que la Nación le sustrajo en 1988 y cuya compensación no fue pagada en 2019 por Macri: son cerca de $1600 millones. También reclama que se revise la valuación de ese punto.

Gustavo Melella, de Tierra del Fuego, fue otro de los mandatarios provinciales que pasó por la Casa Rosada. “Desde lo financiero estamos complicados, pero podemos pagar sueldos. Queremos salir adelante sin solicitar ayuda al gobierno, aunque lo haremos si es necesario”, reconoció el gobernador, uno de los primeros en llegar al Gobierno.

También fueron de la partida el entrerriano Gustavo Bordet, que se reunió con De Pedro, Cafiero y el ministro de Transporte Gabriel Katopodis, para oficializar la designación del intendente de Concordia Enrique Cresto, al frente del Ente Nacional de Obras Hídricas (Enohsa).

Mariano Arcioni, de Chubut, pasó por la Rosada luego de hacerse esta semana con mil millones de pesos para pagar aguinaldo. En el Ejecutivo le reclaman un plan de salida. Sugestivamente, uno de sus antecesores, Martín Buzzi, también pasó por la Rosada y podría sumarse al Gobierno. En la provincia patagónica no hay margen para bono alguno.

Desde Santa Fe -Omar Perotti estuvo esta semana- también descartan el pago de una suma fija. “La situación es de emergencia”, dicen a la espera de un adelanto.

La secretaria de Relaciones con Provincias Silvina Batakis realiza por estos días auditorías sobre todas las provincias. El reclamo del Ejecutivo es que las provincias ajusten gastos innecesarios. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí