Alberto Fernández juntó a Máximo Kirchner y Sergio Massa para armar el temario de las extraordinarias

0
376
Máximo Kirchner gana terreno para presidir el bloque de diputados, tras la reunión de Alberto Fernández y Cristina Kirchner

El Presidente almorzó a solas con el hijo de la vicepresidenta en Casa Rosada. Vuelven a abrir la puerta a sesionar en enero. Consenso fiscal y jubilaciones de privilegio, en la agenda.

Por: Jazmín Bullorini

En el marco de la reformulación de fechas y temario para las sesiones extraordinarias, el presidente Alberto Fernández almorzó este martes con el jefe de la bancada del Frente de Todos, Máximo Kirchner, mientras en paralelo el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, recibió al presidente de la Cámara baja, Sergio Massa.

- Publicidad -

El primero en llegar fue Kirchner minutos después del mediodía. El jefe de Estado lo esperaba en el primer piso. Más tarde llegó Massa, quien se reunió, en oficinas contiguas, con Cafiero.

Las conversaciones, en simultáneo, tuvieron lugar un día después de que se conociera la postergación de la sesión del 22 y se apuntara directamente a febrero para reactivar el Congreso.

Sin embargo, tras el encuentro, fuentes parlamentarias del oficialismo volvieron a abrir una ventana para sesionar el 29 de enero e incluso tantearon esa posibilidad con las autoridades de Juntos por el Cambio, el bloque opositor mayoritario.

Según pudo saber Clarín, Massa se contactó con Mario Negri quien, como jefe del interbloque, se mostró dispuesto y pidió saber qué temas se discutirían.

Pero ese punto aún permanece en el terreno de las especulaciones. En extraordinarias solo se pueden debatir los proyectos enviados por el Ejecutivo que, si bien extendió las sesiones extraordinarias hasta el 29 de febrero, no anexó todavía el listado de proyectos que pretende tratar porque la mayoría está en proceso de elaboración.

Desde la Casa Rosada apuntaron que, en principio, las “prioridades” son el Consenso Fiscal y la eliminación de las jubilaciones de privilegio. Mientras que buscarán avanzar cuanto antes con la conformación de la comisión especial para crear la nueva fórmula jubilatoria.

La readecuación del Pacto Fiscal -que ya tuvo luz verde en la Cámara alta- es un tema que apremia a los gobernadores porque suspende la baja gradual de las alícuotas de los impuestos a los Ingresos Brutos y Sellos, así como Bienes Personales y Ganancias, entre otros tributos.

La eliminación de las jubilaciones de privilegio para diplomáticos y funcionarios del poder judicial la anunció vía Twitter el propio Presidente, en diciembre, tras el escándalo desatado cuando se conoció que la Ley de Solidaridad excluyó de la suspensión de la movilidad previsional a ex presidentes, funcionarios del poder judicial y cuerpos diplomáticos.

Sin embargo, el texto para modificar las jubilaciones de privilegio todavía no se conoce. El ministerio de Trabajo está inmerso en él y fuentes del Ejecutivo aseguran que la idea es que esté terminado “este mes”.

Fuentes parlamentarias tampoco descartan que el Ejecutivo envíe al Congreso un proyecto que oficie de marco regulatorio para la renegociación de la deuda. La reunión del ministro Economía, Martín Guzmán con Santiago Cafiero a media mañana, dio lugar al trascendido que no fue confirmado por el Ejecutivo. De todas maneras se trataría de un gesto político para tener el respaldo del Congreso, ya que el Gobierno tiene facultad para renegociar la deuda.

Por su parte, en la entrevista que brindó a C5N, Alberto Fernández había asegurado que enviaría la reforma judicial “antes de fin de enero”. Sin embargo, ese proyecto tampoco está listo aún.

“Que se mande a fin de enero o principio de febrero no cambia nada para el Ejecutivo”, señalan desde la Rosada.

Sin embargo, el Gobierno dio un paso en ese sentido este martes cuando la interventora de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño​, anunció que se reducirá “al mínimo las funciones de investigación criminal de la agencia y su participación como auxiliar de la Justicia”.

El Congreso no sesiona en enero desde 2002 cuando en plena crisis económica y con Eduardo Duhalde recién ungido presidente se llevaron adelante siete sesiones, entre Diputados y Senado.

En un inicio se había hablado de dos sesiones en enero: el 8 y el 22 de marzo, pero ambas se cayeron. (Clarín)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí