Axel Kicillof negocia contra reloj para que los bonistas acepten la prórroga de la deuda

0
525
Axel Kicillof da marcha atrás con la suba de las tarifas de luz que dispuso María Eugenia Vidal

Mañana vence el plazo para que respondan los acreedores; la gobernación necesita que al menos el 75% admita postergar el cobro de US$250 millones hasta el 1° de mayo

Por: María José Lucesole

No hay plan B. El gobierno de Axel Kicillof apuesta a que mañana, cuando vence el plazo, el 75% de los bonistas acepten la prórroga del cobro de 250 millones de dólares del título PB21 para evitar que la falta de pago sea unilateral.

Mañana, Kicillof se mostrará junto al presidente Alberto Fernández en su visita a Israel.

El gobierno bonaerense es optimista respecto de llegar a un acuerdo con los acreedores para aplazar el pago del 26 del actual al 1° de mayo. Pero no maneja una alternativa, según ratificaron fuentes gubernamentales. Insisten en que, este trimestre, la provincia no tiene dinero para cancelar la deuda.

La renegociación fue el tema central de la reunión de gabinete que tuvo lugar ayer por la mañana en La Plata. El gobernador fue invitado a integrar la comitiva que visitará Israel junto al Presidente, quien lo sumó a su primer viaje internacional en un gesto de fuerte respaldo político. A la hora de subir al avión, Kicillof no tenía pautadas reuniones bilaterales con los jefes de Estado que participarán del encuentro en Jerusalén. Pero su presencia junto a Fernández en el Foro Internacional de Líderes en Conmemoración del Día Internacional de Recordación del Holocausto y la Lucha contra el Antisemitismo tendrá carácter simbólico sobre el lugar que le da el Presidente a Kicillof, dijeron en la Casa de Gobierno. En el encuentro de Jerusalén estará Mike Pence, el vicepresidente de Estados Unidos, que viajará en representación de Donald Trump.

Anoche, en otro gesto de la Nación, la Anses confirmó que el Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS) renovó -por un plazo de 180 días- el cobro de una cuota de una deuda emitida por el gobierno bonaerense.

Los principales acreedores del bono emitido en 2011 por 750 millones de dólares, que tiene tres vencimientos de capital por 250 millones en tres cuotas a pagar en 2019, 2020 y 2021, son en su mayoría operadores bursátiles de Wall Street. Pero no se trata de un universo concentrado ya que los bonos operan en el mercado y pueden venderse hasta último momento. Kicillof participará seguramente de la visita que hará Fernández el miércoles al Museo del Holocausto. Ese mismo día expira el plazo para que la mayoría del 75 por ciento de los acreedores acepten la propuesta que hizo el gobernador de renegociar los plazos para pagar el capital de ese bono por deuda de 250 millones.

“Hay optimismo moderado -informó ayer un ministro del Poder Ejecutivo provincial tras la reunión de gabinete que tuvo lugar en La Plata-. Axel imagina que aceptarán su propuesta. Él ya había mantenido conversaciones informales y cree que puede ser viable el acuerdo”, expresó el funcionario. El tema de la renegociación de la deuda acapara ahora la mayor energía del gabinete provincial. Este mes vencen los 250 millones de capital del PB21 y otros 27 millones de euros correspondientes a intereses de otros compromisos con bonistas extranjeros.

En sintonía con la política impulsada por el gobierno nacional, la provincia mantendrá el pago de los intereses. En febrero hay vencimientos por 27 millones de dólares de intereses y 5668 millones de pesos. En marzo hay compromisos por 59 millones de dólares y 1354 millones de pesos. En diciembre del año pasado la provincia de Buenos Aires colocó letras del Tesoro por 5942 millones de pesos, “con lo cual logró renovar el stock de letras del Tesoro que vencían y que habían sido colocadas en la gestión anterior”, se informó desde el Poder Ejecutivo. No hay una convocatoria expresa a renegociar plazos o condiciones con todos los bonistas. Solo se presentó una propuesta concreta a los tenedores del PB21.

Mientras las negociaciones se definen contra reloj con los acreedores extranjeros, el gobierno de Kicillof debe atender también el frente interno: Juntos por el Cambios pidió participar de la negociación; cualquier acuerdo deberá ser refrendado por la Legislatura. Los presidentes de los bloques de Senadores y Diputados, Roberto Costa y Maximiliano Abad, esperan que el ministro de Hacienda, Pablo López, asista al Parlamento provincial para brindar una reunión informativa.

“Entendemos que el gobernador está facultado para llevar adelante estas acciones de renegociación de los vencimientos en cuestión, pero estamos convencidos de que estas decisiones afectan a bonaerenses. Son una cuestión de Estado. Y trascienden a cualquier gobierno en particular”, expresaron los líderes opositores. El gobierno sostiene que tiene el aval para renegociar tanto de los intendentes del Frente de Todos como de Juntos por el Cambio, que apremiados por sus propios compromisos exigen adelantos de la coparticipación. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí