El Gobierno busca ampliar vínculos con Israel

0
521
El Gobierno busca ampliar vínculos con Israel

La primera visita oficial representa un gesto político fronteras afuera

Por: Alan Soria Guadalupe

Una puerta de entrada a Oriente, una herramienta para mostrarse como parte de una “tercera posición” y una oportunidad para impulsar las exportaciones argentinas. La relación histórica de cercanía entre la Argentina e Israel determinó la elección de Jerusalén como el primer destino internacional del presidente Alberto Fernández.

Si bien el viaje al Foro Internacional del Holocausto requiere que la Argentina mantenga un perfil bajo en sus intenciones de profundizar los lazos con Israel, el Gobierno ve a ese país como un aliado estratégico en la región y no hará giros bruscos en el vínculo que heredó de Mauricio Macri, aunque, dicen, la relación todavía no aprovechó su potencial.

El gesto político que representa este primer viaje a uno de los mayores aliados de Estados Unidos no es casual. “Demuestra que hablamos con todos, que no tomamos partido por un lado ni por el otro”, dicen en la Cancillería que conduce Felipe Solá, en línea con el equilibrio que busca Fernández en su política exterior.

Se trata de la segunda visita de un mandatario argentino a Israel. La primera fue la de Carlos Menem, en 1991. En 2017 se concretó la primera visita oficial de un premier israelí a Buenos Aires. La Argentina fue el primer país de América Latina en reconocer a Israel como Estado soberano, en 1949. La relación diplomática lleva 71 años.

Cerca del canciller explican que el peronismo siempre mantuvo lazos fuertes con Israel -con algunos vaivenes- y que eso motivó la convocatoria de la Argentina al foro. Nuestro país es el único de América Latina que integra la Alianza Internacional para la Memoria del Holocausto (IHRA, por sus siglas en inglés).

La relación comercial tiene un fuerte potencial, dicen analistas y funcionarios. Según datos de la Cancillería, la balanza comercial con Israel en 2018 fue de US$392,96 millones, un importante salto respecto del año anterior. El vínculo comercial fue históricamente superavitario para la Argentina y el peso de Israel como país importador representa oportunidades importantes, más que nada en el sector agrícola.

El Gobierno buscará profundizar el acuerdo de libre comercio que se firmó entre el Mercosur e Israel en 2007, durante la presidencia de Cristina Kirchner. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí