ATE salió a la calle desde temprano hoy lunes y comienza a materializarse el gran repudio al gobierno provincial

2
186
Gobernador Arcioni: “Convocamos a todos los sectores a la paz social en busca del desarrollo de Chubut”

12:30 – (Por Giuliano Ventura para OPI Chubut) – Muy temprano hoy lunes 27 de enero, trabajadores de ATE Chubut, invadieron las calles de Comodoro Rivadavia prometiéndole al gobierno un año de paros, movilizaciones, cortes de rutas y piquetes, si el Ejecutivo no paga los salarios en tiempo y forma y si avanza con el furioso plan de ajuste que pretende implementar el gobernador Mariano Arcioni y su vicegobernador Ricardo Sastre.

ATE se concentró en el Hospital Regional de Comodoro y desde allí se manifestaron por distintas calles de la ciudad petrolera, repartiendo panfletos con la realidad en el sector de la salud provincial, especialmente y las consignas por las cuales el gremio plantea la lucha al menos durante toda esta semana y de aprobarse el ajuste y seguir el pago por goteo o los salarios suspendidos, la dirigencia sindical, unida a otros gremios estatales, han decidido llevar a cabo un conjunto de medidas de acción directa que implicarían no solo paros por tiempo indeterminado y movilización en las ciudades y pueblo del interior, sino además cortes de rutas y piquetes que afectarían a la producción petrolera, el transporte público  y de cargas y la actividad turística.

Consultada la dirigencia de ATE, los mismos “confían” en que el gobierno advierta el gran conflicto que se avecina y logre abrir un diálogo constructivo y adulto con los sindicatos y el espectro trabajador de la provincia. No obstante, convienen que el ajustazo ya está en marcha tras el llamado “Retiro voluntario” de empleados públicos, que de voluntario no tiene nada, lo cual implica un despido encubierto; el Decreto que tiene firmado el gobernador para determinar el congelamiento de los sueldos que (además) no paga y el atraso de los salarios, los cuales no son abonados de una sola vez, sino a través de cuotas (que también incumplen).

Pero los reclamos no termina allí. El sector sindical-estatal de Chubut se prepara para dar una durísima batalla en todos los frentes, si el día miércoles los diputados deciden aprobar el paquete de leyes de ajuste con el cual el Ejecutivo intenta bajar el déficit que le exige Alberto Fernández.

En estos momentos la MUS está centrada en ver qué hace el gremio APEL. Los trabajadores legislativos, a quienes el gobierno no les ha pagado el sueldo de diciembre, mantuvieron conversaciones con el vicegobernador Ricardo Sastre y a partir de allí habría aparecido una postura más flexible del gremio, sobre si activar o no la Cámara de Diputados pasado mañana. La dirigencia de APEL parece “conformarse” con el pago del 50% del tercer módulo (son cuatro) de lo adeudado. A criterio de otros gremios colegas “No es nada lo que le ofrecen. APEL tiene la llave, si quiere, para forzar al gobernador a demorar el plan de ajuste o jugarse y aplicar todo por Decreto, lo cual va a ser mucho peor”, indicaron desde la MUS, quienes no quieren alentar un conflicto con los legislativos, dado que todos los empleados públicos de la provincia son víctimas del gobierno en materia de salarios, congelamiento y postergaciones.

Por estas horas algunas reuniones con sectores de la policía, pretenden tender un puente para que la Fuerza no sufra al menos el postergamiento en el pago de haberes. La estrategia de Mariano Arcioni se asemeja a la de Alicia Kirchner en Santa Cruz, donde durante el 2016 y 2017 los únicos que cobraban en tiempo y forma era la policía. Los gremios de Chubut lo saben y apuestan a que el gobierno necesita mantener estable la interna policial, para contar con la herramienta de represión, lo cual es a todas luces una clara manifestación de que Arcioni sabe de antemano los problemas serios que tendrá en Chubut si aplica la política de ajuste, congelamiento, despidos e impuestazo a la clase trabajadora, la cual a partir de hoy lunes, encolumnados tras de ATE, han comenzado a tomar las calles. (Agencia OPI Chubut)

2 Comentarios

  1. ¡¡ Aleluya !! En Chubut han descubierto que nombrar miles de personas en el Estado tiene un límite.
    Ya no hay dinero para pagar y nadie les siguen financiando la fiesta.
    ¿Y si renuncian y trabajan en la actividad privada? No, eso es demasiado. No se puede tomar mate y comer bizcochos. Los empleadores exigen esa mala palabra: “Trabajar”

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí