Alberto Fernández, tras su encuentro con el papa Francisco: “Le pedí ayuda en el tema de la deuda y me respondió que siempre me va a ayudar”

1
447
Alberto Fernández, tras su encuentro con el papa Francisco: “Le pedí ayuda en el tema de la deuda y me respondió que siempre me va a ayudar”

El Presidente dio una conferencia de prensa en la que dio detalles de su reunión con el sumo pontífice. Resaltó la calidez del encuentro. Afirmó que no hablaron del aborto y que no lo invitó a la Argentina.

El presidente Alberto Fernández contó este viernes que, en su encuentro a solas con el papa Francisco, le pidió “ayuda en el tema de la deuda”, y sostuvo que el Sumo Pontífice le dijo que siempre lo “ayuda” y que “siempre” lo va a ayudar”.

Durante una conferencia de prensa ofrecida en el mediodía italiano, en la residencia de la embajada argentina en la Santa Sede, el mandatario resaltó además la calidez con la que lo recibió Franciso, y pidió que el Papa no sea “disputado” por distintos sectores.

- Publicidad -

“Siempre le pido ayuda. Me respondió que siempre me ayuda y siempre me va a ayudar. Tuvo palabras muy lindas para conmigo, que me las guardo para mí. Y sé que cuento con él. Le conté cómo estamos solucionando lo que está pasando, le conté que estábamos con mucha expectativa con el debate que se puede generar el 5 acá en el Vaticano. Y sé que lo va a hacer porque quiere mucho a su país y quiere mucho a los argentinos”, sostuvo Fernández tras ser consultado concretamente si le había pedido que interceda por el tema de la deuda externa.

Fernández hizo referencia al encuentro organizado por el Vaticano la semana próxima del que participarán el ministro de Economía, Martín Guzmán, y la titular del Fondo Monetario Internacional, Kristalina Georgieva.

“El Papa ya nos está ayudando mucho. Valoro mucho su ayuda porque es un argentino preocupado por su Patria. Toda la deuda trajo pobreza y marginación. El Papa estoy seguro que va a hacer lo que pueda hacer por ayudarnos”, insistió Fernández.

El mandatario también aseguró que con el Papa comparte “una suerte de obsesión, que es terminar con la disputa entre los argentinos”, y sostuvo que los dos están de acuerdo con que “la Argentina tiene que terminar sus tiempos de disputa”.

“Los argentinos tenemos que respetarnos y terminar con la locura de no hacerlo. Es un país en el que hace mucho tiempo todo es blanco o negro, y donde el de la vereda de enfrente no merece respeto, pero no hay nadie en la vereda de enfrente, sino simplemente alguien que piensa distinto”, aseveró el mandatario.

Consultado sobre la situación social, Fernández afirmó que el Papa “comparte el diagnóstico” y planteó: “Igual, no es que se me ocurrió que hay un 40 por ciento de pobres o un 53 por ciento de inflación: los hay. No compartir esa realidad es muy difícil”.

Aborto y un posible viaje a la Argentina

Un tema espinoso en la previa del viajo oficial de Alberto Fernández al Vaticano era la legalización del aborto, algo que el Presidente aseguró en varias oportunidades tiene decidido impulsar. Sin embargo, tal como había anticipado, no hablaron de esa cuestión.

“Yo ya lo hablé y voy a cumplir con mi palabra. Y mi palabra no es volver a abrir una brecha entre pañuelos verdes y celestes. Mi palabra es darle la posibilidad a la mujer que quiera hacerlo, de ayudar a los que quieran tener a sus hijos. Ese va a ser mi trabajo”, sostuvo.

Ante una pregunta de Clarín, Fernández aseguró además que no le pidió a Francisco que viaje a la Argentina, y pidió que el sumo pontífice no sea un elemento de disputa entre los argentinos.

“No (lo invité). Él sabe que siempre lo invito y quiero que vaya, pero no quiero que se sienta presionado ni que sienta que es una imposición de mi parte. Creo que como los argentinos lo teníamos a media cuadra de la Casa de Gobierno, perdemos noción de lo que es el Papa. Es una figura trascendental que está mucho más allá de los argentinos. Y quiero que al Papa no lo disputemos”, sostuvo.

Y advirtió: “En los últimos años entró en un terreno de disputa en ver de quién es el Papa. Y el Papa es de la humanidad, no es de ningún sector. Por eso sabe que el día que me llame y me diga ‘voy para allá’, me ocuparé de recibirlo como corresponde”.

El encuentro entre Fernández y Francisco duró 44 minutos, casi el doble del tiempo que el Pontífice le había dedicado en su momento a Mauricio Macri. “Santo Padre, qué gusto verlo”, dijo el Presidente al iniciarse el encuentro, a lo que el Pontífice le respondió con un “bienvenido”.

Francisco lo recibió en la sala del Tronetto y lo invitó a pasar a su biblioteca privada. “Primero el monaguillo”, bromeó el Papá al hacerlo pasar al salón. (Clarín)

1 Comentario

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí