Axel Kicillof ofreció un nuevo acuerdo a los bonistas y hoy buscará escapar del default

0
453
Axel Kicillof da marcha atrás con la suba de las tarifas de luz que dispuso María Eugenia Vidal

Por: Javier Fuego Simondet

Con una oferta de 75 millones de dólares, más intereses, y una extensión del plazo para aceptar la propuesta, Axel Kicillof espera encontrar con el amanecer de hoy una salida de la encerrona del vencimiento del bono BP21, cuyo pago pretende posponer hasta el 1° de mayo.

En un cambio de su estrategia, que hasta ayer solo incluía el pago de intereses, el gobernador bonaerense les hizo llegar a los bonistas la oferta de abonar el 30% del capital que la provincia debía cancelar el 26 de enero. En la tercera prórroga que otorga, esperará hasta las 6 de hoy para recibir las respuestas y llegar al 75% de aceptación que necesita para sacar a la provincia de la ruta hacia el default.

La nueva oferta se conoció a primera hora de ayer, antes de que expirara la segunda prórroga que había dado el gobierno bonaerense, originalmente prevista para las 13. “En virtud de la adhesión de un gran número de bonistas y de intercambios mantenidos con fondos institucionales que aún no han prestado su consentimiento, pero mostraron buena voluntad y entendimiento por la situación provincial, hemos modificado la propuesta para incluir en esta instancia el pago del 30% del vencimiento de capital involucrado cuya postergación se busca obtener”, informó el Ministerio de Hacienda y Finanzas de la provincia en un comunicado oficial publicado poco después de las 6.30 de ayer.

De aceptar, los bonistas cobrarán una parte del capital y la porción de intereses por el capital postergado hasta el 1° de mayo. En total, según la información oficial, la provincia desembolsaría unos 80 millones de dólares (solo por el capital debía abonar 250 millones de dólares el 26 de enero).

“Si el 75% del capital en circulación otorga su consentimiento, se pagarán, dentro del período de gracia que estipula la documentación de los bonos, el 30% del capital que vencía el 26 de enero -aproximadamente, US$75 millones- y, dentro de los cinco días hábiles de efectivizada la enmienda, los intereses que devengue el capital postergado al 1º de mayo -aproximadamente, US$5 millones-“, especificó el texto que difundió la cartera que conduce Pablo López. El período de gracia para pagar y evitar el default, que es de diez días después del vencimiento original del bono, finaliza mañana, 5 de febrero.

Kicillof hizo declaraciones radiales ayer y mostró un cauteloso optimismo, en un discurso que combinó un panorama de las respuestas de los bonistas y la crítica frontal contra la exgobernadora María Eugenia Vidal y el expresidente Mauricio Macri. “Ya hubo una aceptación de una cantidad importante [de bonistas], pero además en volumen, porque la propiedad de estos bonos está muy atomizada. Aproximadamente, entendemos que 200 bonistas o fondos aceptaron la propuesta, pero hoy [por ayer] se consiguió el apoyo del grupo más importante de bonistas organizados, aunque todavía quedan algunos fondos que tienen posiciones complicadas”, señaló el gobernador a El Destape.

Agregó que “para alcanzar la mayoría del 75%, que es muy exigente, en particular hay un fondo que no está de momento mostrando el mismo grado de adhesión”. Se trataría del fondo Fidelity, que tendría un 16,43% de las tenencias del bono.

El gobernador enfatizó que “se ha conseguido de los pequeños tenedores un apoyo que se pensaba que era muy difícil”.

Buena parte de sus mensajes estuvieron dedicados a Macri y a Vidal, a quienes culpó por la situación que hoy atraviesa la provincia con la deuda. “La política de endeudamiento del gobierno anterior generó infinidad de problemas. Entre otros, haber endeudado a la provincia y al país con tenedores de deuda en moneda extranjera. Este año, tenemos 2900 millones de dólares de deuda que vencen, y en los cuatro años, 8800 millones de dólares”, apuntó. “Ha cambiado totalmente la composición de la deuda de la provincia. Cuando Vidal asumió, 57% era en dólares, y cuando terminó, 82% era en dólares”, disparó.

El gobierno de Kicillof profundizó ayer su hermetismo. Más allá de las declaraciones del gobernador y del ministro de Hacienda y Finanzas, Pablo López, difundidas oficialmente, las fuentes consultadas por LA NACION evitaron dar información sobre cómo se gestó la nueva oferta, sobre la marcha de las negociaciones o el clima con el que se viven las horas de espera. “Hasta mañana [por hoy] no vamos a hacer ningún comentario”, sentenció una fuente del ministerio que conduce López.

Aunque le otorgó facilidades con los préstamos que la provincia tenía con la Anses, la Casa Rosada afirmó que no auxiliará a la provincia con su deuda externa, López remarcó en el comunicado que “este esfuerzo se hará con recursos provinciales, que son escasos”, y que “la provincia reafirma el compromiso de abordar el problema de deuda, en pos de recuperar la sostenibilidad, de forma rápida y ordenada”. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí