El Tesoro extendió hasta hoy el plazo para canjear el bono de US$1637 millones

0
429
El Gobierno buscará aprobar en sesiones extraordinarias las emergencias económica y sanitaria

Las ofertas deberán realizarse antes de las 13; ayer el AF20 cayó 6,31%; el Gobierno no especificó si el canje es voluntario

Por: Sofía Diamante

El resultado sobre el canje del bono AF20 que propuso el Ministerio de Economía deberá esperar un poco más, ya que la cartera que conduce Martín Guzmán decidió extender hasta hoy a las 13 el plazo para aceptar las propuestas. El vencimiento del capital del bono opera el próximo jueves 13 y es por US$1637 millones, aunque se paga en pesos.

“Dada la alta participación de tenedores extranjeros en el instrumento a canjear se estima necesaria y conveniente dicha extensión a efectos de subsanar inconvenientes operativos y de este modo permitir la participación de los oferentes en tiempo y forma”, señaló Economía en un comunicado, tras anunciar que el plazo que vencía ayer a las 15 se posponía para hoy.

Con la suma de los intereses, el dinero que debe desembolsar la Nación son $105.000 millones, que representan el 9% del la cantidad de dinero en circulación. El objetivo del Tesoro es “mejorar el perfil de vencimientos”, ya que con el canje postergaría el pago para 2021.

Solo el 20% de los bonos están en manos de organismos públicos. El 80% restante es de acreedores privados, de los cuales la mayoría son del exterior. El fondo de inversión Templeton, uno de los más importantes de Wall Street, es el que más tiene, con casi el 24%. Se trata de un inversor que, en promedio, administra activos por US$770.000 millones en todo el mundo.

El bono AF20, suscripto bajo ley argentina en dólares, paga el capital en pesos. Los bonistas, al ser la mayoría extranjeros, tendrán que buscar la manera de convertir esos pesos en dólares para sacarlos del país, una estrategia que podría incentivar a varios de ellos a aceptar alguno de los instrumentos ofrecidos, pensando que en 18 meses podría mejorar la situación.

Sin embargo, ayer la cotización del bono cayó 6,31% en el mercado. “Bajó porque los bonistas creen que lo que va a venir no es tan bueno como lo que hubiesen deseado”, explicó Sebastián Marill, economista de FinGuru.

Se trata de un bono que vence en nueve días y que los acreedores pensaban que iban a cobrar, dado que no se había hablado de renegociación previamente. Las alternativas que ofreció el Tesoro tampoco sedujeron a los bonistas.

Las opciones son: bonos del Tesoro en pesos, ajustable por CER (inflación) más 1%; bonos del Tesoro en pesos con tasa Badlar privada + 100 puntos básicos; bonos del Tesoro vinculados al dólar con tasa del 4%, y bonos del Tesoro en pesos a tasa de interés dual. Este último instrumento busca generar un punto de referencia sobre la inflación, ya que ofrece una tasa fija a 18 meses del 34% o pagar CER menos 1%, la que mejor rinda de las dos alternativas.

Según un estudio de la consultora 1816, que analizó cuál sería la quita de capital con cada opción, los papeles del canje valdrían entre 60 y 81% del valor actual del AF20. El más castigado sería el bono vinculado al dólar, mientras que la opción que incluye menos quita es el ajustado por inflación.

Los funcionarios indicaron que las ofertas son por adhesión, pero no precisaron qué pasará con los acreedores que rechacen el canje para cobrar ahora.

“Está bien lo que están haciendo, normalizar la mochila de la deuda, pero lo hacen de manera desprolija, con poco tiempo de aviso y en medio de un cronograma de reestructuración ajustado. En toda reestructuración tiene que haber un endulzante. En este caso no hay ninguno, especialmente cuando un bonista estaba contento porque la semana que viene iba a cobrar su dinero y 10 días antes el Gobierno ofrece un canje”, dice Marill, que señala que tal vez, el Tesoro ya ofreció este “endulzante” y tiene el guiño de gran parte de los bonistas de afuera.

El próximo martes 11, dos días antes de que venza el AF20, hay otro llamado a licitación, lo que podría significar una nueva opción para seducir a las acreedores que no entraron en el canje.

Hoy se sabrá si la postergación del plazo se debió realmente al gran interés por los nuevos instrumentos o porque el Gobierno necesita más tiempo. (La Nación)

Dejar una respuesta

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí